El Sergas estudia cerrar algunos centros de salud y concentrar la atención en otros

Asturias ya tomó esta medida e inhabilitó más de sesenta consultorios periféricos


Santiago

Aunque desde el Sergas aseguran que no hay ninguna decisión tomada en firme, sí admiten que se están analizando distintas posibilidades para reorganizar la atención asistencial a los pacientes durante esta crisis del coronavirus, y una de ellas es la de cerrar determinados centros de salud y concentrar la atención en otros. 

Los rumores son constantes en los últimos días. El personal habla de que se centralizará la asistencia en los consultorios más importantes, los de cabecera de comarca, para así garantizar la rotación de los profesionales y evitar los contagios. De momento, la Consellería de Sanidade asegura que en caso de tomar esta decisión, «se informará a la población». No obstante, son muchos los que ya han recibido la noticia. Trabajadores de centros de salud de A Mariña aseguran que se les comunicó el viernes, mientras que el alcalde de Muras también recibió esta notificación del Sergas, «a min déronmo por feito», dice Manuel Requeijo. En su caso la población del concello sería atendida en el centro de salud de Vilalba.

Galicia no sería la primera comunidad en adoptar esta medida. En Asturias ya se ha hecho de forma oficial. El servicio asturiano de salud, el Sespa, confirmó que cerraría 64 consultorios periféricos para reorganizar la atención en 63 centros de salud y otros 67 consultorios. Por supuesto se mantendrían los puntos de atención continuada para las urgencias de atención primaria.

Consultas telefónicas

El objetivo de estas medidas es siempre el mismo, evitar que los pacientes vayan físicamente a las consultas, y proteger a los profesionales, ya que si están trabajando todos al mismo tiempo y se produce un contagio, habría que aislar a toda la plantilla. 

Para ello se están reprogramando todas las citas presenciales que pueden ser realizadas por teléfono, como por ejemplo renovación de recetas, consulta de resultados de pruebas u otras. Esta medida también se está tomando en los hospitales, en donde además se aplazan citas no urgentes o cirugías que pueden ser pospuestas y podrían conllevar un riesgo para el paciente de acudir -por ejemplo las operaciones de cataratas, que se realizan fundamentalmente en gente de edad avanzada-.

La última medida dirigida a alejar a la población -sobre todo a la más frágil-, de hospitales y centros de salud, es el aumento de las visitas a domicilio y el reparto de fármacos en las propias casas, tanto de los medicamentos hospitalarios como de los que se recogen en la farmacia, en este caso habilitando a las boticas para que los lleven a los hogares de personas dependientes o de zonas rurales. 

¿Qué hago si tengo una cita médica? ¿Debo acudir aunque no sea urgente?

Elisa Álvarez

Todos los aplazamientos se comunicarán personalmente, por lo que las personas que no han recibido una llamada deben ir a la consulta; el Sergas pospone todos los programas de cribado

El Sergas anunció ya la semana pasada que para garantizar la protección de la población frente al coronavirus y para optimizar los recursos sanitarios se podrán reprogramar citas no urgentes tanto en atención primaria como en hospital, así como pruebas diagnósticas. Pero, ¿cómo sabrá un ciudadano si su cita va a reprogramarse? Todas las no urgentes podrán posponerse siguiendo criterios clínicos, pero siempre se comunicarán los cambios de forma individual.

Es decir, si el paciente no recibe una llamada del Sergas explicando que su cita ha sido retrasada, debe acudir al centro sanitario. Esta situación se enmarca en la declaración del pasado 13 de marzo de 2020, confirmando la emergencia sanitaria en Galicia, y todas las gerencias fueron informadas de los cambios mediante una instrucción en la que se detalla la reordenación asitencial.

Seguir leyendo

Por otra parte, en Vigo se les trasladó el viernes a los profesionales de los centros de salud que a partir de este lunes podrán pedir pruebas del coronavirus. Pero este sistema estará centralizado en unos pocos. Habrá nueve ambulatorios de la ciudad y otros tantos en el área (estos coinciden con cabeceras comarcales) que se harán cargo de todos los posibles casos de COVID-19 que puedan llegar a los centros de salud, informa Ángel Paniagua, de la delegación de Vigo.

Todas las sospechas de casos tendrán que ser atendidas en estos dispositivos centralizados. Allí, un equipo atenderá al paciente y, si cumple los criterios, se le pedirá la prueba. Si está grave, se le derivará al hospital. Si no lo está, se le mandará a casa y se pedirá la prueba. Lo podrán citar en el COVID-auto, que en Vigo se ha instalado en el Meixoeiro y que permite tomar la muestra al paciente sin que se baje de su coche, o bien enviarle un equipo a domicilio.

En los centros de salud harán turnos rotatorios para encargarse de las sospechas de infección por el coronavirus. Hasta ahora ellos no podían pedir la prueba. Al estar centralizados en unos pocos, se espera ahorrar equipos de protección. En Vigo también se van a constituir unidades de trabajo para que un grupo de médicos de cada centro se encargue de las consultas telefónicas, otro de atender las dudas telefónicas de los pacientes que llamen, otro de las urgencias que lleguen al ambulatorio y otro más para la atención a domicilio. Este también contribuirá en el seguimiento de los pacientes con coronavirus.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

El Sergas estudia cerrar algunos centros de salud y concentrar la atención en otros