«Quedaos en casa; este virus se muere dejándolo sin huéspedes»

La plantilla de San Roque, entre la que hay seis contagios, solo atenderá casos urgentes; el resto, por vía telefónica.

;
Los sanitarios agraceden el apoyo de la población Los sanitarios agraceden el apoyo de la población

vilagarcía / agencia

El centro de salud de San Roque intentaba retornar ayer a una normalidad entre muchas comillas, después de la intensa desinfección a la que fue sometido el jueves por la Brilat. El brote de coronavirus que ha prendido entre su plantilla deja a su paso seis contagios que afectan a cuatro médicos, una enfermera y un técnico administrativo. Sin que, lógicamente, se descarten más positivos andando los días, puesto que el contacto con un portador del COVID-19 y el surgimiento de sus síntomas son dos de los tres factores que delatan la enfermedad, junto a haber viajado a zonas de riesgo especial. Nada raro, por otra parte. Lo explica Elvira Sineiro, la coordinadora del ambulatorio: «No se trata de que en Vilagarcía haya una mayor exposición, sino de que este es uno de los centros más grandes de la provincia y mucha de nuestra gente no solo trabaja aquí, sino que acude a diferentes centros, y las probabilidades aumentan, claro».

La doctora Sineiro habló en nombre de sus compañeros al mostrar su agradecimiento a la población de la capital arousana por su actitud ante la pandemia: «Estamos extremadamente agradecidos de lo bien que se están portando. El centro de salud está vacío, los pacientes aceptan nuestras explicaciones y han demorado sus analíticas sin poner problemas, para después del verano, incluso». El mismo agradecimiento que el equipo de San Roque profesa al equipo de militares que limpiaron a fondo las instalaciones sanitarias, tal y como Sineiro solicitó el lunes y reforzó poco después el alcalde de la ciudad, Alberto Varela.

No por ello, sin embargo, dejan de reclamar los profesionales un compromiso y una concienciación extremos, tanto por parte de la sociedad vilagarciana en su conjunto como de todos y cada uno de los ciudadanos que la componen: «Contamos con la ayuda de todos, así que quédense en casa, por favor». La coordinadora del centro de salud es tajante en esto: «El virus hay que dejar que se muera dejándolo sin huéspedes. Por favor, lavaos mucho las manos, sed respetuosos, no saquéis a los perros cien veces al día y evitad salir a la calle lo máximo que sea posible».

;
La doctora Elvira Sineiro explica las pautas a seguir y agradece a la población su actitud Elvira Sineiro Galiñanes agradece a la población su comportamiento y explica las pautas que están siguiendo

De momento, el Servizo Galego de Saúde y los responsables del área sanitaria Pontevedra-O Salnés han decidido restringir al máximo las consultas asistenciales, muchas de las cuales han sido reorientadas al servicio telefónico (986 510 306) a la hora de resolver dudas y obtener recetas, partes de baja y cualquier aclaración. Quienes necesiten acudir a San Roque deben hacerlo individualmente, excepto casos justificados como dependientes o menores, y en tal caso con un único acompañante. Las analíticas se limitarán a los pacientes oncológicos y a casos urgentes que no admitan demora. Las pruebas del Sintrom se realizarán en una sala específica y en la planta baja se instalará un sistema de triaje en el que un médico se encargará de filtrar a los pacientes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Quedaos en casa; este virus se muere dejándolo sin huéspedes»