Un positivo en Castro Caldelas y dos en la residencia de O Barco, entre los 186 casos de coronavirus en Ourense

En la residencia Nuestra Señora de Fátima se ha efectuado la prueba a todos los usuarios y trabajadores que presentan síntomas

En la residencia de O Barco hay 40 casos positivos
En la residencia de O Barco hay 40 casos positivos

Ourense / la Voz

El goteo de casos activos por coronavirus en la provincia de Ourense se eleva este miércoles 25 hasta los 186, según los últimos datos ofrecidos por el Sergas. De todos ellos, 139 siguen en régimen de aislamiento domiciliario y hay 47 ingresados: 41 de ellos, en el CHUO —con 36 en planta y 5 en la UCI—, cuatro ingresados en planta en el hospital comarcal de O Barco de Valdeorras y otro que se encuentra en la misma situación en el hospital de Verín. A mayores, hay otro paciente en la UCI del Cosaga.

Se contabilizan dos altas hasta ahora y también tres fallecidos, el último de ellos este martes en el CHUO. Era un hombre de 90 años que estaba ingresado en el centro sanitario y que padecía patologías previas.

Entre los contagiados contabilizados por el Sergas hay una persona natural de Castro Caldelas que está ingresada en el CHUO, lo que amplía todavía más el mapa de los ayuntamientos en los que se ha detectado ya la presencia de coronavirus.

Dos infectados en la residencia de O Barco

En la residencia Nuestra Señora de Fátima de O Barco de Valdeorras hay dos casos. Una de las personas, el primer positivo, es una mujer que está ingresada en el comarcal de Valdeorras desde hace unos días; mientras que el segundo positivo es una persona que sigue en el centro, aunque está aislada. Y así seguirá hasta que se cure. «No tenemos orden de que vayan a venir a buscarle» para trasladarle a la residencia de Molgas habilitada por la Xunta para los casos positivos, explica la directora Carmen Rodríguez. Al menos, de momento no tienen noticias en ese sentido.

Además, desde el Sergas le han hecho la prueba a todos los residentes (un total de 99) que presentan síntomas, y lo mismo entre el personal (formado por 2 enfermeras y 30 cuidadoras, además de fisioterapeuta, educadora social o psicóloga). En la residencia están aplicando los protocolos de seguridad para tratar de evitar contagios. «Hemos reforzado los servicios de higiene y también el aislamiento», señala. Se han separado a los residentes que compartían habitación, y aunque siguen bajando al comedor, los mayores deben comer cada uno en una mesa. Es una situación dura, señala Rodríguez. «Estar separados es duro para ellos, necesitan el contacto con los demás; lo están notando mucho», explica la directora de Nuestra Señora de Fátima. Pero no hay alternativa para tratar de prevenir contagios hay que buscar que compartan lo menos posible el mismo espacio.

Desde el Concello, el alcalde, Alfredo García, cuenta que han pedido al Subdelegado del Gobierno que envíe a la Unidad Militar de Emergencias para realizar labores de desinfección en la residencia (que en principio harán con personal propio de Nuestra Señora de Fátima). Además, desde el consistorio han remitido cajas de guantes y gel hidroalcohólico, que se había adquirido para la realización de un curso de atención sociosanitaria.

Control en Verín y Xinzo, con algún «rebelde»

Elvira Lama, alcaldesa de Xinzo de Limia por el PSOE, indica que, por ahora «la gente está tranquila y recluida en sus casas, porque estamos yendo con la Policía Local y Protección Civil con la megafonía por los pueblos». Hasta el momento, el único positivo en la comarca, el de una anciana de 90 años vecina de la aldea de Fiestres, derivó en su fallecimiento. Por ahora, según añade Lama, no les consta ningún caso más.

En la noche del martes, la sección de Tráfico de la Guardia Civil circuló por el entorno de la N-525 con las luces y los altavoces para recordar a los vecinos la importancia de no salir de sus casas. «Y siempre hay algún rebelde, porque me informó el jefe de la Policía Local en la comisión de seguimiento de seguridad de que se habían aplicado las primeras denuncias, por gente que se mueve con su coche por la zona sin un argumento sólido para hacerlo», dice Lama. Mientras, la afluencia a farmacias, supermercados y estancos ya es menor que en los primeros días.

Por otro lado, y a petición de la Subdelegación de Gobierno, se han habilitado habitaciones del Hotel Orly,  en Xinzo, para alojar a los trabajadores foráneos del AVE que están destinados en la zona. Por ahora, las obras no se han detenido.

En Verín, poca gente por las calles

Gerardo Seoane, alcalde de Verín por el PSOE, sigue confinado en su casa. «E no concello non hai xente tampouco. Nas calles non hai ninguén, diante da farmacia e no supermercado tampouco había moita... Todo o mundo sabe de sobra o que é necesario facer, e nas aldeas teñen coñecemento de que só hai que comprar e marchar para casa», dice.

 Dos positivos en Beade tras viajar al Levante

En el municipio de Beade se han registrado dos positivos por coronavirus. Se trata de dos mujeres que viajaron al Levante dentro de los programas del Imserso. Una de las infectadas está siguiendo la cuarentena en casa y la otras fue trasladada al CHUO por figurar, con más de 70 años, entre el colectivo de riesgo. El hijo de esta última, que vive en A Coruña y es funcionario en la prisión de Teixeiro, también ha dado positivo y está en cuarentena. Desde el Concello de Beade se ha emitido un bando en el que el regidor municipal, Senén Pousa Soto, insta a los vecinos a extremar las precauciones y a acudir con protección a la tienda de alimentación y a otros espacios públicos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un positivo en Castro Caldelas y dos en la residencia de O Barco, entre los 186 casos de coronavirus en Ourense