Gallegos atrapados en Perú: «Nos dieron dos días para salir y no logré encontrar un vuelo»

La viguesa Raquel Martín lleva seis días en un hostal y de momento no sabe cuándo podrá volar a Galicia

Raquel Martín y el otro español de su hostal, Joaquín García-Muñoz, de Alcalá de Henares
Raquel Martín y el otro español de su hostal, Joaquín García-Muñoz, de Alcalá de Henares

Santiago

Raquel Martín Varela es una joven viguesa de 35 años. Tras acabar una etapa laboral, decidió hacer un gran viaje por América Latina con el que siempre había soñado. El día 12 de marzo recaló en Perú. Siguiendo las noticias de la evolución del coronavirus en España creyó que quedarse unos días en el país andino sería una buena idea, pero ha acabado atrapada en la capital junto con otros gallegos y españoles. Y es que el gobierno peruano declaró el estado de alarma y la suspensión de todos los vuelos de entrada y salida.

Nada más llegar, el día 13, se anunció que se cancelaban todas las conexiones con Asia y Europa, dando dos días a los turistas para salir del país, «todo el mundo intentó comprar vuelos y se colapsaron las aerolíneas y los teléfonos de la embajada; algunos consiguieron billetes pagando dos mil euros pero yo no lo logré», cuenta esta viguesa. Sí consiguió uno hacia Sao Paulo, desde donde pensaba volar hacia Lisboa. Pero cuando creía que por fin volvería a casa, Perú cerró los vuelos hacia cualquier destino «y nos quedamos atrapados».

Raquel está en un hostel, una especie de hostal, con unas ochenta personas de distintas nacionalidades y con otro español. En su caso ha tenido suerte porque los responsables del establecimiento se están portando muy bien y extreman las medidas de higiene, pero duermen entre ocho y diez personas por habitación. Otros turistas ni siquiera encuentran dónde quedarse, lamenta.

Ahora mismo se encuentran en un limbo sin saber qué hacer. Aunque los turistas sí pueden salir del país, las compañías aéreas habían cancelado todos los vuelos y no hay posibilidad de comprar billetes, por lo que reclaman a la embajada de España que habilite algún mecanismo para poder regresar a España. Han creado un grupo de Facebook con unos 180 españoles, en donde también hay un grupo de gallegos atrapados en el país.

La embajada de España en la capital peruana está cerrada -el estado de emergencia obliga a la población a permanecer aislada en sus domicilios- y los únicos mensajes que les llegan son «que consultemos su página web y que estemos atentos a ella, pero no nos dan una respuesta para salir ni opción de alojamiento».

Han comenzado a organizarse y a hacer ruido porque en otros países como México ya se están habilitando vuelos para que los turistas puedan regresar a sus países. Pero de momento siguen atrapados. Lo cierto es que cuando se decretó el estado de alarma había pocos casos de contagio en Perú, unos 17, aunque ahora ya superan el centenar, «aquí se tomaron las medidas más rápido porque no tienen tantos medios y no quieren llegar a la situación de Europa», dice Raquel. Están aislados en el hostel, del que solo pueden salir para ir a la farmacia o al supermercado. 

Arancha González Laya, ministra de Exteriores, pidió calma hoy mismo y afirmó tener constancia tanto de los casos de Perú como de Filipinas. Laya asegura que se está trabajando para buscar una solución.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Gallegos atrapados en Perú: «Nos dieron dos días para salir y no logré encontrar un vuelo»