La Fiscalía refuerza la vigilancia sobre las residencias de ancianos

José Manuel Pan
José Manuel Pan REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

ÁLEX CÁMARA | EUROPA PRESS

Establece una red territorial para hacer un seguimiento directo de lo que ocurre en esos centros

19 mar 2020 . Actualizado a las 20:26 h.

La Fiscalía General del Estado ha reforzado la vigilancia y el seguimiento de lo que está ocurriendo en las residencias de la tercera edad, sobre todo después de que medio centenar de internos hubiesen muerto en las últimas horas afectados por el coronavirus

La Fiscalía, que preside Dolores Delgado, explica que ante la crisis sanitaria del coronavirus las personas de la tercera edad ingresadas en residencias son un colectivo especialmente vulnerable y por eso ha establecido en toda su estructura territorial una red dirigida a recabar información directa de lo que ocurre en los centros, a emitir directrices y a actuar de manera eficaz y homogénea. 

Fuentes de la Fiscalía General del Estado explican que la atención y el seguimiento de estas residencias de la tercera edad forman parte de la actividad del Ministerio Fiscal, que ha sido potenciada en estos momentos para dar mejor respuesta a la incidencia de la epidemia dentro el ámbito de actuación de la Fiscalía.

Por su parte, la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) exigió este jueves al Gobierno un Plan urgente de actuación único contra la epidemia del coronavirus para las residencias de mayores y para los centros sociosanitarios, una propuesta que, según han explicado, ya se ha trasladado al Ministerio de Sanidad y a las consejerías de Sanidad de las diferentes comunidades autónomas.

La SEGG recuerda que se trata de la población más vulnerable a esta pandemia por su edad y por las enfermedades crónicas añadidas, una situación que se agrava más cuando un gran número de internos se concentran en un mismo espacio. En residencias, apunta, estas personas tienen «altas tasas de contagio y mortalidad».

Es por ello, que la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología reclaman un plan nacional «de carácter urgente, ajustado a la situación y recursos de los territorios», con medidas de prevención y pruebas de diagnóstico que permitan conocer la situación de cada centro y planificar medidas. En este sentido, piden que los test se hagan «de forma inmediata» y «a nivel nacional» en todos los centros, así como a personas dependientes.

Los geriatras piden que «los pacientes sean tratados en unidades aisladas y dedicadas específicamente a pacientes con coronavirus, para separar rápidamente a estas personas del resto de personas de la residencia y evitar la propagación de la enfermedad». «Si no se puede aislar por unidades, será preciso aislar todo el centro», señalan.

Por otra parte, exigen tener en cada comunidad preparado el mapa de residencias con número de residentes, dotación médica y de enfermería por hospitales de referencia y establecer un plan de recursos por territorios a consensuar entre la autoridad sanitaria y social. Además, proponen que se reorganicen las unidades sanitarias según la disponibilidad de atención médica y de enfermería y la posibilidad de realizar un correcto aislamiento.