La Unión Europea blinda sus fronteras exteriores por el elevado contagio del coronavirus

Bruselas acuerda garantizar el movimiento de bienes para evitar desabastecimientos


La Voz

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha propuesto a los jefes de Gobierno cerrar las fronteras exteriores de la Unión durante 30 días con algunas excepciones. La medida no afectaría a los residentes en la UE y familiares, al cuerpo diplomático, al personal imprescindible para la contención del coronavirus, a los transportes y al personal de aduanas. Además, se daría un acceso preferente para alimentos y el material médico. La propuesta será abordada por los líderes de la UE en su cumbre por videoconferencia que se celebrará hoy por la tarde.

La Unión Europea blinda sus fronteras exteriores temporalmente para tratar de contener la elevada propagación del coronavirus, que ha contagiado ya a más de 40.000 personas en la Unión Europea en las últimas semanas. Además, pide a Irlanda y Gran Bretaña que se sumen a estas medidas excepcionales.

Fronteras interiores

Controles temporales. Siete Estados miembro han notificado su decisión de reintroducir controles temporales en sus fronteras interiores como medida de prevención para tratar de frenar la propagación del COVID-19. Se trata de Austria, Hungría, República Checa, Dinamarca, Polonia, Lituania y Alemania.

Productos médicos

Llamamiento a que los países de la UE los compartan. Von der Leyen ha hecho un llamamiento a todos los Estados miembro para que «compartan» los productos médicos básicos. «Tenemos que ayudarnos ya que ningún país puede producir por sí mismo lo que necesita». La presidenta de la Comisión Europea añadió que actualmente es Italia la que necesita con urgencia equipos médicos, «pero en pocas semanas otros países los necesitarán». «Produciendo más, manteniéndolos en la Unión Europea y compartiendo con los demás [países] podemos proteger a nuestros trabajadores sanitarios y pacientes y contener la propagación del virus», subrayó.

Equipos sanitarios

Restringir las exportaciones e incrementar la producción. Von der Leyen ha insistido en que se está trabajando en «tres frentes» para garantizar la disponibilidad del material sanitario necesario para combatir la expansión del COVID-19. Además de este reglamento, que restringe las exportaciones a países extracomunitarios, Bruselas está en contacto con la industria para incrementar la producción de estos equipos. Von der Leyen ha advertido de que los servicios sanitarios en la UE se encuentran «bajo enorme presión» y ha pedido adoptar medidas que ayuden a aliviar la situación, si bien ha avisado de que tales medidas «solo serán efectivas si son coordinadas».

Bienes esenciales

Garantizar la distribución de medicamentos y alimentos. El objetivo de Bruselas con sus directrices es que no se impida la circulación de bienes esenciales, como medicamentos o alimentos, en un momento de extrema necesidad por la propagación de esta pandemia global. «Queremos asegurar que, incluso en situaciones de control de fronteras […] se toman medidas para permitir la circulación rápida de bienes y mercancías», explicó en rueda de prensa el portavoz comunitario Eric Mamer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Unión Europea blinda sus fronteras exteriores por el elevado contagio del coronavirus