Sí, tu operador podría cortarte Netflix para que tu vecino pueda teletrabajar

No tiene por qué pasar, pero llegado el caso las compañías, que han lanzado consejos de uso ante el aumento del tráfico de datos en móviles, pc's y dispositivos multimedia, podrían restringir determinados usos

Francia tiene prevista desde el lunes la aplicación de la denominada asignación de ancho de banda, que prioriza usos que requieren menos capacidad de la red
Francia tiene prevista desde el lunes la aplicación de la denominada asignación de ancho de banda, que prioriza usos que requieren menos capacidad de la red

Redacción | La Voz

El coronavirus no solo está provocando un incremento exponencial en las audiencias televisivas, como ocurrió el sábado, cuando la comparecencia de Pedro Sánchez congregó frente a la pantalla a 18 millones de personas, más que cuando la selección española ganó el mundial en Sudáfrica. También las operadoras de telecomunicaciones que operan en nuestro país han notado que se ha disparado el uso de las redes que facilitan el acceso a Internet. En un comunicado han cifrado el aumento del tráfico de datos en redes fijas en un 40 %. Las de datos móviles suben un 25 %. Y lo que más se ha incrementado es el uso de la voz móvil. Por el COVID-19 y durante el estado de alarma, para el que el Gobierno recomienda confinarse en casa y salir solo para trabajar o comprar productos de primera necesidad, hablamos un 50 % más por teléfono. La aplicación de mensajería más popular en nuestro país, WhatsApp, se usa cinco veces más que antes. Además se usan más las videollamadas en programas como Skype o Google Duo, que suponen un mayor consumo de datos que las llamadas telefónicas. Todo con tal de seguir en contacto con nuestras amistades y familiares.

Ante esta situación, Movistar, Orange, Vodafone, Más Móvil y las operadoras del Grupo Euskaltel -con la marca R en Galicia-, han pedido un «uso inteligente y racional» y aconsejan, para evitar picos de uso que puedan colapsar la infraestructura, priorizar «el acceso a internet para el teletrabajo o el tele-estudio y desplazar el uso del streaming de vídeo o el gaming a las horas de menos tráfico». Esas serían básicamente las de la madrugada: de la 1 a las 8 horas.

¿Significa todo esto que no voy a poder entretener a mi hijo con contenidos de su plataforma de vídeo favorita? ¿podré jugar por la tarde al Fortnite si me apetece pese a ser hora punta de consumo? ¿si uso aplicaciones de teletrabajo no voy a sufrir cortes?... La respuesta es siempre la misma: de momento los operadores «están tomando medidas de refuerzo» y está garantizada la conectividad en cualquier circunstancia, lo cual no quiere decir que nuestra operadora pueda, si quiere, «cortar el grifo» de los usos multimedia de ocio que, por lo general, requieren mayor tráfico de descarga que el teletrabajo. Esta práctica técnicamente se denomina asignación del ancho de banda disponible. Es decir, a lo mejor no podríamos ver un vídeo en formato de alta definición 4K HDR en YouTube que requiere unos 15 megas por segundo de flujo de datos constante, porque el ancho de banda se reduce a 6 megas, por ejemplo. Esa conexión sí permitiría enviar un documento de texto a través de correo electrónico sin ningún tipo de problema.

En Francia, ya desde ayer lunes, se ha habilitado este recurso. El presidente de la Federación Francesa de Telecomunicaciones (FFT), Athur Dreyfuss, anunció «mayor disciplina en la asignación del ancho de banda para poder garantizar el teletrabajo», según recoge Reuters. En el país vecino hay un dato revelador: el 80 % del total del tráfico de Internet se concentra en solo tres plataformas: Facebook, Netflix y YouTube. Las redes sociales y el vídeo son hoy por hoy, junto con las partidas de videojuegos online, lo que más uso provoca en redes fijas y móviles. 

Antes de ser decretado el estado de alarma, los teleoperadores ya decidían incrementar de forma gratuita los gigas de conexión móvil a sus clientes, una buena forma de mantener contenta a la clientela estas semanas en las que nos vemos en la obligación de permanecer en nuestros hogares.

Al mismo tiempo, la crisis del coronavirus ha coincidido con la implantación en España de las redes 5G, que aumentarán no solo las velocidades de conexión, si no que también reducen drásticamente la latencia, el tiempo que tarda un dispositivo en interactuar con una red, algo fundamental para el desarrollo del Internet de las cosas (IoT), con múltiples aparatos conectados entre sí-. De hecho, el cambio de frecuencias en la TDT, que deja sitio a las ondas electromagnéticas que permitirán usar estas nuevas redes, debería estar completado en todo el país este verano.

;
Todo lo que (aún) no te han contado del 5G La nueva generación de telefonía móvil multiplica exponencialmente la velocidad y reduce la latencia favoreciendo una inmediatez nunca vista en las telecomunicaciones y ofreciendo un sinfín de nuevas aplicaciones. En Galicia no será fácil su llegada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Sí, tu operador podría cortarte Netflix para que tu vecino pueda teletrabajar