Una residencia de A Coruña aísla a 74 mayores tras registrar 9 positivos

El director del centro Portazgo ha decidido aplicar medidas más restrictivas que las recomendadas por el ministerio, y condiciona la evolución al impacto del virus en la plantilla

;
Personal de la Residencia de Mayores Portazgo pide a los familiares que se queden en casa a ritmo de cumbia Con el lema «Nosotros los cuidamos por ti», las trabajadoras del centro han grabado este vídeo para animar y concienciar a los usuarios de la importancia de quedarse en sus hogares

A Coruña / La Voz

Nueve internos de una residencia de ancianos de A Coruña han dado positivo en coronavirus y han movido a la dirección a confinar en sus habitaciones a los 74 residentes. El ingreso hospitalario de una persona con síntomas que en principio no hacían sospechar un contagio desembocó sin embargo en el primer caso confirmado de COVID-19 en las instalaciones de O Portazgo el sábado pasado. «Nos lo comunicó la familia. Automáticamente llamamos a Saúde Pública y en una hora estaban aquí», explica Miguel Vilas, director del centro.

Ayer lunes fueron llegando a cuentagotas los resultados de las pruebas realizadas a diez personas. Ocho dieron positivo y Vilas decidió aislar a todos. «El ministerio recomienda establecer cuatro grupos: contagiados, con síntomas, sin síntomas pero que hayan tenido contacto con un infectado, y por último, el de los que ni tienen síntomas ni han tenido contacto. Nosotros partimos de que todos podíamos estar infectados», explica. 

La residencia mayores Portazgo, que en los primeros días de la crisis saltó a las redes por un vídeo del personal bailando para pedir a las familias que renunciasen a las visitas, funciona con criterios de sociabilidad máxima para sus internos, de los que dos tercios sufren deterioro cognitivo. «Recibimos más de 80 visitas diarias, hay domingos de 150. Esto es la feria de Paiosaco todos los días. Otras residencias están más sectorizadas, y no es ni mejor ni peor. Nosotros tenemos salas enormes donde se hace la vida en común, como en un pueblo, para que precisamente los internos no estén recluidos en sus habitaciones», añade el director, que está a la espera de las directrices de la Xunta para decidir cuándo deben trasladar a un enfermo al hospital. «Hay gente más conservadora y otros menos. Yo siempre fui partidario de no ingresarlos si no es absolutamente necesario porque la experiencia me dice que cuanto menos estén en el hospital, mejor».

Miguel Vilas, que insiste en su empeño de informar de la situación con absoluta transparencia, condiciona su evolución al impacto del virus en los 43 trabajadores de la plantilla. «Hay bajas. De 28 auxiliares 12 tienen síntomas. Lo que necesitamos ahora es suerte», dice a la vez que muestra su agradecimiento a un empresario de Lalín que les facilitó una partida de mascarillas. «Sin conocerme de nada, solo después de hacerme una entrevista para descartar que íbamos a especular con ellas, las trajo personalmente a A Coruña y no las quiso cobrar», explica. Otra partida la obtuvieron en Portugal, «a precios disparatados» y a través de los proveedores habituales.

La Xunta habilita dos residencias para atender a mayores con COVID-19

Maite Rodríguez
;
Traslado afectados residencia Celanova Los mayores fueron trasladados a Baños de Molgas

La Administración autonómica asume la tutela de los geriátricos privados durante la crisis sanitaria

Las residencias privadas de ancianos y de mayores dependientes pasan a ser tuteladas por la Xunta y estarán sometidas al seguimiento de las autoridades sanitarias. La Administración autonómica ha decidido, además, habilitar dos residencias integradas en las que acoger a los mayores que estén contagiados con coronavirus. Así lo anunció el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, en una comparecencia telemática ante los medios. Se trata de «concentrar el riesgo», a la vez que dar un «cuidado más directo» por parte de los servicios sanitarios. 

Los usuarios que hayan dado positivo en COVID-19 de las provincias de Ourense y Pontevedra podrán ser trasladados a la residencia Nuevo Centro, una instalación nueva que pertenece a la Fundación San Rosendo ubicada en lo que fue colegio de Os Milagros, en el concello ourensano de Baños de Molgas. La medida se tomó a lo largo de la jornada del martes ante la emergencia ocurrida en la residencia de ancianos San Carlos de Celanova, que registró 25 positivos desde el jueves pasado, once ellos entre el personal, lo que comprometió seriamente la atención de los 54 residentes del centro. La UME desinfectó el centro el lunes.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Una residencia de A Coruña aísla a 74 mayores tras registrar 9 positivos