La Policía Local de Monforte manda a su casa a dos menores que habían salido "a por golosinas"

Las primeras 48 horas de confinamiento se saldan en este municipio con dos personas denunciadas


Monforte

 Policía Nacional y Policía Local patrullan en Monforte desde el lunes para vigilar que nadie se salte el confinamiento. Entre el lunes y el martes dos personas fueron denunciadas por vulnerar el decreto que restringe las salidas a la calle. El martes por la noche, una patrulla de la Policía Local mandaba a sus casas a unos menores que estaban en la plaza de España. Alegaron que habían salido a comprar golosinas, pero estaban muy lejos de sus casas.

En los dos casos, las propuesta de sanción las tramitan agentes de la Policía Nacional. Uno de los multados es un vecino que se negó a volver a su casa después de que los agentes se lo pidieran en un control en la calle.

Otro caso registrado el martes por la noche en el centro de Monforte se saldó sin denuncia pero con dos menores identificados, en este caso por la Policía Local. Los dos chavales estaban charlando en un banco de la plaza de España pasadas las nueve de la noche. Después de identificarlos, los agentes se pusieron en contacto con sus respectivas familias para explicarles que sus hijos estaban en la calle. Después se aseguraron de que los chavales volviesen a casa. Al parecer, los chicos habían dicho en casa que salían un momento a comprar una golosinas, pero lo cierto es que los dos viven en barrios distantes del centro.

Controles constantes

Desde el lunes por la mañana, el primer día laborable de vigencia del estado de alerta, agentes de estos dos cuerpos policiales realizan controles frecuentes en diferentes puntos del casco urbano, tanto a conductores como a peatones. En todos los casos, les preguntan a dónde van y les recuerdan que solo están permitidas las salidas de casa por razones de fuerza mayor, como trabajar o hacer la compra. Por el momento, en la gran mayoría de los casos los agentes se limitan a recordar las causas del confinamiento y a explicar que quienes lo vulneren fuera de los casos autorizados se arriesgan a ser multados. Ya habido las primeras denuncias, pero por ahora son excepciones. Y no ha habido ninguna detención.

Un bar sospechoso

De todas formas, buena idea del nivel de control que aplican las fuerzas de seguridad la da una anécdota que se produjo este martes al mediodía en la calle Chantada. Agentes que hacían una patrulla rutinaria en dos coches de la Policía Nacional vieron movimiento dentro de un bar situado en las cercanías del cruce con la calle Tecelanes, así que pararon y entraron en el establecimiento, ante la posibilidad de que estuviese abierto y con clientes dentro. Al parecer, se trataba únicamente de los propietarios, que estaban preparándose la comida en el local.

El comercio y la hostelería cumplieron en Monforte la orden de cierre a rajatabla. Algunas cafeterías y restaurantes mantienen algo de actividad porque ofrecen la posibilidad de comprar comida para llevar, pero la inmensa mayoría simplemente han echado la persiana.  

El jefe de la Policía Local de Monforte

El jefe de la Policía Local, Miguel Martínez, explica que los controles van a continuar para tratar garantizar que nadie se salte el confinamiento domiciliario decretado para tratar de frenar la expansión del coronavirus. Igual que todos los demás cuerpos de seguridad pública, la Policía Local está en estos momentos a las órdenes del Ministerio del Interior. "La Subdelegación del Gobierno -dice Miguel Martínez- nos pide que vigilemos en la calle el cumplimiento de las obligaciones del estado de alerta y eso es lo que estamos haciendo, coordinados con la Policía Nacional".

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La Policía Local de Monforte manda a su casa a dos menores que habían salido "a por golosinas"