España mantiene el escenario de contención ante el coronavirus

A pesar de que los casos suman ya 83 (81 de ellos activos), Sanidad y comunidades autónomas evitan, de momento, elevar el nivel de alerta y endurecer las medidas de prevención

Agencias

El número de contagiados en España por coronavirus asciende a 83, dos de ellos ya sanados en Canarias y Baleares y dados de alta. De los 81 casos activos, hay al menos cuatro graves: dos pacientes de Madrid, de 77 y 66 años, que permanecen estables dentro de la gravedad en la UCI, y dos enfermos más en cuidados intensivos, el paciente de Castilla La-Mancha y una mujer en Navarra. El Gobierno y las comunidades autónomas han decidido hoy por unanimidad, en un consejo interterritorial, mantener el actual escenario de contención. Evitan, de momento, elevar el nivel de alerta y endurecer las medidas de prevención tales como la prohibición de concentraciones.

La distribución geográfica de la epidemia  es la siguiente: 15 positivos en la Comunidad de Valencia, 15 en Madrid, 12 en Andalucía, 12 en Cataluña, 7 en Canarias (uno dado de alta), 9 en el País Vasco, 4 en Extremadura, 3 en Castilla y León, 2 en Baleares (uno dado de alta), 1 Navarra, 1 en Asturias, 1 en Cantabria y 1 en Castilla-La Mancha. El caso anunciado el viernes en Aragón, finalmente, resultó negativo.

Anoche, el paciente ingresado en el Hospital del Bierzo, un varón de 62 años, tras dar positivo en COVID-19 fue trasladado al Complejo Asistencial Universitario de León, al encontrarse estable y tratarse de su hospital de referencia.

Las autoridades sanitarias creen que el hecho de que no se hayan disparado los contagios en progresión geométrica en la primera semana es un dato esperanzador y, sobre todo, demuestra que los protocolos están funcionando. Más allá de las estadísticas, lo que sigue trayendo de cabeza a la Administración es lo que se denomina el «evento de Madrid». En concreto, los tres casos ingresados en Torrejón de Ardoz (el varón de 77 años en estado grave, otro hombre de 50 años y una mujer de 46) y el hombre de 66 años, también en estado grave, del Carlos III. Ninguno de ellos viajó al extranjero y se desconoce cómo se contagiaron, ya que tampoco mantuvieron, hasta donde se sabe, contacto con terceras personas infectadas.

También inquieta la situación de Andalucía y la del País Vasco, donde una doctora alavesa, que había viajado al sur de España podría haber propagado el virus en el entorno hospitalario de Vitoria. De hecho, ya hay un infectado por esta médico, otro profesional sanitario en el Hospital de Txagorritxu y un centenar de personas bajo estricta vigilancia. En Guipúzcoa hay otro profesional sanitario afectado.

Además, se observa de cerca en Cataluña el caso de una doctora que viajó a Múnich (Alemania), a un congreso internacional, y tuvo síntomas a la vuelta. Los riesgos a los que se han expuesto o se exponen los profesionales sanitarios es un tema que preocupa a los que están gestionando esta crisis, ya que es importante que España cuente con equipos disponibles por lo que pueda pasar. Por otra parte, uno de los nuevos casos confirmados este domingo en Cataluña es el de una menor de 16 años que viajó al norte de Italia.

«De momento, no es necesario elevar el nivel de alerta en España»

Todos los demás casos (el 90 %) son importados -o relacionados con casos importados- y tienen un origen claro. Solo en 9 de los 83 contagios no está identificado el origen de la infección. «De momento, no es necesario elevar el nivel de alerta en España -ha tranquilizado este domingo por la mañana el director del centro de emergencias de Sanidad, Fernando Simón-. Estamos ahora en una situación de contención. Todos los casos actuales no suponen ningún riesgo porque están bien controlados». En Italia, a día de hoy se desconoce aún cómo llegó el virus y quién fue el «paciente cero».

Sanidad confía en que los rayos del sol ayuden a acorralar al COVID-19

La llegada del frío en las últimas horas a la península no preocupa, ni mucho menos, a las autoridades de Sanidad. Simón, cara visible del Gobierno central en la batalla al coronavirus, continúa siendo el «hombre tranquilo». Ni medidas extraordinarias frente a la ola de aire gélido de estos días ni cambios de protocolos ante una evolución que es la esperada. Nada de miedo a que el frío ayude a propagarse al COVID-19 porque «el virus sobrevive mal en el medioambiente». «Su supervivencia en superficie no es algo que nos deba inquietar», explicó el director de Emergencias el sábado quien, sin embargo, se mostró esperanzado en el hecho de que el virus se vea debilitado en los próximos días por el aumento de las horas de sol, ya que el patógeno es muy vulnerable a los rayos ultravioletas.

Con este escenario de «contención», Simón ha dejado claro en varias ocasiones que el Gobierno no se plantea cambiar los protocolos, como han hecho otros países, prohibiendo concentraciones multitudinarias. «Si hay que hacerlo, se hará. Pero se hará no basándose en el miedo, en informaciones parciales o titulares de prensa, sino en evidencias sólidas», apuntó. Simón recordó que no hay pruebas de que medidas extremas de «restricciones de derechos individuales y colectivos» o de «distanciamiento social» tengan efectos reales por sí solas.

Francia, sin embargo, sí ha prohibido todas las concentraciones de más de 5.000 personas previstas en espacios cerrados. El país vecino alcanzó ayer un total de 100 casos confirmados de coronavirus. En París, el Louvre ha decidido no abrir las puertas este domingo como medida de precaución

Los positivos en China vuelven a aumentar

El número de casos en China ha vuelto a dispararse este domingo con 573 nuevos positivos, el balance más alto desde hace una semana. El contador del país asiático asciende ya a 80.000 contagios y 2.870 fallecimientos. La prioridad de su Gobierno es ahora protegerse contra la importación» de contagios desde otros países

Primeros muertos en EE.UU. y Australia

El coronavirus se cobró este sábado su primera víctima mortal en Estados Unidos, la primera en América, una mujer de unos 50 años y paciente de alto riesgo del condado de King, en el estado de Washington (oeste de EE.UU.). El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, anunció nuevas restricciones de viaje para Italia, Irán y Corea del Sur como consecuencia del incremento de casos. También Australia registró este domingo su primer fallecimiento por el COVID-19, el de un hombre de 78 años que fue evacuado la semana pasada del crucero Diamond Princess anclado en cuarentena en Japón.

La expansión del virus se ha acelerado en las últimas horas en dos de sus principales focos, Corea del Sur e Italia. En Corea del Sur, el total de casos se eleva a 3.736 casos, con 18 muertes. Mientras, en Italia los fallecidos por coronavirus ascienden ya a 29, siete más que en el último balance oficial del viernes, y los enfermos superan los 1.100. En Irán, los positivos suman 978 casos con 54 víctimas mortales; y en Japón, que podría ser excluido de las zonas de riesgo al ser lo suficientemente baja su incidencia, 239 y 11 fallecimientos.

Por otra parte, Ecuador registró ayer su primer contagio, un caso importado desde España. Se trata de una mujer de 70 años de nacionalidad ecuatoriana que acababa de regresar a su país y fue ingresada el 14 de febrero.

Las agencias empiezan a sufrir las consecuencias por el miedo al coronavirus y PSA limita los viajes de trabajo

B. c.
Sala de salidas del aeropuerto internacional de Taoyuán, en Taiwán, vacía por la caída de vuelos y reservas tras la crisis china del coronavirus
Sala de salidas del aeropuerto internacional de Taoyuán, en Taiwán, vacía por la caída de vuelos y reservas tras la crisis china del coronavirus

La psicosis desatada y los mensajes de las autoridades que invitan a evitar aglomeraciones o desplazamientos innecesarios están afectando al negocio del sector

El sector turístico es uno de los que más está sufriendo las consecuencias del coronavirus y las agencias de viajes empiezan a dar señales de preocupación. «Somos os que recibimos as bofetadas». Habla el responsable de la mayorista James Bird Travel de Vilagarcía, Xabier Álvarez Pombo, que este sábado ponía voz al malestar que existe en el sector.

Él es afortunado porque trabaja con destinos del Caribe, preferentemente Cuba, adonde todavía no ha llegado la psicosis por el coronavirus. Es más, estos países incluso podrían beneficiarse de la crisis que azota a Asia y a Europa, donde cada vez se producen más cancelaciones de viajes. Valga como ejemplo lo que acaba de ocurrir en el instituto Ramón Cabanillas de Cambados, donde la AMPA se reunió esta semana para decidir si los alumnos de bachillerato realizan la excursión que habían programado para este mes a Italia, con parada en Milán. 

Seguir leyendo

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

España mantiene el escenario de contención ante el coronavirus