Temor a que el confinamiento eleve el riesgo para 3.500 gallegas amenazadas

El Gobierno refuerza el seguimiento a las víctimas de violencia machista para evitar el aumento de las agresiones


Redacción / La Voz

Una de las principales preocupaciones de las autoridades en estos días es la situación en la que se encuentran miles de mujeres que viven bajo la amenaza de la violencia machista. Guardia Civil y Policía Nacional han reforzado el contacto con las posibles víctimas para saber cuál es su estado en todo momento ya que el confinamiento en el domicilio incrementa los riesgos para las que conviven con el maltratador y para las que, aunque no conviven, sí están amenazadas de otra forma, como por ejemplo con llamadas telefónicas o mensajes. En Galicia hay más de 3.500 casos activos por violencia machista en diferentes niveles de riesgo.

Esos casos corresponden a mujeres que ya se encuentran bajo protección policial, que va desde el control telefónico a la custodia casi permanente en los niveles alto y extremo. Estas mujeres están en la actualidad bajo amenaza de agresión por parte de sus parejas y se les realiza un seguimiento integral mediante el servicio Viogen de atención a las víctimas. Pero hay muchas más mujeres que han sufrido o sufren episodios de violencia machista. El año pasado se presentaron en Galicia más de seis mil denuncias contra agresores y se concedieron más de dos mil órdenes de protección por parte de los jueces.

Mucha preocupación

Muchos delitos, en especial los de robo, han caído espectacularmente desde que empezó el estado de alarma, pero hay mucha preocupación con los casos de violencia machista. Así lo expresaron este martes los mandos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional en la rueda de prensa en la Moncloa. Explicaron que ambos cuerpos de seguridad dedican agentes especializados a la vigilancia de esos casos, y se ha habilitado un plan de contingencia para responder adecuadamente a los riesgos derivados del confinamiento en domicilios y del cierre de puestos de trabajo, como explicó el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, al término de la reunión diaria del Centro de Coordinación Policial. Entre las principales medidas aprobadas se han declarado como esenciales todos los servicios de asistencia integral a las víctimas.

Esto implica el mantenimiento de los dispositivos de información 24 horas, la respuesta de emergencia y acogida a las víctimas en situación de riesgo, el funcionamiento de los centros de emergencia, acogida, pisos tutelados y alojamientos seguros para víctimas y la asistencia psicológica, jurídica y social a las mujeres a través del teléfono o por medio de otros sistemas de comunicación.

El Gobierno teme que la situación de confinamiento y el cese de la actividad laboral en muchas empresas pueda aumentar los riesgos de que se produzcan episodios de violencia machista. Incluso, las víctimas pueden ver dificultado su acceso a la protección policial y judicial, por lo además del teléfono 016, que sigue funcionando con normalidad, desde el Gobierno se ha habilitado un servicio de apoyo psicológico a las víctimas mediante un sistema de mensajería por WhatsApp, y de asesoramiento jurídico en horario de 8 a 22 horas. El contacto se establece a través de los números 682916136 y 682508507.

AlertCops, la alerta desde el móvil

El Gobierno recomienda a los ciudadanos, y especialmente a las víctimas de violencia machista, la descarga de AlertCops. Se trata de una aplicación para móviles desde la que se puede enviar una alerta que se recibirá de manera instantánea en los servicios de atención de las fuerzas de seguridad del Estado. La aplicación tiene un sistema de geolocalización con lo que la atención es prácticamente inmediata en caso necesario con solo pulsar una tecla de la aplicación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Temor a que el confinamiento eleve el riesgo para 3.500 gallegas amenazadas