Un audio falso sobre el HULA podría costarle a su autora tres años de cárcel

Una mujer inventó que había entrado en el hospital un autobús de jubilados contagiados


lugo / la voz

En la jornada del viernes corría como la pólvora entre los grupos de Whatsapp de los lucenses un falso audio grabado por una mujer que simulaba ser una enfermera del HULA que acababa de salir de trabajar en quirófano.

La mujer, con muy malas palabras e insultando al gerente del hospital, alertaba de dos supuestas situaciones que se estaban produciendo en el complejo.

Por un lado, la autora del audio afirmaba que había llegado al hospital un autobús procedente de Lloret de Mar o Benidorm y con unos 60 o 70 ancianos a bordo y con síntomas de coronavirus. Por otro lado, la mujer indicaba que el máximo responsable del hospital les había comunicado que no les hacían falta mascarillas ni Epis (equipos de protección individual) para trabajar en esta situación de crisis sanitaria.

Dicho audio falso generó mucha tensión y alarma entre los lucenses y aunque una buena parte consideraron que se trataba de un bulo, la duda estaba sembrada. Consultadas fuentes del HULA sobre la veracidad de dicho audio el viernes, aseguraron que era rotundamente falso.

Investigación

El hecho de que alguien grabe una información falsa y alarmante y la difunda puede ser un delito. Analizado este audio sobre el coronavirus y el HULA por un experto letrado penalista para conocer el tipo de delitos en los que podría incurrir, esta es su opinión: «Tras un audio de este tipo, difundido además en una situación de máxima alerta, la policía puede actuar de oficio. Los agentes de la unidad correspondiente para estos casos abrirían una línea de investigación y darían constancia al Juzgado de guardia o la Fiscalía. Desde la unidad policial que lleve el caso se pediría autorización al juzgado para proceder al rastreo del móvil y un perito informático localizaría rápidamente los datos necesarios sobre el terminal desde el que fue lanzado el audio», asegura este abogado que indica que la Fiscalía también podría actuar al tener constancia del audio.

Según este letrado, a la mujer se le podría aplicar el artículo 561 del Código Penal que manifiesta que difundir un bulo usando la excusa de una epidemia como el coronavirus se puede castigar con penas de seis meses a tres años de prisión. «Además informar sobre falsas situaciones de emergencia está recogido en el Código Penal y se castiga con una pena de hasta un año de prisión y una multa», indica.

Injurias y calumnias

Este abogado también ve en este hecho delito contra el honor, que se comete al difundir expresiones que tienen como objetivo dañar la honorabilidad de alguien, mediante la calumnia o la injuria. «En el primer caso, quien la promueve lo hace con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad solo para desprestigiar a esa persona o empresa o para provocar un daño aún mayor. La calumnia puede suponer una multa o incluso pena de prisión de hasta dos años si se hace con publicidad, es decir, si se difunde por medios como imprenta, radio, páginas web y redes sociales.

En cuanto a la injuria, se considera toda expresión ejecutada en deshonra, descrédito o menosprecio de otra persona, atentando contra su reputación o contra su propia estima y se sanciona con multas de hasta 14 meses», indica el letrado, que matiza que los delitos de injurias y calumnias son un delito privado, que necesitan de denuncia del afectado y conciliación previa a juicio, y no podría intervenir el Ministerio Fiscal.

Incitación al odio

Por otra parte, este letrado sostiene que los bulos difundidos por particulares en las redes sociales sobre el virus que puedan promover o incitar al odio, hostilidad, discriminación o violencia, ya sea contra una persona o incluso un colectivo, puede llegar a constituir un delito de incitación al odio, recogido en el artículo 510 del Código Penal, que se castiga con pena de prisión de uno a cuatro años y multa.

Colegio de médicos

Por otra parte, el Colegio de Médicos de Pontevedra informó a la ciudadanía y a sus colegiados que va a abrir expedientes disciplinarios a aquellos médicos que en distintos medios como WhatsApp o Internet, están instando a la población a desoír a las autoridades sanitarias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos
Comentarios

Un audio falso sobre el HULA podría costarle a su autora tres años de cárcel