«No hay que confundir el aburrimiento con el hambre»

La Sociedad Española de Obesidad alerta para no ganar kilos en de más y que perjudiquen la salud


Santiago

Planificar los menús; seguir una dieta equilibrada, con al menos dos raciones de verduras y hortalizas cada día; elegir pescado o carnes blancas para el segundo plato; fruta como postre recomendado; consumir productos lácteos en opción desnatada o semidesnatada; y «no hay que confundir el aburrimiento con el hambre, evita el picoteo»: estos son algunos consejos de un decálogo difundido por la Sociedad Española de Obesidad (Seedo) para la situación actual.

El confinamiento, destaca, «provoca una falta de actividad cotidiana y falta de ejercicio, aburrimiento, ansiedad y comida accesible. Es necesario, en esta situación por nuestra salud, un plan estructurado de orden de comidas, menús saludables y ejercicio físico». El objetivo debe ser «evitar que estos días acaben convertidos en varios kilos de más con un perjuicio importante para la salud». Entre lo que debe evitarse «en lo posible» indica los alimentos procesados, dulces, bollería industrial y semejantes. Insiste en evitar la compra de «alimentos tipo snack», para así no consumirlos.

Considera que pueden aprovecharse los días de reclusión forzosa para promocionar buenos hábitos para toda la familia. Entre ellos destaca el preparar menús variados y con raciones pequeñas para las comidas. Aconseja los cereales integrales para el almuerzo y enfatiza que «la pasta (arroz, espaguetis, macarrones, etc.) es un buen aliado para preparar platos saludables y deliciosos. También hay muchas opciones para consumir pan integral en lugar de pan con harinas refinadas o blanco».

Recomienda igualmente consumir legumbres «al menos 3 veces por semana como plato principal o acompañamiento». Y utilizar «métodos de cocción saludables, como plancha, vapor, hervido, horno, con aceite de oliva extra virgen como grasa principal». Indica el agua como «bebida prioritaria».

Esta sociedad científica, que integra a especialistas de varias disciplinas, insiste en que la obesidad «va aparejada a otros problemas de salud como la diabetes, la enfermedad cardiovascular o el cáncer entre otros».

Una ocasión para cocinar y hacer ejercicio en familia

La Sociedad Española de Obesidad considera que el confinamiento «puede ser una buena oportunidad» para cocinar en familia, y que padres y madres enseñen a sus hijos «a cocinar platos saludables».

Recomienda asimismo mantener «al menos una hora de actividad física cada día». Y resalta que «la actividad en familia, ejercicios adaptados a niños de diferentes edades o a adultos también de edades distintas, es un buen ejercicio no solo físico sino también mental».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«No hay que confundir el aburrimiento con el hambre»