Apelación a la unidad y gratitud a la respuesta social

Sánchez agradece la actitud de mayores, sanitarios, policías, militares, padres, empresarios y donantes de sangre


redacción / la voz

Mayores, jóvenes, sanitarios, trabajadores, empresarios... Pedro Sánchez concluyó su discurso de ayer sobre los contenidos del decreto aprobado por el convulso Consejo de Ministros repartiendo gracias y haciendo una disección de la sociedad por colectivos como si de un mitin se tratase. Dio las gracias a los más vulnerables, los mayores, a quienes pidió que se cuiden, pues es a ellos a los que más está afectando el coronavirus. Son ellos, dijo, los que salvaron con sus pensiones a muchas de sus familias durante la dura crisis económica.

Tras dedicar unos minutos a advertir a todas las fuerzas políticas que no se equivoquen de adversario porque «nuestro verdadero enemigo es la pandemia y el virus, y debemos combatirlo unidos», insinuando que dejen las críticas para cuando la crisis desaparezca, pidió que se corte «la cadena de pánico, los bulos y las noticias falsas».

Y es que durante el día, trascendieron las diferencias en el Consejo de Ministros entre los dos socios de Gobierno. No hay que olvidar que los ministerios que dirige Unidas Podemos no han logrado penetrar en el gabinete de crisis, en el que el protagonismo lo acaparan el propio Pedro Sánchez, y los titulares de Defensa (Margarita Robles), Interior (Fernando Grande-Marlaska), Transportes (José Luis Ábalos) y Sanidad (Salvador Illa), todos ellos socialistas.

Pero en un calculada dosis de optimismo también expresó que «la emergencia del virus va a pasar» y volveremos a la rutina de nuestros trabajos, a las terrazas, a los parques... porque «España tiene la capacidad de levantarse cuantas veces haga falta».

El esfuerzo en una situación de emergencia sanitaria y de estado de alarma también ocupó parte de su disertación. Por eso la última parte de su intervención la utilizó para alabar a los trabajadores y a los empresarios, a los que brindó su reconocimiento público, al igual que a todos los profesionales de la salud, «ejemplo de heroicidad, gracias; a las autoridades locales, por su «interés por lo común y la unidad de acción, gracias»; a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Seguridad del Estado «que veláis por el orden público, gracias»; a las Fuerzas Armadas «que ya se unen a esta tarea, gracias»; al mundo de la cultura, que hace llegar a muchas casas de manera altruista conciertos, libros... y hasta a los informadores y a los medios de comunicación, por una información veraz. No se olvidó tampoco de agradecer a «quienes van a donar sangre» antes de recluirse en sus casas y «a los padres y madres que tranquilizan a los hijos» y «a quienes cuidan de las personas más vulnerables, gracias».

Para a renglón seguido volver a soltar la gota de optimismo. «Es una batalla que vamos a ganar, no hay discusión. Lo importante es que el precio sea el mínimo, y no queda duda que unidos saldremos adelante y unidos venceremos al virus».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Apelación a la unidad y gratitud a la respuesta social