Pescadores despistados salen al río a pesar de la suspensión de la temporada de pesca

Carlos Cortés, Roi Fernández MONFORTE

SOCIEDAD

UN AGENTE DE MEDIO AMBIENTE ECHA DEL RÍO A DOS PESCADORES QUE NO SE ENTERARON DE LA SUSPENSIÓN DEL INICIO DE LA CAMPAÑA DE PESCA, EL RÍO ES EL ASMA, EN EL PUENTE DE ASPER, PARROQUIA DE SAN XURXO DE ASMA, CHANTADA
UN AGENTE DE MEDIO AMBIENTE ECHA DEL RÍO A DOS PESCADORES QUE NO SE ENTERARON DE LA SUSPENSIÓN DEL INICIO DE LA CAMPAÑA DE PESCA, EL RÍO ES EL ASMA, EN EL PUENTE DE ASPER, PARROQUIA DE SAN XURXO DE ASMA, CHANTADA ROI FERNÁNDEZ

Agentes de Medio Ambiente recorren las orillas para mandarlos a casa

16 mar 2020 . Actualizado a las 18:49 h.

Este domingo iba a empezar la temporada anual de pesca en Galicia, pero la Xunta la suspendió en el último momento debido a la crisis causada por la propagación del coronavirus La cancelación fue aprobada el sábado por la tarde, a solo unas horas de su inicio, así que muchos aficionados simplemente no se enteraron y esta mañana salieron al río pensando que no habría problema. Los agentes de medio ambiente de la Xunta trabajan desde primera hora sobre el terreno para mandar a casa a los pescadores despistados.

Ocurrió por ejemplo en Chantada. A primera hora de la mañana un agente de medioambiental que vigilaba el Asma se encontró con dos pescadores en el tramo de este río que pasa por la parroquia de San Xurxo de Asma. Los dos estaban en el puente de Asper. Después de que el funcionario les explicase que el inicio de la temporada había sido aplazado de forma indefinida, se marcharon del río.

El agente de Medio Ambiente se dirige al río Asma en la parroquia chantadina de San Xurxo
ROI FERNÁNDEZ

Momento en que los dos pescadores salen del puente de Asper y se marchan de la orilla del río Asma con el agente de Medio Ambiente
ROI FERNÁNDEZ

Los dos pescadores se marchan a sus casas tras ser avisados por el agente
ROI FERNÁNDEZ

La suspensión del inicio de la temporada de pesca fluvial la decidió el sábado el comité técnico que decide cómo se aplica el plan de emergencia aprobado por la Xunta para frenar el avance del coronavirus. La pesca es una actividad al aire libre y poco propicia para aglomeraciones o para el contacto personal estrecho entre quienes la practican, así que en los días previos a este 15 de marzo había incertidumbre sobre si estaría entre las actividades públicas afectadas por la batería de medidas adoptadas por las autoridades sanitarias para contener la epidemia. Pero finalmente, los especialista que dirigen la aplicación concreta de estas medidas han decidido incluirla entre las actividades vedadas mientras dure la crisis.