El Colegio de Abogados activa su obra social para rescatar a letrados castigados por el COVID-19

La junta directiva de Vigo aplaza los cobros de sus cuotas previa solicitud pero no exime del pago, lo que parece una medida insuficiente a los juristas más jóvenes y a 50 veteranos


VIGO / LA VOZ

Los autónomos nunca descansan ni enferman, condición que también afecta a los abogados jóvenes de Vigo. Al haber empezado sus carreras profesionales recientemente carecen de una cartera diversificada de clientes y cubren el turno de oficio. Con el parón de la actividad judicial a causa del coronavirus, los ingresos se han desplomado. La junta directiva ha activado el presupuesto de su obra social para rescatar a los compañeros más castigados económicamente por la crisis sanitaria y el estado de alerta decretado por el coronavirus. Esos fondos son para atender las solicitudes de colegas que requieran un tratamiento especial pero si resultasen insuficientes, harían una ampliación de ayudas a cargo del capítulo de imprevistos. El colegio advierte que no va a caer en populismos y que la solidaridad llegará únicamente a quienes realmente la necesitan. En el 2018, movilizó 9.000 euros en ayuda social.

La portavoz de Avogados Novos, Ester Alonso, replica que las medidas son insuficientes. «El problema es que el colegio habla de establecer un fondo de ayudas pero no establece cuantías, como se adjudicarán, requisitos para pedirlas, tampoco establece la cuantía destinada a ese fondo de ayudas», afima.

Aunque el colegio ha tomado medidas, la agrupación Avogados Novos mantiene una batalla para que también les exima del pago de las cuotas colegiales, que suponen 29 euros al mes. 

La junta directiva del colegio acordó el día 23 suspender y aplazar los cobros de sus cuotas de marzo, previa solicitud, y luego cargarlos en la cuenta de abril o mayo, y girarlas a partir de junio, o dar la opción de abonarlos en plazos, pero los abogados jóvenes insistien en que sean exonerados de las cuotas colegiales, de las mútuas y de la seguridad social. Tienen en cuenta que muchos han tenido que cesar su actividad.

La Agrupación Avogados Novos dice que las medidas adoptadas por el colegio son «insuficientes e insolidarias» y recuerda la realidad de los pequeños y medianos despachos de abogados, pues el cese de la actividad judicial conllevará pérdidas económicas que «ya están sufriendo» los abogados más jóvenes al tener que afrontar todos los costes de mantenimiento de sus despachos y los gastos personales. Y piden al colegio que aclare la cuantía a percibir por la ayuda social.

Por su parte, la Xunta se ha comprometido a agilizar los pagos pendientes por el turno de oficio.

Medio centenar de letrados se suman a la polémica

El paquete de medidas de rescate institucional no ha satisfecho a muchos abogados de Vigo. Al menos, un grupo de 50 letrados pide más contundencia para eximir durante dos meses de las cuotas colegiales, de mutuas y seguridad social, sin tener que reintegrarlas después.

Se trata de 50 abogados de todas las edades que no forman parte de Avogados Novos de Vigo pero que apoyan estas reivindicaciones, considerando las medidas adoptadas por el Colegio de Abogados «totalmente ajenas a realidad de su colegiados, insuficientes y poco transparentes, no se concretan cuantías, requisitos de acceso a aplazamiento de las cuotas o ayudas, además consideran que hay partidas presupuestarias que no están relacionadas con la actividad fundamental de los Colegios que se podrían reducir en aras de exonerar a los colegiados del pago de sus cuotas». Recalcan que «la Abogacía necesita que los colegios de abogados lo sean para sus colegiados y no en contra de ellos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Colegio de Abogados activa su obra social para rescatar a letrados castigados por el COVID-19