Alemania pide evitar los «contactos sociales», pero no cierra los colegios del país

Serán los estados federados, que manejan las competencias, quienes decidan el cierre de colegios y guarderías después de no lograr un acuerdo nacional. Merkel ha asegurado que frenar la pandemia depende de las alianzas europeas. Su país es uno de los que más ha ralentizado los contagios


La canciller alemana, Angela Merkel, pidió este jueves evitar «si es posible, los contactos sociales», como medida para evitar la propagación del coronavirus.

La canciller ha asegurado que el Gobierno federal ha acordado con las autoridades regionales evitar los actos «no necesarios» en los que participen incluso menos de mil personas.

Además, se abrió la puerta a que los estados federados, dependiendo de la evolución de la pandemia a nivel regional (pues un Land acumula la mitad de los casos y otros tienen apenas unas decenas), decidan a partir del viernes el cierre de guarderías y colegios hasta Semana Santa.

No se logró un acuerdo para un cierre nacional de los colegios, por la oposición de algunos Länder a esta medida, pues son los estados federados quienes tienen las competencias de educación.

Con respecto a las repercusiones económicas, Merkel se mostró contundente a la hora de apoyar al sector privado: «Alemania hará lo necesario para ayudar a su economía y asegurar a el empleo».

La canciller reiteró además su apuesta por que la solución no sea exclusivamente nacional, sino que los gobiernos europeos se coordinen para combatir el coronavirus: «Estamos convencidos de que solo lo lograremos superar si mantenemos la cohesión europea».

«Estamos en una situación que es extraordinaria, más que la crisis bancaria porque se trata de un reto sanitario para el que la medicina no tiene respuesta», aseguró la canciller para recalcar que es prioritario «salvar vidas» sobre el respecto a las reglas presupuestarias.

La canciller agregó además que se coordinarán con Francia en lo relativo a los controles fronterizos.

En Alemania se han confirmado hasta hoy un total de 2.421 casos de infectados por el COVID-19 y se han registrado seis fallecidos según los últimos datos oficiales, según recoge EFE.

Lento contagio

Si algo ha llamado la atención en los últimos días es que, pese a ser uno de los países con más afectados de Europa, Alemania ha conseguido ralentizar la expansión del coronavirus. Una de las claves es que los test a los posibles afectados comenzaron mucho antes que en otros países del Viejo Continente. Al realizar las pruebas de forma temprana, habría facilitado la detección prematura de muchos casos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Alemania pide evitar los «contactos sociales», pero no cierra los colegios del país