Venecia suspende el Carnaval por la crisis del coronavirus

La infección sorprende a los investigadores por su rápida propagación y ya suma dos muertos, 132 contagiados y más de 50.000 personas siguen aisladas. Milán cerrará los colegios una semana y el presidente del Gobierno, Giuseppe Conte no descarta la intervención del ejército

Un turista asiatico este domingo con una mascarilla en Venecia
Un turista asiatico este domingo con una mascarilla en Venecia

Redacción

Los temores por la propagación del coronavirus en Italia, donde ya se registran 132 casos y dos fallecidos, han hecho que se cancele el carnaval de Venecia y se cierren las escuelas durante la semana próxima en Lombardía, Véneto y Piamonte. El presidente de la región de Véneto, Luca Zaia, informó de que de acuerdo con el ministro de Sanidad, Roberto Speranza, «se han cancelado todos los eventos públicos y privados y se ha dispuesto el cierre de escuelas y museos hasta el 1 de marzo, incluido el carnaval de Venecia», según informa Efe.

El carnaval de Venecia, uno de los eventos más importantes de la ciudad de los canales, había comenzado hace una semana y tenía previsto concluir el próximo martes. La decisión de cancelar los eventos públicos y privados y todas las actividades escolares ya se había tomado en la región de Lombardía, la más afectada con 89 casos.

Además el Ejecutivo italiano ha aprobado una serie de medidas extraordinarias para intentar contener la difusión de los casos de coronavirus, como la prohibición de entrada y salida en las 11 localidades consideradas epicentro de la epidemia. «Hemos adoptado un decreto ley para contener esta emergencia. El objetivo es proteger la salud de los italianos, que es lo más importante para nosotros», anunció en las últimas horas el presidente del Gobierno, Giuseppe Conte, tras un consejo de administración extraordinario.

Se han realizado cerca de 3.000 análisis a sospechosos de tener la enfermedad, informó este domingo el jefe de la Protección Civil italiana, Angelo Borrelli. La mayoría de los casos se registran en Lombardía, con un total de 93, seguido de los 24 que hay censados en Véneto (dos de ellos en la ciudad de Venecia). Igualmente han aumentado a nueve los contagiados en Piacenza, en la vecina región de Emilia Romagna, mientras que ascienden a seis los positivos en Piamonte.

Del total de contagiados, «54 se encuentran ingresados en los hospitales, 26 en las unidades de cuidados intensivos y 29 en aislamiento domiciliario», añadió Borrelli en una breve comparecencia ante los medios para actualizar los datos.

Conte explicó, como recoge Efe, que el decreto ley contiene «el poder evitar el movimiento de personas en las áreas consideradas de brotes, en la zona de la provincia de Lodi con 10 municipios involucrados y el de Vo 'Euganeo, en Veneto». «No se permitirá la entrada y la salida en áreas identificadas como brotes al menos de excepciones específicas y se ha ordenado la suspensión del trabajo, la educación y los eventos públicos», explicó Conte al final del Consejo de Ministros.

Se trata de Casalpusterlengo, Codogno, Castiglione d'Adda, Fombio, Maleo, Somaglia, Bertonico, Terranova dei Passerini, Castelgerundo y Sanfiorano, en la región de Lombardia y donde viven cerca de 50.000 personas y se ha convertido en la zona cero de este foco de coronavirus en Italia.

Asimismo, también se han puesto en estado de aislamiento Vo' Euganeo, en la provincia de Padua, de unos 4.000 habitantes, y donde se produjo la primera víctima mortal, un hombre de 78 años. La segunda víctima es una mujer de 77 años que estuvo en Codogno, que falleció el pasado 20 de febrero en su casa por complicaciones respiratorias, pero que una prueba realizada tras su muerte ha confirmado que era positiva al virus.

Por otra parte, el ministro de Deportes, Vicenzo Spadafora, anunció la suspensión de todas las actividades deportivas previstas para este domingo en las regiones de Véneto y Lombardía, que comprenden los partidos de la Serie A de fútbol como Inter-Sampdoria, Atalanta-Sassuolo y Verona-Cagliari. Conte explicó que, aunque algunos sectores políticos lo han pedido, no ve necesario por ser «desproporcionada» la suspensión del tratado de Schengen, sobre libre circulación de ciudadanos de la Unión Europea.

El presidente de la región de Lombardia, Attilio Fontana, confirmó en una entrevista radiofónica que los casos han ascendido a 89, entre ellos se encuentra el de un joven de 17 años que reside en Valtellina, localidad alpina, pero que estudia en un instituto de Codogno, la localidad desde donde se cree comenzó el contagio.

Por su parte, el presidente de la región de Véneto, Luca Zaia, informó de 25 casos y destacó que se han registrado dos infectados por el coronavirus en Venecia, que están ingresados en el hospital San Giovanni e Paolo. Zaia explicó que de los 25 casos, 19 se han producido en Vo' Euganeo, en la provincia de Padua (Véneto), donde se registró la primera víctima mortal, un hombre de 78 años.

El alcalde de Milán, Giuseppe Sala, anunció que ordenará cerrar las escuelas y que aunque «no quiere una ciudad blindada» hay que tomar medidas. Ya hoy Sala suspendió la celebración de un examen para una oposición en la que se esperaba la asistencia de miles de personas.

Por su parte, la ministra de Educación, Lucia Azzolina, decidió suspender los viajes escolares tanto dentro de Italia como al extranjero. «Una precaución que en mi opinión es necesaria ante este escenario», mantuvo la ministra.

Corea del Sur decreta máxima alerta con cinco muertos y 602 casos de coronavirus

El Gobierno creen que los próximos 7-10 días van a ser cruciales para la evolución de la epidemia.

Andrés Sánchez Braun / EFE

Corea del Sur elevó este domingo su escala de alerta por enfermedades contagiosas al máximo nivel ante el aumento de casos del coronavirus, del que se han reportado 169 nuevos casos y cinco muertes y que ya ha afectado a 602 personas en el país asiático. El Ejecutivo surcoreano ha decidido activar la alerta roja después de que el número de contagios se haya multiplicado por 20 en los últimos cinco días, especialmente a través del foco infeccioso en el que se ha convertido la sede de la secta religiosa Shincheonji en la ciudad de Daegu (230 kilómetros al sureste de Seúl).

Entre los 169 casos reportados este domingo, la mayoría de nuevo en torno a Daegu, se han registrado a su vez los pacientes más jóvenes hasta la fecha en Corea del Sur, un niño de 4 años que reside precisamente en esa ciudad, y otro de solo 16 meses en la localidad de Gimpo (oeste de Seúl).

;
Corea del Sur supera los 600 casos y eleva los contagios, fuera de China, a más de 1.200 Veintidós personas han fallecido a consecuencia del coronavirus, fuera de China

En la reunión celebrada con miembros de su Gabinete para activar el nuevo nivel de alerta, el presidente surcoreano, Moon Jae-in, dijo que la epidemia «ha alcanzado un punto de inflexión» y su Gobierno ha dicho que los próximos 7-10 días van a ser cruciales para la evolución de la epidemia. Moon pidió a todas las administraciones medidas «de una contundencia sin precedentes» de cara a contener el virus.

El presidente explicó que las autoridades sanitarias están adoptando medidas «especiales» con respecto a los miembros de la secta Shincheonji, que aglutina 329 de los 602 casos nacionales. 

El Centro para la Prevención de Enfermedades Infecciosas de Corea (KCDC) considera que el grueso de los contagios relacionados con la secta se produjo en las misas multitudinarias que el grupo ofició en Daegu, localidad más afectada junto al colindante condado de Cheongdo.

En Cheongdo, el hospital Daenam ha registrado al menos 111 contagios y tres de los cinco fallecidos (hoy se anunciaron dos nuevas muertes) hasta el momento en el país estaban ingresados aquí. Se cree que la infección pudo llegar al hospital por las visitas que fieles de Shincheonji hacen regularmente al centro médico para labores de voluntariado.

Moon insistió en que las autoridades, que mantienen en cuarentena a más de 9.000 de los seguidores de la secta (unos 1.200 muestran de momento síntomas de contagio), están tratando de localizar al número máximo de seguidores para que se les practiquen pruebas de detección del virus. El cierre de sedes de Shincheonji y la limitación de las actividades de sus miembros son medidas que deben adoptarse para proteger la salud pública, dijo Moon.

En ese sentido, pidió cooperación a los miembros de este culto cristiano, que emitió un comunicado por internet diciendo que está trabajando estrechamente con el Gobierno y asegurando que ha facilitado la lista con todos sus seguidores de Daegu y que solo 253 personas siguen sin estar localizables. «Desde el 18 de febrero hemos cerrado nuestras 1.100 iglesias e instalaciones anexas. Y todos nuestros servicios, reuniones y eventos han sido cancelados», afirmó el grupo religioso. La iglesia pidió también que cesen las «especulaciones e informaciones maliciosas sin contrastar» con respecto al culto.

Por su parte, el ministro de Salud y Bienestar, Park Neung-hoo, ha dicho que la epidemia está muy concentrada en el sudeste y que el Gobierno garantizará más de 600 camas extra en Daegu para pacientes infectados y que además se establecerán otras 1.000 en otros puntos del país.

También se designarán 43 hospitales nacionales para tratar a aquellos afectados que presenten síntomas menos intensos. A su vez se ha pedido a los residentes de Daegu que se abstengan de salir de casa durante las próximas dos semanas. Por otro lado, se anunció que para evitar la propagación del patógeno en aulas, el inicio del curso escolar en guarderías, colegios de primaria, secundaria y centros de bachillerato se retrasará inicialmente una semana, del 2 al 9 de marzo.

El Gobierno surcoreano protestó a su vez la decisión del Gobierno de Israel de no permitir la entrada de ciudadanos del país asiático después de que 18 peregrinos católicos que viajaron recientemente al estado hebreo dieran positivo por coronavirus al regresar. El país asiático, que ha dado de alta hasta la fecha a 18 pacientes de coronavirus, dice que el número de personas en cuarentena a los que se les han hecho pruebas para confirmar la presencia del patógeno es a día de hoy de 8.057.

¿Quién contagió a quién? El misterioso brote de coronavirus que ha puesto en jaque a Italia

M. Pérez
;
Colas para comprar comida en las zonas afectadas por el coronavirus en Italia Las autoridades tratan de contener el foco de contagios

La autoridades italianas intentan averiguar cómo se infectó la primera víctima mortal, sin vínculos aparentes con los contagios de la región de Lombardía

Italia contiene la respiración mientras que los casos de contagios por coronavirus en las regiones del norte del país no dejan de aumentar. Son más de un centenar los infectados, una cifra que se ha multiplicado exponencialmente desde en apenas dos días, con además tres víctimas mortales, dos personas de avanzada edad que sufrían complicaciones de salud. Las autoridades han impuesto el toque de queda en las once localidades que desde el viernes están aisladas para tratar de que el virus no se extienda. «Hemos adoptado un decreto ley para contener esta emergencia. El objetivo es proteger la salud de los italianos, que es lo más importante para nosotros», aseguraba Giusseppe Conte, tras celebrarse un consejo de ministros de urgencia. «No se permitirá la entrada y la salida en áreas identificadas como brotes al menos de excepciones específicas y se ha ordenado la suspensión del trabajo, la educación y los eventos públicos», añadió. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Venecia suspende el Carnaval por la crisis del coronavirus