Galicia aún puede contener la infección

Los expertos creen, sin embargo, que se acabará convirtiendo en una pandemia a nivel mundial

«Estamos en condiciones, si hacemos lo que tenemos que hacer, de contener la expansión del virus en España, según nos dicen los expertos. Pero, evidentemente, no podemos descartar ningún escenario. Si hay que tomar medidas diferentes las vamos a tomar y las vamos a comunicar a la población». Con un mensaje de tranquilidad, pero sin descartar ninguna opción, se pronunció ayer el ministro de Sanidad, Salvador Illa, sobre la evolución del coronavirus en España.

¿Es adecuada la política de contención o habría que pasar a otra fase más contundente?

Los expertos consultados por La Voz avalan la gestión de la crisis por parte del Ministerio de Sanidad y, de momento, no creen que sea necesario pasar a otro escenario con medidas más drásticas. «No hay ningún dato que nos indique que el brote de España esté descontrolado. Salvo en casos concretos como Torrejón de Ardoz o Vitoria no creo que sea necesario aplicar medidas más drásticas, como en Italia, aunque habrá que seguir la evolución día a día y, según lo que ocurra, adaptar los escenarios», apunta Antoni Trilla, responsable del Servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona. Comparte la opinión Víctor del Campo, jefe de Medicina Preventiva del Chuvi de Vigo, donde se han identificado tres casos, y Germán Bou, jefe de Microbiología del Chuac en A Coruña. «Las medidas que están tomando las autoridades sanitarias son las correctas», indica este último. Isabel Sola, codirectora del Laboratorio de Coronavirus del CSIC cree incluso posible dos escenarios distintos. «Es posible -dice- que el número de afectados vaya en aumento, pero que al mismo tiempo se pueda contener la enfermedad».

¿Su avance en el mundo es imparable o podrá controlarse?

Sobre este aspecto existe una mayor unanimidad: acabará convirtiéndose, si no lo es ya, en una pandemia. «Se declarará la situación de pandemia, pero eso no presupone que este coronavirus se convierta en un virus estacional. Esto último no sabemos si se producirá», explica Juan Gestal, catedrático emérito de Medicina Preventiva de la USC, quien opina que «se irá difundiendo por toda España, al igual que lo hace el virus de la gripe». Y es ya lo que está ocurriendo. Igual de contundente es Germán Bou: «Creo que esto es ya imparable. Creo que va a acabar colonizando a todo el planeta y que la transmisión será generalizada, sobre todo porque hay personas que están infectadas que no tienen síntomas y que pueden propagar el virus a otras sin saberlo».

¿Galicia aún está a tiempo de evitar la transmisión generalizada?

Es en lo que insiste la Consellería de Sanidade, ya que los cuatro casos son importados y se han identificado y aislado a los contactos. «Estamos en un escenario de contención de los casos. Todos los positivos que tenemos en Galicia vienen de Madrid, por lo que no se puede hablar de transmisión comunitaria. En estos momentos el virus no está circulando en la comunidad y sí creemos que aún es posible contenerlo», explica Víctor del Campo, que conoce de primera mano la situación de tres de los cuatro casos identificados en Galicia y que insiste en que las medidas que se están tomando son las adecuadas.

¿Por qué la mortalidad es tan alta en España e Italia?

Con seis muertos en España y 197 en Italia, la tasa de mortalidad en función del número de contagiados es del 1,7 % en el primer caso y del 5 % en el segundo. Es una barbaridad, pero todos los expertos destacan que son datos muy preliminares y a medida que avancen los brotes las cifras se irán minimizando para equipararla, por ejemplo, con lo que ocurre con la gripe. Aún así, los especialistas apuntan a que esta situación se debe, por un lado, a que el número de afectados seguramente sea mucho mayor que los contabilizados, con lo que la ratio bajaría, y al envejecimiento de la población en estos países. ¿Cuál es, entonces la reflexión de los expertos? Que habrá que potenciar las medidas para la protección de las personas mayores.

Los primeros casos habrían llegado de China en enero o febrero

Tanto el primer muerto en España, el de Valencia, como a otros dos a los que se les realizó la prueba después de muertos indican que el coronavirus pudo haber circulado en España mucho antes de que se identificaran los primeros casos. «El virus probablemente llegó entre mediados de enero y febrero de gente que había estado en China y que probablemente fuese asintomática», explica Juan José Badiola, director del Centro de Enfermedades Transmisibles y Emergentes de la Universidad de Zaragoza. «Muy probablemente llegó semanas antes de lo que se pensaba, aunque no podemos asegurar que estos primeros casos hubieran producido contagios», corrobora Antoni Trilla.

¿Se convertirá en un virus estacional o desaparecerá como lo hizo el SARS?

Juan Gestal y Víctor del Campo no descartan la posibilidad de que, si se continúa con las medidas de contención a nivel mundial, desaparezca como lo hizo el SARS. Pero no hay ninguna certidumbre. Isabel Sola aclara que «la genética es similar en el 80 % de los casos, pero el 20 % restante es lo que marca la diferencia, y es lo que no sabemos». «Creo que hay pocas posibilidades de que el coronavirus desaparezca totalmente. Lo más probable es que baje en primavera y verano y reaparezca en otoño», indica Juan José Badiola.

¿Será más leve en el futuro?

Muy probablemente, a medida que el virus se adapte a nuestro organismo y que este genere anticuerpos, la infección será más leve, según Germán Bou.

Así se refuerzan los test de coronavirus en Galicia: ampliación de horarios y pruebas rápidas

Ángel Paniagua / Elisa Álvarez
Modelo de coronavirus eb 3D realizado por el National Instituts of Health
Modelo de coronavirus eb 3D realizado por el National Instituts of Health

Los hospitales gallegos se preparan para la demanda de análisis, que no deja de crecer

El Servizo Galego de Saúde ha reforzado los laboratorios de microbiología de los hospitales gallegos, ante la probabilidad de que el número de muestras de posibles casos de coronavirus siga creciendo. El refuerzo es doble: próximamente incorporarán un nuevo tipo de prueba rápida y ya ahora han ampliado horarios y personal para atender la demanda de análisis, que no deja de crecer.

«A partir de ahora vamos a recibir más muestras y la idea es tener un buen cortafuegos para dar una respuesta rápida en los casos de clínica relevante», explica el jefe del servicio de microbiología de Vigo, el catedrático Benito Regueiro. Ese cortafuegos es una prueba rápida que detecta hasta 34 causas de neumonía en las muestras nasofaríngeas del paciente. En una hora se conoce el resultado. La filosofía de trabajo, explica el jefe de servicio de Vigo, consiste en reservar este análisis para los casos con signos clínicos más graves, normalmente los que lleguen al hospital, ya que en muy poco tiempo se puede tener un diagnóstico y tomar medidas asistenciales.

Seguir leyendo

Votación
20 votos
Comentarios

Galicia aún puede contener la infección