Galicia considera casos sospechosos a quienes vengan de Madrid con síntomas

Tras la avalancha de estudiantes que regresan, el número de pruebas aumentará

Plaza de Callao, en Madrid, este jueves
Plaza de Callao, en Madrid, este jueves

Vigo / La voz

La alerta sanitaria por el nuevo coronavirus invalida cada día el escenario de la noche anterior. Es lo que ha ocurrido con la definición de posible caso de COVID-19, un criterio esencial para los sanitarios, porque es lo que determina a quién se le hacen las pruebas y a quién no. El Servizo Galego de Saúde ha dado la orden a los hospitales que consideren sospecha de caso a todas aquellas personas que muestren síntomas de infección respiratoria (dificultad para respirar, tos o fiebre) y que, además, hayan estado en las últimas dos semanas en Madrid, Álava o La Rioja o bien en contacto con un caso probable o confirmado.

Hasta ahora ninguna zona de España se consideraba de transmisión comunitaria. Pero la definición de posible caso se ha ido ampliando desde enero. Al principio solo era la provincia china de Hubei, luego pasaron a ser varios países (Japón, Irán, Corea del Sur y Singapur), incluido el norte de Italia, y ahora se han incorporado varias zonas de Francia y Alemania, así como las tres citadas provincias españolas y toda Italia.

Cualquiera que venga de esos lugares y tengo síntomas respiratorios es sospecha de caso. Los criterios de sospecha de caso son la pauta que siguen los sanitarios para decidir si a alguien se le hacen las pruebas o no porque los análisis -tanto las muestras que toman las enfermeras a domicilio como en los hospitales- no son indiscriminados: tienen que darse las dos condiciones, que son síntomas y estancia en una de las áreas afectadas.

Pero este cambio va a tener mucha trascendencia. Primero, porque Madrid es un lugar por el que pasan millones de personas. Sigue habiendo vuelos diarios desde Galicia, trenes, autobuses y viajes de todo tipo. Madrid es el nodo principal de comunicación del país.

Segundo, porque los síntomas iniciales del COVID-19 pueden confundirse con los de un proceso catarral o una gripe, lo cual puede hacer que cualquier persona que haya visitado la capital y tenga un resfriado necesite la prueba.

Y tercero, porque el cierre de las clases de Madrid ha provocado una espantada de estudiantes que estaban cursando estudios universitarios en la capital. La gran mayoría han regresado, muchos impelidos por sus propias familias. «Que se queden en sus casas y no estén con sus abuelos», recomendaba este jueves un médico que está en primera línea.

Las fuentes consultadas en los hospitales esperan que este cambio en la definición de sospecha de caso provoque un aumento del número de pruebas del coronavirus que se tendrán que realizar en Galicia.

Los centros de salud convertirán en telefónicas todas las citas que puedan y se hará vacunación a domicilio

Ángel Paniagua
En el centro de salud de A Doblada los administrativos han puesto plásticos
En el centro de salud de A Doblada los administrativos han puesto plásticos

El Sergas activa medidas para evitar que los ambulatorios estén llenos de gente y se dediquen solo a lo urgente

Los centros de salud preparan medidas para afrontar la crisis del coronavirus. La gerencia del área sanitaria de Vigo ha mantenido una reunión este jueves por la tarde con profesionales de todos los centros de salud y les ha anunciado que a partir de ahora tendrán que tratar de convertir en telefónicas todas las consultas que puedan, con el objetivo de que acudan a los centros de salud el menor número posible de personas. Cuestiones como conocer los resultados de pruebas o de análisis, citas repetitivas o renovación de recetas tendrán que ser resueltas por teléfono.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Galicia considera casos sospechosos a quienes vengan de Madrid con síntomas