Los horticultores acusan ya el efecto del cierre de mercados y empresas

Algún productor palía la menor venta a tiendas con la subida de pedidos a domicilio


FERROL / LA VOZ

El estado de alarma ha coincidido con la época de plantación de las verduras y las hortalizas que se recolectan en verano, un período de escasa producción en muchos casos. Esto ha mitigado el impacto del cierre de mercados, negocios de hostelería, centros educativos o empresas a las que abastecen productores de la comarca. Pero los horticultores acusan ya el efecto de las medidas adoptadas para frenar la expansión del coronavirus y, sobre todo, la incertidumbre sobre su duración.

Bárbara Rivera, responsable de la marca ecológica Agronuquel, en el municipio de Neda, con 3.500 metros cuadrados de invernaderos y cultivos también al aire libre, figura entre las perjudicadas: «La mayoría de mis clientes han cerrado, colegios, escuelas infantiles, el comedor de Inditex, la hostelería... Estaba trabajando con una programación y ahora no sé qué voy a hacer con el excedente. Me quedan algunas tiendas pequeñas y la venta directa a las casas».

El parón forzoso le llega justo después de una importante inversión para ampliar los invernaderos y «con todo el gasto de la planta de verano». «Si no tengo ventas, de dónde lo quito -se pregunta-, porque en esto poco colchón puedes tener».

«Fastidian sempre aos pequenos»

Cynthia Arias, de la huerta ecológica A Leira, en O Aparral (As Pontes), se queja del cierre de los mercados, que no comprende. «Péchanos, cando onde hai aglomeracións é nos supermercados; para comprar no mercado pódese gardar a distancia igual que na panadería, e o produto só pasou polas túas mans, porque non hai intermediarios», esgrime. «Fastidian sempre aos máis pequenos; moito promocionar o rural e os produtos de proximidade e quilómetro cero e quítannos esta vía de venda», protesta. En su caso, con una red de clientes para venta a domicilio, el perjuicio es menor que en otros, dependientes de los ingresos del día del mercado para cubrir la semana. «Menos mal que non é a época de maior produción», razona.

Para Quique Fojón, al frente de una plantación ecológica en Couzadoiro (Ortigueira), el estado de alarma, de momento, no ha supuesto un grave perjuicio. «Cadrou ben, na época na que non ía ir ao mercado e xa me ía centrar no traballo na leira, ao pé da casa. Son os dous únicos meses do ano que non teño produción, porque é cando traballo para a campaña do verán», explica.

Fojón teme el impacto económico del COVID-19: «Penso que se notarán máis as consecuencias despois, no verán, porque vai haber un descenso do consumo, vai vir menos xente de fóra e a hostalería vai demandar menos produto... Todo depende de canto dure a corentena».

La empresa ferrolana Covas Vexetal tampoco se ha resentido por el efecto del confinamiento y el cierre de negocios. «Ha disminuido la venta a fruterías, pero se ha incrementado el envío a domicilio, ya que la gente no sale a comprar y prefiere pedirlo», indica Ángela del Río, encargada del reparto directo en Ferrol, Narón y Fene. También han crecido los encargos de otras zonas de Galicia y de fuera, que canaliza a través de una firma de transporte. «Hasta ahora, lo que perdemos por un lado lo vamos compensando por otro», resume.

Parón de la demanda de flor

La ortegana Maribel Lorenzo cultiva flor en sus invernaderos de Loiba. «As miñas colleitas son bianuais ou trianuais. Sorte que me colleu arrincando para volver plantar, se non sería unha ruína», señala. Al no tratarse de un producto de primera necesidad, este mercado se ha parado en seco. «Non hai demanda ningunha, as florerías están pechadas, os enterros fanse sen flores, a parálise é total e absoluta», constata.

Las flores que había comprado, al margen de su producción, permanecen en la cámara: «Nin campaña do Día do Pai nin de Semana Senta, van ser dous meses sen ingresos. Hai que saber que opcións dá o Estado para os autónomos do réxime agrario».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los horticultores acusan ya el efecto del cierre de mercados y empresas