Un muerto cada ocho minutos en España en las últimas 24 horas

Italia alcanza las 3.405 víctimas mortales y ya supera las registradas en China


redacción / la voz

España no logra frenar el crecimiento exponencial de contagios en su quinto día de confinamiento. El número de positivos de coronavirus supera ya los 17.900 casos, tras un incremento del 23,3 % en las últimas 24 horas. La cifra de fallecidos también aumenta hasta 767, 169 más en un solo día, según los datos consolidados del Ministerio de Sanidad. La actualización realizada a las ocho de la tarde de ayer deja 830 muertos, 192 más que a la misma hora del miércoles. Entre ellos, una enfermera vasca de 52 años, la primera sanitaria víctima del COVID-19. Seis de cada diez defunciones se produjeron en la Comunidad de Madrid desde la aparición del brote.

El Ministerio de Sanidad informó el jueves que 939 personas se encuentran en unidades de cuidados intensivos y 1.107 pacientes se han recuperado. Sin embargo, la curva de contagios sigue en ascenso y, a partir de que el Gobierno ponga en marcha las pruebas rápidas para detectar posibles positivos, el número de casos se incrementará de forma «sustancial», según indicó el ministro Salvador Illa. En las últimas 24 horas se registraron siete muertes por coronavirus cada hora, uno cada ocho minutos.

Han pasado 17 días desde la primera víctima mortal. Transcurrido ese mismo período de tiempo, en Italia no se habían alcanzado aún las 500 muertes frente a las más de 800 que ya se contabilizaban a última hora de ayer en España. La propagación del coronavirus en el país vuelve a dejar atrás la curva de fallecidos en Italia, que registró este volumen pasados 21 días de la aparición de la pandemia.

El pico de contagios aún sigue lejos de alcanzarse. En Italia, donde el brote se disparó una semana antes y las medidas de confinamiento en todo el país comenzaron a aplicarse hace nueve días, el número de casos continúa creciendo. Se han detectado hasta la fecha 41.035 positivos, incluidos fallecidos y recuperados. La entrada en funcionamiento del estado de alarma en España, decretado el sábado 14 de marzo, trata de aplanar la curva de contagios con restricciones de movimiento y el cese de la actividad comercial. Desde entonces, la cantidad de positivos no solo se duplicó, sino que aumentó en un 120 %.

Descontrol en Italia

El número de muertos en Italia ya supera los registrados en China, según la divulgación de los datos realizada en la tarde de ayer por las autoridades sanitarias. Son ya 3.405 las víctimas mortales, 200 más que en China.

El temor en el país transalpino es que la cifra sea mucho mayor. Una residencia de ancianos de Mediglia, cerca de Milán, registró 25 muertes en 23 días. Todos ellos por problemas respiratorios, pero apenas a un puñado se les había diagnosticado con el virus. Medios italianos como el Corriere della Sera o Il Post alertaron ayer de que la extensión real de la infección podría ser «cuatro o cinco veces mayor» que la indicada por las estadísticas oficiales. «Muchos han fallecido sin habérseles atribuido el coronavirus por haber muerto en casa o en una residencia de ancianos», apuntó el alcalde de Bérgamo, Giorgio Gori.

La delegación de nueve expertos chinos que ayuda en Italia a las autoridades a controlar la expansión del coronavirus consideró ayer que el país debe imponer más medidas restrictivas para lograr que toda la gente se quede en sus casas. «No estáis llevando a cabo políticas de cierre de las calles, porque el transporte público todavía funciona, la gente todavía circula, estáis haciendo cenas y fiestas en los hoteles y no llevais máscaras», señaló ayer el responsable de este equipo, Yang Huichuan, el día en el que China ha alcanzado por primera vez desde el comienzo de la pandemia el crecimiento cero de los nuevos contagios locales.

La pandemia entra en el momento álgido de propagación, según los expertos 

m. sáiz-pardo

«Son los días difíciles, cada día veremos un poco más de casos. Nos acercamos al pico». El mensaje del ministro de Sanidad, Salvador Illa, y del jefe de Emergencias, Fernando Simón, fue ayer idéntico. La expansión del coronavirus no da un día de respiro a España. Y la situación no va a mejorar en breve. Las cifras, como se esperaba, están en pleno auge porque la pandemia, según todos los analistas, comienza, ahora sí, a entrar en el momento álgido de propagación.

Pero las estadísticas generales esconden otros datos inquietantes que certifican que el país no ha logrado el objetivo de achatar la temida curva infectiva y que se encuentra sumido en lo peor de la epidemia: el virus ha matado ya a tres personas menores de 65 años y sin patologías previas y ha comenzado a provocar víctimas mortales entre el personal sanitario, como ha ocurrido con una enfermera vasca de tan solo 52 años. 

Previsión para el domingo

Un modelo matemático desarrollado por investigadores españoles predice que el número de infectados se elevaría a más de 28.000 antes del domingo. Solo para hoy estima 3.810 nuevos positivos. El grupo, impulsado por la Caixa, ya ha demostrado la eficacia de su modelo, pues las predicciones hechas para ayer indicaban habría unos 16.940 casos, con un intervalo de error de 15.467-18.413 (fueron unos 17.300). El propósito es evaluar la calidad de las medidas de control realizadas en cada país y predecir las tendencias a corto plazo. Advierten de que los efectos de las normativas implementadas no se observarán hasta 5 o 7 días después de su aplicación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Un muerto cada ocho minutos en España en las últimas 24 horas