Ya son once los ancianos contagiados de coronavirus en la residencia de Barreiro

El centro tiene 150 mayores y dos trabajadores han dado positivo; extreman las medidas para que el virus no se extienda

;
Personal sanitario del 061 traslada en ambulancia al hospital Álvaro Cunqueiro a un posible caso de coronavirus de la residencia para mayores Barreiro Personal sanitario del 061 traslada en ambulancia al hospital Álvaro Cunqueiro a un posible caso de coronavirus de la residencia para mayores Barreiro

Vigo

La residencia de mayores de Barreiro (Vigo), gestionada por Domusvi, ya registra trece personas con el nuevo coronavirus, once residentes y dos trabajadores. Un portavoz de la Consellería de Política Social confirma los datos. De los ancianos, tres están en el Hospital Álvaro Cunqueiro y otros ocho han sido derivados al Hospital Vithas Fátima. La residencia tiene 150 internos. 

La mayoría de los ancianos no se han quedado ingresados en ese centro hospitalario, aseguran fuentes sanitarias, sino que se les ha decretado el aislamiento domiciliario, que puede ser en casa de sus familias o en la propia residencia. 

Fuentes de los familiares explican que dentro de la residencia también se ha aislado a un grupo de residentes en un ala porque tienen síntomas compatibles con la enfermedad. Se han hecho pruebas del COVID-19 a más internos y las familias creen que va a haber más positivos. La Policía Local ha acudido con una brigada de desinfección.

Fuentes oficiales de la empresa Domusvi no confirman los datos y remiten a la Consellería de Política Social. Lo que explica un portavoz de la empresa es que para las cuarentenas de residentes se están siguiendo los protocolos establecidos por las autoridades. «Se han reforzado las medidas de prevención y también de protección del personal y de los residentes», explica. Además, se ha establecido un sistema de videollamadas para que las personas que viven en la residencia puedan estar en contacto con sus familias, que desde el domingo pasado tienen prohibidas las visitas, igual que ocurre en toda Galicia. En este, se ha dado prioridad a las personas en cuarentena.

El presidente de la Asociación de Familiares de la Residencia Barreiro y de la federación REDE, Paulino Campos, indica que a todos los ancianos que permanecen en la residencia se les ha metido en sus habitaciones «con la intención de que no salgan, pero en algunos casos no es fácil». Llevan así desde el sábado.

El brote comenzó con dos positivos el viernes. Ese día, también se le hicieron las pruebas al médico de la residencia, que tenía síntomas de infección respiratoria, y Política Social llegó a confirmar que estaba infectado. Pero los resultados fueron negativos. El BOE publicó el sábado una orden que establece que el personal sanitario de las residencias en contacto con infectados tiene que seguir trabajando sin guardar cuarentena si las pruebas son negativas, aunque hasta ahora los aislamientos preventivos eran de catorce días. Así que el médico ha vuelto.

Pero la situación se ha complicado. Un grupo de ancianos fueron derivados el sábado a Fátima, donde quedaron ingresados en aislamiento a la espera de los test microbiológicos, cuyos resultados ha confirmado la Xunta.

De momento no se han hecho pruebas a todos los residentes de Barreiro, aunque fuentes sanitarias confirman que la intención es esa. 

Centro de discapacitados de Chapela

Además, en el centro de atención a discapacitados de Chapela (Redondela) se ha confirmado un positivo por el nuevo coronavirus, según ha advertido la CIG en un comunicado. El sindicato reclama equipos de protección porque, dice, los profesionales están trabajando sin él. «Todo este tempo estivemos a traballar sen material de protección, porque o pouco que había gardábase para cando se detectase un caso de COVID-19, e o que hai agora vai dar para pouco tempo», asegura un delegado de la CIG.

Algunos delegados plantearon a la dirección del centro que los dejase confinados con los mayores, por miedo a contagiarse y llevar el virus a sus familias. Finalmente, seguirán aislamiento domiciliario y, si tienen síntomas, les harán la prueba del SARS-CoV-2.

La UME se desplaza a la residencia de Celanova, muy afectada por los contagios

La Voz
La Policia Local, a las puertas de la residencia San Carlos de Celanova
La Policia Local, a las puertas de la residencia San Carlos de Celanova

Los militares estarán este lunes en las instalaciones para colaborar en tareas de desinfección y control. El centro está siendo atendido solo por cuatro trabajadores ya que la mayoría de la plantilla está en cuarentena.

Efectivos de la Unidad Militar de Emergencia estarán desde la mañana de hoy lunes en Celanova para hacerse cargo de manera provisional de la situación de la residencia San Carlos, en la que ayer domingo se confirmaron ya 25 contagios. Un equipo formado por al menos seis personas se desplaza desde su base en León para llegar este mediodía a Celanova y comenzar las tareas de desinfección. Es una de las misiones que la UME tiene asignadas para esta jornada en Galicia y, al terminarla, se replegarán a su base, explicaron fuentes del departamento de relaciones institucionales de la unidad.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Ya son once los ancianos contagiados de coronavirus en la residencia de Barreiro