Madrid cierra todos los centros de jubilados para frenar el coronavirus

Galicia confirma un cuarto caso en un menor que acudió al instituto hasta el jueves

R R.
redacción / la voz

La Comunidad de Madrid ha adoptado la medida más drástica hasta el momento en España para intentar frenar la expansión del coronavirus. Ha ordenado el cierre de los 213 centros de mayores de su territorio, tanto públicos como privados, para evitar la propagación de la enfermedad. La medida ha sido adoptada después de la muerte de dos ancianos, uno en la residencia de La Paz, en la que también se han contagiado otras 15 personas, y otro en un centro de mayores. Madrid es, con diferencia, la zona de España con más infecciones, 137, y es también el punto en el que se mantiene activo un foco de transmisión local del virus en Torrejón de Ardoz, cuyo origen aún no se ha esclarecido.

La Comunidad de Madrid ha adoptado esta medida extrema al considerar que existe «un riesgo inminente y extraordinario para la salud pública y, en particular, para los usuarios y trabajadores de estos centros». La orden solo afectará, de momento al territorio madrileño, ya que el Ministerio de Sanidad no considera necesario cerrar todos los centros de mayores. «No hay que cambiar ni la vida social ni nada de esos lugares», sino únicamente evaluar «las situaciones específicas de cada lugar», según explicó Fernando Simón, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.

En Galicia, mientras tanto, una tercera persona ha dado positivo por coronavirus en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo. Se trata del hijo de la mujer que dio positivo ayer. Es un adolescente de 15 años de Moaña que vive con su padre, a quien se le han hecho también los análisis, que han dado negativo, tal y como confirmó el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña.

Los del joven han dado positivo en el Hospital Meixoeiro y se han enviado a Madrid para que los confirme el Centro Nacional de Microbiología. Como en los casos anteriores, los análisis ya han confirmado que está infectado con el virus SARS-CoV-2. Es el cuarto caso en Galicia, tercero en Vigo. Se considera que todos proceden de Madrid, aunque en este último queda claro que el contagio se produjo en Galicia. El transportista rumano de 44 años y su mujer de 47 permanecen aislados en la misma habitación del Álvaro Cunqueiro. En cuanto a su estado de salud, la madre sigue asintomática, el menor está bien y presenta una clínica de tos y rinorrea -congestión nasal-, mientras que el varón sigue estable, aunque dentro de un proceso de neumonía.

El primer caso de coronavirus en Galicia, el varón ingresado en el Chuac, también sufre una neumonía, pero está estable.

«O virus non circula en Galicia»

Los casos detectados en Galicia son cuatro, tres importados de Madrid y otro derivado de un caso importado (el del menor). El subdirector xeral de Epidemioloxía del Sergas, Xurxo Hervada, considera, por lo tanto, que «non está a circular o virus na comunidade neste momento». Se trata de dos focos, uno individual en A Coruña, y el brote familiar de Vigo.

Miguel Álvarez Deza, del servicio de alertas epidemiológicas de la jefatura territorial de Sanidade en Pontevedra, explicó las medidas que se han tomando en el entorno escolar del menor. El chico dejó de acudir a clase el jueves y el viernes fue ingresado. Desde ayer está aislado -primero en el domicilio y después en el hospital- y en el IES plurilingüe A Paralaia de Moaña, al que asiste el menor que ha dado positivo, continúan las clases con normalidad. El director del instituto explica que se han mantenido reuniones con las autoridades sanitarias y educativas y se ha activado un plan de vigilancia activa de todos los que han tenido contacto directo con el chico, que cursa 3.º de la ESO.

Esto significa que se procederá a identificar a todos los compañeros de clase, unos 27 alumnos, y también a los amigos más cercanos. La dirección calcula que son unos 50 o 60 chavales. Todos ellos estarán controlados y tendrán que estar atentos a sus síntomas. Informarán a los técnicos de salud pública por si notan algún cambio. En caso de que detecten que desarrollan síntomas respiratorios (tos seca, dificultad repentina para respirar o fiebre) deberán informar inmediatamente al 061. Por su parte, Álvarez Deza explicó que se ha clasificado a los contactos entre estrechos, los compañeros de clase y de transporte escolar, y casuales. A los primeros se les hará una vigilancia activa, es decir, se les llamará para preguntarles si tienen síntomas, mientras que el resto seguirán una vigilancia pasiva, llamarán ellos en caso de tener algún síntoma. La actividad en el centro seguirá con total normalidad.

Los hospitales gallegos refuerzan sus laboratorios ante el aumento de los análisis

Á. Paniagua / E. Álvarez

El Servizo Galego de Saúde ha reforzado los laboratorios de microbiología de los hospitales gallegos ante la probabilidad de que el número de muestras de posibles casos de coronavirus siga creciendo. El refuerzo es doble: próximamente incorporarán un nuevo tipo de prueba rápida, y ya ahora han ampliado horarios y personal para atender la demanda de análisis, que no deja de crecer.

«A partir de ahora vamos a recibir más muestras, y la idea es tener un buen cortafuegos para dar una respuesta rápida en los casos de clínica relevante», explica el jefe del servicio de microbiología de Vigo, el catedrático Benito Regueiro. Ese cortafuegos es una prueba rápida que detecta hasta 34 causas de neumonía en las muestras nasofaríngeas del paciente. En una hora se conoce el resultado. La filosofía de trabajo, explica el jefe de servicio de Vigo, consiste en reservar este análisis para los casos con signos clínicos más graves, normalmente los que lleguen al hospital, ya que en muy poco tiempo se puede tener un diagnóstico y tomar medidas asistenciales.

Esas muestras se analizan de una en una, y por eso es importante seleccionar muy bien a qué casos se reserva la nueva prueba.

Pero no todos los casos llegan al hospital. El Sergas está enviando a enfermeras a los domicilios de personas que tienen síntomas y que no están graves, a demanda del 061. Para estos se reserva la prueba de PCR, un análisis genético que tarda entre tres y cuatro horas, pero que, a cambio, se puede hacer para 90 muestras a la vez. «En Vigo, Santiago y A Coruña previsiblemente vamos a pasar a una máquina que permite hacer 300 muestras a la vez», explica Regueiro. Esto significa que se podrían llegar a analizar mil muestras al día, calcula, en cada hospital. No quiere decir que vayan a hacer falta.

Los tres hospitales grandes de la comunidad ya tenían atención de 8.00 a 22.00 horas. En las otras cuatro ciudades (Ourense, Lugo, Pontevedra y Ferrol) no había microbiología por las tardes, y se ha abierto. Además, los hospitales grandes se han reforzado. En Vigo, el jefe de servicio explica que se ha hecho un módulo de guardia específico para que un profesional de microbiología esté en el Meixoeiro varias horas por la tarde para hacer las pruebas.

Así funciona el nuevo análisis

Los hospitales gallegos ya tenían una prueba rápida que funcionaba por descarte. Una máquina era capaz de analizar una muestra haciendo un barrido de las 33 principales causas de neumonía, incluidos varios coronavirus (con el nuevo, hay siete tipos de este germen). Tardaba una hora. Cuando esa prueba no era positiva para ninguna de esas 33, se concluía que tenía que ser el nuevo SARS-CoV-2, aunque se hacía una técnica molecular para confirmar, más lenta. La prueba que empezará este mes en los hospitales gallegos ya incluye el nuevo virus, así que permite positivizar la muestra en una hora sin necesidad de complementar con otro análisis.

En Santiago dicen que ya están usando la máquina, aunque Sanidade anunció que llegará el lunes a A Coruña y luego al resto. Benito Regueiro resta importancia a la carrera: «Iremos todos a un tiempo».

Cinco fallecidos en 24 horas en España, la peor cifra de la crisis sanitaria

Cinco muertos en un margen de apenas 24 horas. Es la cifra de fallecidos que se registró ayer por coronavirus en España, lo que eleva la cifra de fallecimientos a ocho. Se trata en todos los casos de personas de avanzada edad y con patologías previas.

El último óbito se registró anoche en Barcelona, donde pereció una mujer de 89 años con patologías previas. Un poco antes se había confirmado otra muerte de un hombre de 83 años en el Hospital Severo Ochoa de Leganés (Madrid) y, con anterioridad, murió otro de 91 años en Madrid, otro de 81 de Zaragoza y un cuarto de 76 años en Valdemoro (Madrid). Este último acudía a un centro de día de mayores.

El número de infectados también se incrementó ayer de forma importante, con más de cien nuevos casos para contabilizar un total de 408. España sigue una evolución parecida a la de Francia y Alemania, aunque son cifras que están todavía muy lejos de la situación que se vive en Italia.

La cara visible de la Administración central en la lucha contra el COVID-19, Fernando Simón, llamó ayer a la calma: analizar los datos «crudos» no sirve de nada, dijo porque hay que mirar qué hay detrás de esas cifras y un estudio más detallado revela que «no hemos superado la fase de contención». Destacó que aunque el aumento de casos sea mayor esto no significa que la epidemia se ha descontrolado.

Galicia aún puede contener la infección

r. romar
Agentur Andina dp | europa press

Los expertos creen, sin embargo, que se acabará convirtiendo en una pandemia a nivel mundial

«Estamos en condiciones, si hacemos lo que tenemos que hacer, de contener la expansión del virus en España, según nos dicen los expertos. Pero, evidentemente, no podemos descartar ningún escenario. Si hay que tomar medidas diferentes las vamos a tomar y las vamos a comunicar a la población». Con un mensaje de tranquilidad, pero sin descartar ninguna opción, se pronunció ayer el ministro de Sanidad, Salvador Illa, sobre la evolución del coronavirus en España.

¿Es adecuada la política de contención o habría que pasar a otra fase más contundente?

Los expertos consultados por La Voz avalan la gestión de la crisis por parte del Ministerio de Sanidad y, de momento, no creen que sea necesario pasar a otro escenario con medidas más drásticas. «No hay ningún dato que nos indique que el brote de España esté descontrolado. Salvo en casos concretos como Torrejón de Ardoz o Vitoria no creo que sea necesario aplicar medidas más drásticas, como en Italia, aunque habrá que seguir la evolución día a día y, según lo que ocurra, adaptar los escenarios», apunta Antoni Trilla, responsable del Servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona. Comparte la opinión Víctor del Campo, jefe de Medicina Preventiva del Chuvi de Vigo, donde se han identificado tres casos, y Germán Bou, jefe de Microbiología del Chuac en A Coruña. «Las medidas que están tomando las autoridades sanitarias son las correctas», indica este último. Isabel Sola, codirectora del Laboratorio de Coronavirus del CSIC cree incluso posible dos escenarios distintos. «Es posible -dice- que el número de afectados vaya en aumento, pero que al mismo tiempo se pueda contener la enfermedad».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Madrid cierra todos los centros de jubilados para frenar el coronavirus