La Policía Local de Vigo disuelve una riña en la cola de un híper

Agentes, en presencia de militares, apartaron a dos bandos de clientes que se increpaban porque alguien quiso colarse

;
La tensión por el coronavirus, en las colas del super en Vigo La policía ha tenido que intervenir en el Alcampo de Coia

Vigo / Ribeira

Tensión al abastecerse. La Policía Local de Vigo disolvió ayer por la mañana una trifulca protagonizada entre varios clientes, unos que pretendían colarse en un hipermercado de Coia minutos antes de su apertura y otros que se lo quisieron impedir. Al lugar incluso se desplazaron militares para apaciguar los ánimos. Varios jeeps del Ejército se situaron por los alrededores.

Debido al estado de alarma por el coronavirus, las grandes superficies comerciales han impuesto un aforo limitado y los clientes deben esperar turno fuera para acceder al establecimiento a hacer su compra. El incidente fue a las 9.45 horas, un cuarto de hora antes de la apertura del centro comercial. Había una cola de 70 personas guardando turno para entrar y varios clientes intentaron acceder al centro sin esperar. Al ver que estos querían colarse, otros clientes discreparon con esa actitud tan poco solidaria y se produjo una trifulca verbal entre un grupo y otro con la consiguiente aglomeración y riesgo de contagio.

Como la riña iba a más, acudieron dos patrullas de la Policía Local de Vigo a disolver a los alborotadores. Tras identificarlos, esperaron su turno como el resto.

Varios testigos confirmaron la riña y la presencia de militares en la zona. Según relata un testigo, las colas en el caso del híper de Coia dieron la vuelta a toda la manzana bajo la lluvia. Muchos clientes llevaban carritos grandes para retirar provisiones. Los agentes desplegados en la zona preguntaron a los compradores algunos datos y les sugirieron que hagan la compra para varios días y se queden en casa.

A ello se suma que se acerca un fin de semana y muchas familias necesitan abastecerse.

En otro hipermercado de la Gran Vía, a última hora de la mañana, había normalidad, pero un cartel avisaba de que había un aforo limitado (menos de 400 personas), lo mismo que el híper de unos grandes almacenes de Vigo.

Mediación policial

El confinamiento obligado por el decreto del estado de alarma para tratar de contener la pandemia de coronavirus empieza a tener consecuencias también en la convivencia de algunas familias. Cuando menos, esa tensión se ha dejado notar ya en el municipio coruñés de Ribeira, donde se han dado los primeros casos en los que ha sido necesaria la intervención de la Policía Local para mediar en conflictos registrados en dos hogares del término.

En concreto, los dos casos detectados se dieron en la jornada del jueves, uno en la localidad de Palmeira y otro en la ciudad de Ribeira. No han trascendido las razones concretas de las disputas familiares, pero los roces motivados por varias jornadas de convivencia sin poder salir a la calle están detrás de los incidentes registrados.

La Policía Local, alertada por particulares, acudió a ambos domicilios y medió para resolver los conflictos, que se cortaron sin mayores incidencias. Con todo, las autoridades piden a la ciudadanía paciencia ante los días que todavía quedan por delante y, sobre todo, que se cumplan las medidas de confinamiento decretadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Policía Local de Vigo disuelve una riña en la cola de un híper