El humor en confinamiento: del astronauta que pide espacio, al brindis por San Patricio

Miguel Villarmea echa mano de sus disfraces para animar a la población en A Coruña

;
«Necesito espacio» «Necesito espacio»

Encerrados entre cuatro paredes y con una perspectiva incierta para cuando se recobre la libertad, es importante mantener la salud mental para retomar la vida con el impulso necesario. Miguel Villarmea, educado en valores con el rugbi, y monitor de gimnasia de mantenimiento, lo tuvo claro desde el primer día de confinamiento. Optimista por naturaleza, afirma: «Hay que ser responsable, consecuente y consciente de la situación, pero dentro de casa mejor no caer en el alarmismo. Queda mucho todavía».

;
«Feliz San Patricio» «Feliz San Patricio»

«Es mi actitud ante la vida. Además, no tengo vergüenza. Estaba aprovechando para hacer limpieza en los armarios. Entre ella, la de los disfraces. Y vi que a las ventanas se asomaban niños, que unos vecinos aparecían con papel de aluminio en la cabeza... así que me dije: ‘No se trata de hacer el tonto, sino de animar a la gente’», explica este asturiano, coruñés de adopción.

Cómo llevar el confinamiento con buen humor
Cómo llevar el confinamiento con buen humor

De este modo, además de mostrar su colección de cascos y aprovechar para pedir espacio disfrazado de astronauta y para realizar montajes con muñecos para aconsejar a la gente que permanezca en sus casas, Miguel quiso mantener algunas de sus rutinas, como la celebración de San Patricio, patrón de Irlanda, brindando con una stout. «Fui encontrando el merchandising que guardaba desde 1998 y yo quería celebrarlo...», relata.

Cómo llevar el confinamiento con buen humor
Cómo llevar el confinamiento con buen humor

También aprovecha, por medio del Facebook del ayuntamiento de Oleiros, para enviar vídeos para que los mayores a los que daba clases de gimnasia puedan mantener sus rutinas físicas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El humor en confinamiento: del astronauta que pide espacio, al brindis por San Patricio