«Fui al Carnaval de Venecia y al volver me pidieron que estuviera 48 horas en cuarentena en casa»

Raúl Romar García
r. romar REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

Varios estudiantes gallegos, como Irene Moncada, cuentan su experiencia con el brote de coronavirus en Italia y una joven marcha hoy mismo para Corea del Sur: «No tengo miedo»

25 feb 2020 . Actualizado a las 10:24 h.

Irene Moncada, estudiante de Derecho de la Universidade da Coruña, fue una de los jóvenes Erasmus que el pasado fin de semana fueron a los carnavales de Venecia, que se suspendieron un día después a causa del coronavirus. En su caso, no observó ni sintió nada raro. Nada que le hiciera sospechar. Pero cuando volvió a Peruggia, en cuya universidad está realizando una estancia, se encontró con un comunicado del rector en el que les pedía que se sometieran a una cuarentena en sus domicilios.

«Fuimos al carnaval de Venecia y al volver nos pidieron que estuviéramos un mínimo de entre 24 y 48 horas de cuarentena. También nos dijeron que si nos encontrábamos mal no fuéramos al médico, que llamásemos a un teléfono de Urgencias y que ya nos enviaban el médico a casa», explica la joven, de 20 años. Pero está perfectamente y, pese a la locura que se vive en el norte de Italia, no se siente preocupada. «Ahora mismo estoy tranquila y relajada, pero expectante en función de lo que pase esta semana», dice. Varios amigos suyos ya volvieron a España. Pero ella no se lo plantea. «A no ser que surja un brote descomunal en Perugia», advierte.

Admite, eso, sí, que al principio no le dieron demasiada importancia a los primeros casos de coronavirus en Italia, aunque a medida que el número de contagiados y de muertes empezó a dispararse le surgió la preocupación. Pero sin alarmarse.

Lucía Gil: «Me voy a Corea y no estoy asustada» 

«No estoy asustada para nada y hoy mismo me voy a Corea del Sur», asegura con convicción Lucía Gil, una estudiante de la Universidade da Coruña que realizará el Erasmus en Administración y Dirección de Empresas (ADE) en la Universidad de Seúl. No la ha echado para atrás el hecho de que este sea el segundo país, después de China, con más casos de coronavirus.

«He hablado con amigos y con gente que está allí y me dicen que se están tomando precauciones y que la situación está bastante controlada. En la capital, además, solo se han registrado 22 casos», precisa. Y añade con más convencimiento aún: «No veo que el coronavirus sea una enfermedad tan alarmante, no creo que sea tan mala».

Lucía Gil, estudiante de la UDC

Una vez en Seúl, permanecerá en una residencia. «Me dicen que allí la vida es bastante normal», apunta. Lucía Gil, de 20 años, simultanea los trimestres de ADE con los de Derecho, de tal modo que los últimos tres meses los había pasado en la República Checa y ahora estaba dispuesta a cambiar de aires. «Me gusta viajar y me plantee un destino exótico, como Corea», apunta. Ni el coronavirus la hizo cambiar de idea.

Tampoco piensa llevarse ninguna máscara para el viaje. Ni tampoco se la nota demasiado nerviosa ante el reto que le espera.«Voy contenta a Corea del Sur. Allí conozco a gente y creo que la cosa no es para tanto».

Javier Barcia: «Las mascarillas están agotadas» 

Javier Barcia, de la Universidade da Coruña que realiza el Erasmus en la Universidad de Génova, no tendrá clase esta semana, al igual que tampoco la habrá en el resto de los centros de enseñanza del norte de Italia. En su ciudad aún no han aparecido casos de coronavirus, pero los espera. «Es casi inevitable que acaben apareciendo», dice.