Empresas y vecinos de Silleda se vuelcan en la donación de material para la crisis

Una firma entregó casi 1.000 litros de gel desinfectante y una máquina sulfatadora que se dedicará a la limpieza de las calles


lalín / la voz

Los gestos altruistas nacen por doquier y crecen de forma exponencial según se agrava el impacto de la pandemia. En el caso de Silleda desde el Concello se agradecía ayer la avalancha de solidaridad que está recibiendo de vecinos, comercios y empresas. Una firma que fabrica gel desinfectante acaba de contribuir con casi mil litros, una partida importante que será empleada en la limpieza de las calles, vehículos y espacios públicos. Además, a ese material se suma una máquina sulfatadora que se enganchará a un remolque del parque de vehículos municipal, que fue donado a su vez por una empresa de maquinaria agrícola silledense.

Otras firmas entregaron al Concello silledense distinto material para la protección de los trabajadores, además de conseguirse suministros para completar la fabricación de máscaras que están elaborándose por empresas locales dedicadas a la impresión en 3D. El regidor, Manuel Cuíña, destacaba ayer que «practicamente todo o que temos é grazas á doación dos silledenses», considerando que «unha vez máis o noso pobo está a demostrar unha inmensa solidariedade e xenerosidade, algo polo que nos debemos sentir moi orgullosos».

Mensajes de particulares

Desde el gobierno silledense apuntaron además que hay un constante goteo de llamadas y mensajes de personas que de forma voluntaria se ofrecen para el reparto de alimentos, hacer la compra a quienes lo precisen o a confeccionar mascarillas protectoras. A todos ellos Cuíña les agradece su generosidad en un momento tan difícil, reconociendo el esfuerzo y el «enorme sacrificio que está facer o pobo con esta corentena».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Empresas y vecinos de Silleda se vuelcan en la donación de material para la crisis