Rañeir@s pide a Mar la suspensión de los planes de marisqueo para que el sector pueda percibir un subsidio

La asociación ya acordó suspender la actividad en Os Lombos, O Bohído y Cabío


vilagarcía / la voz

La asociación Rañeir@s Ría de Arousa ha solicitado a la Consellería do Mar, a través de una carta dirigida a Rosa Quintana, que decrete la suspensión de los planes de marisqueo de toda Galicia. En el contexto actual, esa es la única medida, dice la asociación, que garantiza y salvaguarda los intereses de un sector que se encuentra, en estos momentos, en un callejón sin salida. Entre tanto, la asociación envió ya una circular a sus socios por la cual informa que suspende la actividad en Os Lombos, Cabío y O Bohído.

Rañeir@s plantea una doble argumentación. Por un lado, la entidad que aglutina a varias cofradías arousanas señala que la Xunta ha hecho una serie de recomendaciones para prevenir el contagio y la expansión del virus que son incompatibles con la realidad del marisqueo en las playas, en los puntos de control y en las lonjas. Por otra parte, el marisco no es un producto de primera necesidad. Así lo ha demostrado el mercado, que está bloqueado, lo que hace que ir a trabajar pierda todo el sendido que puediese tener dadas las circunstancias. 

De ese cierre total de los mercdos pueden dar testimonio las depuradoras de marisco, que se encuentran con sus canales de distribucióin totalmente cerrados, sin opción a colocar el marisco con el que habían llenado sus piscinas a la espera de Semana Santa. Roberto Fariña, presidente de Agade, recuerda que con la hostelería cerrada y el 95 % de la distribución a los mercados centrales parada, el flujo del marisco se ha detenido. «La gente, lo que busca en momentos como este, son alimentos más básicos. Nadie piensa en comerse unas almejas o un bogavante», reflexiona Fariña.

Las empresas de la depuración han visto como su actividad cae a un 6 %, mientras que los costes de producción son los mismos. A todo eso hay que añadir otro problema: la falta de liquidez. Los depuradores se sienten con las manos atadas. Al ser consideradas empresas del ámbito de la alimentación, deben seguir trabajando, pero «eso no tiene sentido», según explicaba Fariña. En ese sentido, se solidarizaba con la posición de las mariscadoras y de las cofradías. Desde el sector de las depuradoras, que integra a unas ochenta empresas y que mueve unos 200 millones de kilos de marisco al año, se insta al Gobierno a que se faciliten fondos para la paralización de la actividad, líneas de avales, y modificaciones laborales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Rañeir@s pide a Mar la suspensión de los planes de marisqueo para que el sector pueda percibir un subsidio