Más de 5.100 vecinos de la zona pasan solos en casa la cuarentena

La edad media de los residentes en casas unipersonales se sitúa ahora por encima de los 65 años y no para de crecer


lalín / la voz

El confinamiento que hoy cumple su sexto día consecutivo para combatir la amenaza del coronavirus recorta los movimientos pero también reduce de forma significativa nuestras opciones para ocupar el tiempo. La globalización y el empuje de las redes sociales ayuda a ese objetivo, con los medios de comunicación como una ventana al mundo y también con la familia como compañía para sobrellevar la obligada reclusión. Siempre puede haber tiempo para una partida de cartas, una batalla al parchís o simplemente recordar algún viaje o un encuentro especialmente agradable. Pero hay muchos vecinos que no pueden gozar de esa posibilidad. En Deza y Tabeirós-Terra de Montes hay registradas 5.109 viviendas unipersonales, según los últimos datos publicados por el Instituto Galego de Estatística (IGE), con datos recogidos a lo largo del 2018.

Hablamos de una cifra considerable de viviendas donde una única persona debe afrontar una situación tan atípica en soledad. Además con una elevada media de edad. Si en el 2009 los vecinos de las comarcas que vivían solos tenían 64,39 años de media, casi una década después roza los 66, con 65,93. El aislamiento genera tensiones a cualquiera pero este grupo está más expuesto a caer en estados depresivos o a una sobreexposición a los datos que les llegan sobre la pandemia, en especial quienes tienen en la televisión su principal canal para informarse o para el ocio.

Especialistas como Rosa Cerqueiro, psicóloga clínica, recomiendan estar informados pero sobreexpuestos a demasiadas horas de televisión. Además, plantea que en especial estas personas que viven solas mantengan sus rutinas, desde los horarios de sueño a la alimentación. Recalca que se debe entender por todos que «esto non son unhas vacacións, senón unha situación forzada que estamos levando ben porque sabemos que é por a saúde individual e colectiva».

A la triste realidad de esos vecinos que viven solas se suma además el envejecimiento poblacional en las comarcas, donde hay 7.281 hogares donde al menos hay un residente de más de 65 años y en 5.919 viven dos o más personas que superan esa edad. A ellos deben dirigirse las miradas de quienes pueden acercarse y ayudarles si necesitan algo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Más de 5.100 vecinos de la zona pasan solos en casa la cuarentena