Lucas, el segundo gallego que nace sano de una madre con COVID-19

El personal del Cunqueiro lleva fotos a su madre, que no lo puede coger en brazos

Un bebé prematuro en una incubadora, en una imagen de archivo
Un bebé prematuro en una incubadora, en una imagen de archivo

Vigo / la voz

Poco a poco se van sumando casos. Lucas es el segundo niño que nace en Galicia libre de coronavirus de una madre que sí padece el COVID-19. Vino al mundo el 19 de marzo, el día del padre, y su sorpresiva llegada fue un regalo para su familia, muy preocupada por el positivo que su madre, Marta, había dado pocos días antes. Lucas nació en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, el mismo lugar donde dos jornadas antes vio la luz Fabio, el primer gallego nacido de una madre infectada.

De momento, las dos madres conocen a sus hijos por fotos, explican fuentes del hospital. Ellas están ingresadas en régimen de aislamiento, porque todavía deben superar la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus. Evolucionan bien, pero a la dolencia se suma la cesárea, que no deja de ser una intervención quirúrgica y, como tal, requiere de una recuperación pausada.

El personal saca fotos de los niños prácticamente a diario y se las hace llegar a las madres a las habitaciones donde están aisladas. Ellas no pueden mantener ningún contacto con los niños, porque los dos se encuentran en la unidad de neonatología, adonde no puede acceder ninguna persona en sus condiciones.

Tal vez esto sea lo más duro del nacimiento de estos niños. Sus madres todavía no han podido cogerlos en brazos. Además, al menos uno de los padres también está aislado.

Si Fabio nació avanzada la semana 35 de embarazo -que en condiciones normales dura 40-, Lucas llegó en la 36. En ambos casos, el alumbramiento se produjo por cesárea. Las madres ingresaron unos días antes y, ante el riesgo de un posible agravamiento en el estado de salud de la mujer y como la gestación ya estaba muy avanzada, los obstetras optaron por la cesárea.

A los niños se los considera prematuros tardíos y la condición de salud de la madre no complica en nada su evolución clínica. Los neonatólogos atienden varias decenas de estos casos cada año, por lo que no revisten complicaciones especiales. Los dos niños tienen un peso que se considera bueno, por encima de los dos kilos y medio.

Los dos casos de Vigo confirman los pocos datos que se han ido publicando hasta ahora en estudios científicos internacionales, que demuestran que no han nacido niños contagiados del coronavirus. Todos los que nacen están libres de infección porque no existe transmisión vertical, intrauterina, de madre a hijo.

Los médicos empiezan a plantearse ya con cierta tranquilidad estos casos. Fuentes del hospital reconocen que en el nacimiento de Fabio existía inquietud. Aunque los estudios decían que no había transmisión vertical, se habían hecho en muy pocas mujeres y el suyo era el primer caso. Pero los protocolos están desarrollados y los profesionales tienen que extremar su propia protección para evitar contagiarse.

No tardarán en llegar más gallegos sanos de mujeres enfermas. Ellos son la mejor noticia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Lucas, el segundo gallego que nace sano de una madre con COVID-19