Una secta y un hospital: detrás de los más de 800 casos de coronavirus en Corea del Sur

En Irán denuncian que ya han fallecido 50 personas infectadas. China da marcha atrás y no relajará la cuarentena de Wuhan


redacción

Corea del Sur se convertido ya en el segundo lugar más afectado por el coronavirus, después de China, tras informar hoy de 231 nuevos casos y superar los 800 contagios, con siete muertos, mientras crece la intranquilidad en torno a la ciudad de Daegu, principal foco de infección.

De entre los 231 casos de hoy (que hacen ya un total de 833 en el país desde el pasado 20 de enero), la mayoría, 129, vuelven a corresponder a personas ligadas a la sede de la secta Shincheonji en Daegu, ciudad de 2,4 millones de habitantes que aparte registró hoy otros 57 casos no ligados directamente a este culto cristiano.

También se anunciaron otras dos muertes, las dos nuevamente en el hospital Daenam de Cheongdo, que linda con Daegu (230 kilómetros al sureste de Seúl) y que concentra 6 de los 8 fallecimientos que se han producido hasta ahora en Corea del Sur.

Junto con la secta, este centro médico es el otro gran foco de infección, en concreto su pabellón psiquiátrico, donde 103 de los 105 pacientes ingresados contrajeron el patógeno, probablemente a través de las visitas realizadas por miembros de Shincheonji para hacer labores de voluntariado.

El hospital y la iglesia suponen por sí solos el 75 % de los contagios del SARS-CoV-2 en Corea del Sur, que ha visto multiplicados casi por 30 las infecciones desde el pasado martes, cuando dio positivo la llamada «paciente 31», una seguidora de 61 años de Shincheonji que las autoridades creen que pudo actuar como agente «supercontagiador» y transmitir la enfermedad a decenas de personas.

El Gobierno afirma por su parte tener una lista con los miembros de Shincheonji en Daegu y asegura que los está monitorizando.

Unos 9.300 miembros de esta secta están bajo cuarentena, con más de 1.200 mostrando síntomas de posible contagio.

Ahora mismo la atención de las autoridades se centra sobre todo en Daegu y la circundante provincia de Gyeongsang del Norte -juntas suman en torno a 690 casos- para evitar que la epidemia se dispare también en otras zonas del país.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades Contagiosas de Corea (KCDC) ha dicho que va a revisar a 28.000 personas de Daegu que recientemente acudieron a centros hospitalarios o que llamaron a su número de asistencia porque han tenido tos o fiebre, principales síntomas de COVID-19.

Mientras, las aerolíneas surcoreanas planean ya cancelar vuelos con origen y destino en la que es la cuarta ciudad más poblada del país y donde hoy se vieron ya interminables colas -también en Seúl y alrededores, pese a que ahí el número de contagios está solo en torno a los 80- para comprar mascarillas, producto cada vez más difícil de adquirir.

Varias embajadas en Corea del Sur han instado a no viajar a Daegu y aledaños, incluida la de España, que hoy recomendó a residentes a través de un correo electrónico no trasladarse a ese área «en la medida de lo posible, y mientras se prolongue la situación actual».

A su vez, la directora del KCDC, Jung Eun-Kyeong, pidió hoy a todos aquellos en el país que tengan tos o fiebre que dejen de acudir a centros académicos o laborales para evitar propagar aún más el virus.

Varios eventos se han cancelado, incluida una sesión de la Asamblea Nacional (Parlamento) surcoreana prevista para hoy, después de que una persona que se reunió recientemente con un comité parlamentario diera positivo por el virus.

También se ha pospuesto sine die el inicio de la liga nacional de fútbol, que tenía previsto arrancar el próximo fin de semana.

Tras el repentino aumento de transmisiones Corea del Sur ya elevó el domingo al máximo su nivel de alerta para enfermedades contagiosas, lo que permite a las autoridades adoptar medidas drásticas como cerrar el tráfico aéreo o cerrar colegios.

El KCDC ha dicho que actualmente está testando y manteniendo en cuarentena a 11.631 personas en todo el país que podrían haber contraído COVID-19.

Contradicciones en las cifras de Irán

El diputado de Qom, Ahmad Amirabadí, denunció este lunes que en esa ciudad han muerto al menos 50 personas por coronavirus y que se debería poner en cuarentena la urbe, aunque el Ministerio de Salud de Irán negó estos datos e insistió en que hay doce fallecidos. «Hasta anoche unas 50 personas han muerto debido al coronavirus, el ministro de Salud es culpable en este tema», dijo Amirabadí tras una sesión del Parlamento, citado por la agencia semioficial ILNA.

El parlamentario, que abandonó la sesión, denunció que las medidas adoptadas por las autoridades para prevenir la propagación del coronavirus «no han sido eficaces» y que «los enfermeros no tienen ropa adecuada de cuarentena».

«En la sesión cerrada pedí al ministro de salud (Saad Namakí) que ponga en cuarentena a Qom e incluso discutí con él porque están mintiendo a la población», subrayó. Amirabadí explicó que el coronavirus llegó a Qom hace tres semanas, aunque los primeros casos no se anunciaron hasta el pasado miércoles, y que hay unas 250 personas en cuarentena en la ciudad.

El diputado también denunció que Qom está haciendo frente a «una escasez» de equipos de diagnóstico del coronavirus y de mascarillas en las farmacias, y que cuatro especialistas enviados a la ciudad la abandonaron anoche. Según sus datos, durante este tiempo 32 de las personas que estaban en cuarentena han muerto y la mayoría de los fallecimientos en los hospitales de Forqani y Kamkar de Qom se deben al coronavirus.

Entre los casos que han dado positivo figura el director de la Universidad de Ciencias Médicas de Qom, por lo que ante la crisis existente el diputado pidió que se nombre rápidamente a otra persona para ese puesto.

Desde el Ministerio de Salud negaron las cifras ofrecidas por el diputado y mantuvieron que en todo Irán han perecido hasta ahora 12 personas por el COVID-19. El portavoz de Salud, Kianush Yahanpur, anunció que los contagiados ascienden a 64 en el país, aunque poco antes el ministro informó al Parlamento de que los infectados eran 43. Yahanpur precisó que desde ayer se han confirmado 18 casos nuevos: ocho en Qom, tres en Teherán, dos en Isfahán, dos en Markazí, dos en Gilán y uno en Hamedán.

Las autoridades sí han reconocido que Qom, centro teológico de Irán al que acuden miles de peregrinos y estudiantes, es el origen de la epidemia y que varios de los infectados en otras provincias habían viajado a esta ciudad santa en los últimos días.

Ante los temores a la propagación del Covid-19, Turquía, Pakistán, Irak y Armenia han cerrado sus fronteras con Irán, mientras que otros países de la región como Kuwait, Jordania y Arabia Saudí han tomado medidas para impedir la llegada de personas procedentes de la República Islámica.

Más infectados en el Diamond Princess

El Ministerio de Sanidad japonés ha confirmado la muerte de un tercer pasajero del crucero Diamond Princess, en cuarentena en el puerto de la ciudad de Yokohama. El número de infectados es de 634 pasajeros y tripulantes. La última víctima es un hombre de 80 años. El Ministerio ha señalado que falleció por neumonía tras ser evacuado a un hospital, pero no ha confirmado si estaba contagiado por el nuevo coronavirus. Otros dos pasajeros, un hombre y una mujer también de más de 80 años fallecieron el pasado jueves. Ambos estuvieron en el crucero Diamond Princess.

Además, cuatro de los 30 ciudadanos de Reino Unido e Irlanda repatriados desde Japón del crucero Diamond Princess han dado positivo por coronavirus, con lo que ya son 13 los casos confirmados de la nueva enfermedad en Reino Unido. Sin embargo, el Ministerio de Sanidad había asegurado que se había realizado «una evaluación completa de riesgo de enfermedades infecciosas» a los 30 antes de partir de Japón y que ninguna de estas personas había manifestado síntomas del virus. Otro centenar de británicos evacuados de China han terminado este mismo domingo la cuarentena de 14 días en el Hospital Milton Keynes de Eaglestone, al norte de Londres.

China se retracta y no relaja la cuarentena a los residentes de Wuhan

La ciudad china de Wuhan, en el centro-este del país asiático y foco del brote de coronavirus, no levantará por el momento la cuarentena impuesta a sus residentes tal y como había adelantado previamente en un comunicado.

Según informaron las autoridades de la ciudad en un primer momento en una nota difundida por la red social Sina Weibo, equivalente chino de Twitter -que recogieron medios oficiales como el periódico Global Times- la ciudad iba a relajar la cuarentena iniciada hace más de un mes entre residentes que no estuvieran bajo observación médica o en aislamiento. No obstante, minutos después un segundo comunicado indicó que el primero quedaba «invalidado», sin dar más explicaciones al respecto.

Según Global Times, el primer anuncio fue publicado antes de recibir la «aprobación final» de la oficina al mando del control de la epidemia, y de ahí su invalidación. Este primer comunicado indicaba que Wuhan relajaba el cierre, «permitiendo abandonar la ciudad al personal atrapado si no se encuentran bajo observación médica o en cuarentena». También precisaba que se permitiría a los residentes de la urbe no infectados por el virus «salir para asuntos urgentes en otras ciudades».

El Gobierno local dijo posteriormente a la agencia China News Service que el primer comunicado había sido emitido por un grupo de trabajo en el centro de comando de la epidemia sin que hubiese sido aprobado por sus superiores.

El centro de comando ha «criticado seriamente» a los funcionarios que emitieron el comunicado y les reprenderá, según esa agencia.

Desde el pasado 23 de enero, Wuhan, de 11 millones de habitantes, ha estado «sellada», sin permitir la entrada o salida de la ciudad y con el tráfico rodado suspendido, salvo para vehículos de emergencias. Por el momento, las autoridades sanitarias chinas han informado de al menos 2.592 fallecidos por la nueva neumonía Covid-19 entre los 77.150 infectados diagnosticados del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 en el país asiático.

Aunque una treintena de países cuentan con casos diagnosticados de Covid-19, China acapara en torno al 99 % de los infectados.

El Ministerio de Sanidad de China ha confirmado este lunes que ya son 2.592 personas las que han muerto a causa del brote del nuevo coronavirus y 77.345 los contagiados.

Italia, blindada y en alerta para frenar el coronavirus, que deja ya siete muertos

maría signo

Es el tercer país del mundo en número de contagiados con más de 200. De momento, la OMS descarta elevar el nivel de alerta a «pandemia», pero avisa de que es «el momento de prepararse» para ella. Un italiano da positivo en Tenerife

Italia se blinda para intentar contener la rápida expansión del coronavirus. Suma 231 contagiados y siete víctimas mortales: un hombre de 62 años de Castiglione d'Addaque con problemas cardíacos y renales importantes, un hombre de 80 años que ha fallecido en el hospital Sacco de Milán tras haber ingresado por un ataque al corazón en el mismo centro médico en el que estaba hospitalizado el primer paciente que dio positivo en el país, otro hombre de 88 años de la localidad lombarda de Caselle Lanne, un varón de 84 años que falleció en el hospital Juan XXIII de Bérgamo, una mujer residente en la provincia de Cremona, otro hombre más de 78 años de la localidad de Vo' Euganeo (provincia de Padua, Véneto) y otra mujer de 77 años que estuvo en Codogno y dio positivo en una prueba realizada tras su muerte.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Una secta y un hospital: detrás de los más de 800 casos de coronavirus en Corea del Sur