Los dispensarios de marihuana en EE.UU., un servicio de primera necesidad

Varios estados han decretado que los puntos de venta de cannabis pueden funcionar durante la cuarentena

Un hombre comprueba si un dispensario de marihuana de San Francisco está abierto durante la cuarentena
Un hombre comprueba si un dispensario de marihuana de San Francisco está abierto durante la cuarentena

Redacción

La ciudad estadounidense de San Francisco fue la primera de todo el país en reaccionar a la crisis del coronavirus establecendo la cuarentena. Lo hizo con las excepciones a las que ya estamos acostumbrados, permitiendo el funcionamiento de los servicios de primera necesidad. No obstante, escasas horas después de implementar el confinamiento, las autoridades locales tuvieron que dar marcha atrás en una de las restricciones. Al igual que los supermercados y las farmacias, los dispensarios de marihuana también pueden vender sus productos al ser considerados un negocio «esencial».

La reacción en cadena no se hizo de guardar y esta medida fue adoptada de igual manera en Los Ángeles, en el propio estado de Colorado y en el de Illonois, así como en una de las urbes más afectadas de todo EE.UU. por la pandemia, Nueva York. No obstante, el cannabis continúa siendo ilegal en el país norteamericano a nivel federal, pues los estados pueden despenalizar su uso con fines médicos y recreativos.

El cannabis es una medicina esencial para muchos residentes de San Francisco. Los dispensarios pueden seguir operando siempre y cuando mantengan las prácticas de distanciamiento social»

Con todo, las distintas autoridades -locales y estatales- están aludiendo a la importancia de su aplicación terapéutica para argumentar la decisión, mientras que eluden mencionar la finalidad lúdica. «El cannabis es una medicina esencial para muchos residentes de San Francisco. Los dispensarios pueden seguir operando siempre y cuando mantengan las prácticas de distanciamiento social y otras recomendaciones de salud pública», esgrimieron las autoridades de la ciudad californiana.

Entre los distintos beneficios citados para la defensa de la medida se focaliza el cierto consenso científico que existe en torno a la marihuana para el alivio del dolor, su capacidad para frenar las náuseas durante un tratamiento oncológico como la quimioterapia o su potencial para paliar la ansiedad, una de las grandes consecuencias que provoca el confinamiento en algunos segmentos de la población. La excepcionalidad también tiene su peso económico, para un sector del que se estima que emplea a una 240.000 personas en Estados Unidos.

Detención en un club de fumadores de España

La situación es muy distinta en España, donde los dispensarios de marihuana del mismo tipo que los de EE.UU. no están permitidos. En su lugar funciona el modelo de los clubes de fumadores y las asociaciones canábicas. En este sentido, agentes de la Policía Nacional detuvieron a dos personas en Murcia que se encontraban manteniendo reuniones en un establecimiento de esta clase. 

Se trata del propietario y el encargado de una asociación del barrio de Los Dolores, de 21 y 22 años, que fueron detenidos después de que las fuerzas del orden recibiesen un aviso vecino y  detectasen movimiento de personas en el local, así como un fuerte olor a marihuana, pese a las restricciones del estado de alarma. Además de ellos y por no respetar el confinamiento, fueron sancionados cuatro clientes que se encontraban dentro.

En el interior del inmueble hallaron un cultivo interior con 26 plantas de aproximadamente un metro de altura y un peso superior a los cuatro kilos. También se incautaron de 971 gramos de cogollos de distintas variedades almacenados en tarros, 148 gramos de hachís, tres básculas de precisión y un 900 euros en metálico. Se trata del segundo caso que la Policía Nacional de Murcia desmantela esta semana.

Los países donde se dispara la curva

manuel varela

Los casos se duplican en Francia, Estados Unidos y Alemania mientras el virus comienza a avanzar en Brasil

Hace solo diez días que Turquía presumía ante el mundo de su control sobre el coronavirus, con un solo positivo mientras su vecina Irán se sumía en una crisis que colapsaba su sistema sanitario por la eclosión del COVID-19. El número de casos supera ya los 1.800 en el país, engrosando un listado de 169 estados que han detectado, al menos, una persona infectada con el virus. La pandemia deja un mínimo de mil contagiados en 26 países, entre los que destacan China, Italia, España y Estados Unidos. Sin embargo, las curvas que muestran la evolución de los positivos tras detectarse el primer caso dejan crecimientos exponenciales en Alemania, Francia, Ecuador, Reino Unido o Portugal

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los dispensarios de marihuana en EE.UU., un servicio de primera necesidad