Alejandro y Gonzalo, principales sospechosos para la Guardia Civil de «Néboa»

El sexto capítulo del «thriller» grabado en Galicia se emite este miércoles, a las 22.40 horas, en La 1. Vota en la encuesta: ¿Quién crees que es el asesino?


redacción / la voz

Nadie es lo que parece en la isla de Néboa, donde todo el mundo parece ocultar cosas que no deben salir a la luz. Alejandro Ulloa, dueño de la conservera, y Gonzalo, el cura, se han convertido en los personajes con más posibilidades de haber cometido los crímenes que arrancaron en la primera noche del entroido. Así lo cree la Guarda Civil, que ya los considera como los principales sospechosos en el sexto capítulo de Néboa, que este miércoles, a partir de las 22.40 horas, se emite en La 1 de Televisión Española.

El siguiente paso que tienen que dar Mónica y Carmela es descubrir cuál de los dos podría ser el Urco. De Gonzalo (Xabier Deive) se sabe que fue él quien hizo desde su teléfono las últimas llamadas recibidas en el móvil de Ana, la primera víctima, la noche en que murió. Por su parte, Alejandro (Santi Prego) ya estuvo vinculado con una de las víctimas de 1989 y otros muertos por el Urco trabajaban en su conservera. Los lectores de La Voz pueden elegir qué personaje creen que puede ser el Urco en este enlace.

Sin embargo, descubrir al asesino que mantiene aterrorizados a los habitantes de Néboa no es el único problema que tiene Mónica en este momento. Después de haber sorprendido a su hija Vega con Emilio, el novio maltratador del cual había escapado, sabe que no puede perderla de vista ni un solo segundo.

La familia Ulloa tampoco puede estar tranquila. Si la detención de Alejandro ha sido un golpe muy duro para ellos, durante un homenaje a las víctimas del 89 en la Iglesia, Mara recibe un aviso: Agentes de la UCO están revisando las cuentas de la conservera en busca de irregularidades o movimientos anómalos.

Mientras tanto, Antón sigue dándole vueltas a aquello que le reveló Roque mientras lo mantuvo secuestrado: que Rosa mantiene una relación con el propietario de la conservera, algo que tratará de confirmar a toda costa, aunque le cueste su matrimonio.

Pero lo peor todavía está por llegar. La previsión pronostica niebla para la noche. Aún quedan tres días de carnaval y faltan dos muertos para que se cumpla una vez más la leyenda.

Néboa es la serie de Televisión Española y Voz Audiovisual, protagonizada por Emma Suárez e Isabel Naveira y grabada en la costa de Ortegal, que narra una serie de asesinatos ocurridos en la remota isla ficticia de Néboa durante el entroido. Otros crímenes ocurridos en el pasado y las leyendas locales atribuyen las muertes al Urco, un ser sobrenatural que sale del mar para cobrarse a sus víctimas. 

Esta es la verdadera isla de «Néboa», en la costa de Ortegal

La verdadera identidad del Urco todavía no ha sido revelada, pero Néboa ha servido para poner el foco en uno de los tramos del litoral gallego más desconocido para el gran público. La producción de Voz Audiovisual para Televisión Española traslada cada miércoles a los espectadores de La 1 a algunos de los parajes más espectaculares de la costa de Ortegal, aunque también destacan paisajes de Carballo, Cabana de Bergantiños y Cambre.

En O Barqueiro (Mañón) se localizan el puerto y la mayor parte de las calles de la ficción. Pero sin ir muy lejos, en Estaca de Bares, se encuentra uno de los escenarios más llamativos: el hotel en el que se alojan Mónica y Vega, su hija, y que se corresponde con dos localizaciones diferentes. El exterior es el Faro de Estaca de Bares y el interior se corresponde con el Hotel Semáforo de Bares.

Su gerente, Javier Pardo, tiene muy claro el motivo por el que el equipo de Néboa se decantó por localizar la grabación en la zona de Ortegal. «Es una costa muy salvaje y agreste y la serie lo refleja muy bien. Estos días nos llegan muchos mensajes de amigos y clientes destacando lo bonito que se ve el paisaje. La verdad que para nosotros participar en la serie fue una auténtica novedad y una experiencia muy bonita. Nos hace mucha ilusión ver el resultado cada semana. Ha sido muy gratificante», afirma Javier Pardo.

El edificio es una antigua estación de radio y servicio meteorológico que entró en funcionamiento como hotel en el año 2002. «Dirigir un hotel en un lugar tan espectacular como Estaca de Bares es fantástico, cada día es algo nuevo. Cuando nos llama la gente por teléfono, sin haber estado aquí, lo hacen con unas ganas de venir espectaculares», apunta. Al Semáforo de Bares llegan viajeros nacionales e internacionales. «La verdad que esta zona no solo está por descubrir para el resto de España y del mundo si cabe, sino que también está pendiente para los propios gallegos», asegura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Alejandro y Gonzalo, principales sospechosos para la Guardia Civil de «Néboa»