Los bonos sociales para alimentos, en marcha

Los beneficiarios del programa social del Concello ya pueden acudir a los supermercados adheridos


Santiago / La Voz

Los tiques especiales de compra (bonos) que el Concello ha habilitado para las familias más vulnerables ya están disponibles y desde ayer se puede acudir a los supermercados adheridos al programa. Con estos bonos, el Concello pretende asegurar el sustento alimenticio y la higiene personal durante el confinamiento domiciliario de quienes peor lo están pasando económicamente. Aunque esa ayuda ya se le estaba prestando en sus hogares, el bono permitirá que sean los propios beneficiarios quienes hagan su compra. Los vales son de 50 euros (semanal para familias de dos o más personas, y quincenal para las de una) y habrán de entregarse en los establecimientos a los que se acuda. Deberán solicitarse en el teléfono gratuito 010.

De momento se han sumado 26 supermercados: Hipercor, Eroski (Choupana y Teo y el Familia del Ensanche), Gadis (Concheiros, Vista Alegre, Meixonfrío, Montero Ríos, Fernando III, Doutor Teixeiro y Rúa Nova de Abaixo), la Plaza de Abastos, Carrefour As Cancelas, Alcampo, Dia (Concheiros, Vidán y Costa Vella), Froiz (Toural y Frei Rosendo Salvado), 24 H de Noche (Fernando III), Aquié (República Arxentina) y las tiendas de barrio Marisol (Pontepedriña), A Horta da Avoa (Carme de Abaixo), Frutas Sita y Alimentación Obdulia (ambas en Quiroga Palacios) y supermercado Taigón (avenida Castelao). En cuanto a las personas sin hogar, se les facilita la comida con cáterin.

Compra de 2.000 guantes y en espera de recibir 4.300 mascarillas 

El Ayuntamiento decidió ayer comprar 2.000 guantes mientras espera que mañana se le suministre una compra de 4.300 mascarillas (precisa más de mil a la semana) para la Policía Local, Bomberos y Protección Civil, esencialmente. El Concello dispone de material para 8 o 9 días, procedente de aportaciones privadas y adquirido por medios propios, porque no les ha llegado nada de ninguna Administración.

Los trajes de protección «non son do modelo recomendable de EPI, pero válennos», dice el alcalde, que reconoce que «todos nos movemos con enorme precariedade de medios». Raxoi precisa adquirir más, ante la incertidumbre de cuánto durará la situación. Y también ha pedido que se le suministre material a través de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los bonos sociales para alimentos, en marcha