Fernando Simón: «Posiblemente ya estemos en el pico o yendo hacia abajo»

SOCIEDAD

El director de Emergencias advierte que ahora «se traslada la presión al sistema sanitario»

25 mar 2020 . Actualizado a las 18:41 h.

El director del Centro de Emergencias y Alertas Sanitarias, Fernando Simón, después de dar los datos de la incidencia del coronavirus en las últimas 24 horas, que vuelven a ser muy negros, con 3.166 muertos y 47.610 contagios detectados en total, hizo un análisis que invita al optimismo, pero también a tener más en cuenta otros factores. En términos muy resumidos, se percibe que la pandemia ha alcanzado ya o la hará en breve el pico de contagios, pero ahora viene lo peor, que es el traslado de esa presión de casos al sistema sanitario y particularmente a los hospitales y las ucis.

«Lo cierto es que se ha producido ese control de los contactos de riesgo de manera importante y esto nos lleva hacia un suavizado de la curva en la que, posiblemente, ya estemos en el pico o yendo hacia abajo», interpreta Simón, que sin embargo destaca: «Una vez conseguido esto nos quedan algunos aspectos que tenemos que valorar. Todavía tenemos que entender que el riesgo no está solamente fuera, que si una persona dentro de nuestras casas inicia síntomas, tiene, obviamente, que separarse del resto de la unidad familiar. Tiene que tratar de hacerse un aislamiento interno dentro de una sola habitación y seguir las instrucciones. No sirve de mucho evitar la movilidad interna y luego facilitar el intercambio del virus dentro de las propias familias. Hay que tener cuidado desde ese punto de vista y creo que es uno de los mensajes que tenemos que ir recalcando en los próximos días».

Una vez llegado a este punto, conviene fijarse en otros aspectos. «El pico ya va dejando progresivamente de ser tan importante y ahora tenemos que empezar a pensar en el impacto sobre la actividad asistencial. Tenemos que pensar más en la evolución de los hospitalizados, de los que están en las ucis y, desgraciadamente, en los fallecidos. Pero tenemos que pensar también en los que se están recuperando», apunta.