Los tres casos de coronavirus de Galicia venían de Madrid

Ángel Paniagua / Elisa Álvarez VIGO, SANTIAGO / LA VOZ

SOCIEDAD

Oscar Vázquez

Un paciente estuvo dos veces en urgencias en Vigo. Una veintena de sanitarios permanecen aislados. Consulta aquí el mapa de alcance del virus

06 mar 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Galicia ya suma tres casos de coronavirus. El primero (49 años) se confirmó en A Coruña en la mañana del miércoles, el segundo (44 años) unas horas después en Vigo y el tercero es la mujer de este (47 años), que permanece ingresada en aislamiento, pero está asintomática. Todos han dado positivo en los análisisl Los del primer caso de Vigo, un hombre rumano que reside en la ciudad, fueron ratificados anoche por el Centro Nacional de Microbiología. La pareja comparte la misma habitación del Hospital Álvaro Cunqueiro, a petición propia, dicen fuentes de su entorno.

Una persona de su familia explica que viajaron a Madrid hace dos semanas. Fue un viaje para visitar a parientes de él. Aunque es transportista, no viajó más. La semana pasada, se encontró mal y acudió a su médico de familia, que le dijo que tenía catarro. El viernes acudió a urgencias con dolor abdominal. Como no tenía clínica respiratoria ni procedía de una zona de riesgo, no se le puso mascarilla y se le dio el alta. El domingo se encontraba peor, con dificultad para respirar y por la tarde volvió a urgencias. Fuentes del Cunqueiro aseguran que se le puso una mascarilla. Ingresó a la mañana siguiente con un diagnóstico de neumonía bilateral inicial, según explicaron el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña; el subdirector xeral de Epidemioloxía, Xurxo Hervada; y el jefe del servicio de medicina preventiva del Chuvi, Víctor del Campo.

Fuentes del hospital aseguran que se le hizo la prueba de la gripe y que dio negativo. Las infecciones respiratorias son habituales en esta época del año y, como no había estado en los países de riesgo, la gripe era la causa más probable de neumonía. Se le ingresó en planta y llegó a compartir habitación con otros dos hombres. Su mujer no se despegó de él.

El Ministerio de Sanidad pidió a las comunidades autónomas la semana pasada que hiciesen las pruebas de virus SARS-CoV-2 a los ingresados por neumonía cuya causa se desconozca. Por eso, el miércoles se llevaron sus pruebas al laboratorio. Como dieron positivo, se le aisló.

Las autoridades sanitarias aseguraron que desde el momento en el que se solicitó la prueba y se activó el protocolo de coronavirus, se censó a todos los posibles contactos, tanto sanitarios como familiares y a otros pacientes para tomar las medidas de aislamiento. Entre ellos está un hijo de ella, adolescente, a quien le han tomado muestras en su casa para hacerle también las pruebas.

Hay también una veintena de profesionales sanitarios que permanecen en aislamiento domiciliario por haber tenido contacto con los enfermos, según fuentes del hospital. La dificultad está en que visitó un centro de salud, dos veces el servicio de urgencias y estuvo ingresado en una planta sin protección. Hay muchos profesionales que contactaron con él.

En A Coruña son una decena los profesionales aislados. Pero esto empieza a plantear una inquietud entre los profesionales y los gestores: ¿cómo se actuará si el número de casos crece? Los protocolos establecen que todos los sanitarios deben estar aislados 14 días. Los expertos creen que las primeras jornadas son fundamentales, porque es cuando hay más probabilidades de desarrollar los síntomas; pero la cuarentena dura dos semanas, en las cuales los profesionales no van a trabajar, aunque no tengan ningún síntoma. Es algo que está ocurriendo en el País Vasco, donde hay más de un centenar de médicos, enfermeras y auxiliares que están aislados en sus casas. Según la Consellería de Sanidade, hasta ahora se han hecho más de 160 PCR, la prueba para genética que permite detectar el coronavirus. Esto quiere decir que se han descartado 157 sospechas. Cuando uno de estos análisis da positivo es preciso que sea confirmado por el Centro Nacional de Microbiología.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, anunció que el Gobierno gallego adquirirá 70.000 mascarillas y que está comprando aparataje para las urgencias de los hospitales, con una inversión de 1,8 millones.