El coronavirus deja su primera víctima mortal en Europa

La enfermedad ya se ha cobrado más de 1.500 vidas en China, según el último balance


Redacción / Agencias

El Ministerio de Sanidad francés ha confirmado este sábado la primera muerte por coronavirus en Europa, al fallecer un turista chino aquejado de la enfermedad en un hospital de París. El fallecido, de 80 años de edad, provenía de la provincia de Hubei, en el centro de China, y epicentro de la enfermedad, según ha anunciado la ministra, Agnès Buzyn.

Las muertes por el coronavirus en toda China siguen aumentando. En las últimas 24 horas se sumaron 143 nuevos decesos al total de fallecidos del país, que llega a 1.523, así como 2.641 casos confirmados, lo que eleva a más de 66.000 el número de casos detectados, mientras que más de 8.000 personas han sido dadas de alta tras superar la enfermedad. 

Según los datos oficiales publicados hoy, se ha realizado un seguimiento a más de 513.183 personas que han estado en contacto cercano con los infectados, de los cuales 169.039 siguen bajo observación. La situación continúa siendo complicada en Hubei, donde los fallecidos llegan a las 1.457 personas. De las últimas 139 muertes certificadas allí, 107 se produjeron en su capital, Wuhan, que permanece en cuarentena desde el pasado 23 de enero. 

A Hubei han llegado ya un total de 217 equipos médicos compuestos por 25.633 profesionales sanitarios -de los cuales, 20.000 están destinados en Wuhan-, informó hoy el subdirector de la Comisión Nacional de Sanidad, Wang Hesheng, quien forma parte del comité formado por el Gobierno central para enfrentarse a la epidemia. «El número total de trabajadores médicos enviados a Wuhan supera con creces al del rescate tras el terremoto de Wenchuan del 2008, y también han llegado mucho más deprisa», aseguró Wang en una rueda de prensa en celebrada en Wuhan, según recoge la agencia estatal Xinhua.

 Entretanto, según Efe, continúan las preocupaciones por el impacto del coronavirus en la segunda economía más grande del mundo, y la misma agencia Xinhua reconoció hoy que la enfermedad está afectando fuertemente a «varias industrias», incluyendo el comercio minorista, la manufactura y el turismo. «Hoteles, restaurantes, centros comerciales y sitios turísticos que deberían estar en pleno apogeo están ahora vacíos», asegura.

También hay preocupación por la hasta ahora paulatina vuelta al trabajo tras las prorrogadas vacaciones por el Año Nuevo lunar, y en ciudades como Pekín, la capital china, la mayoría de los ciudadanos se mantienen aún encerrados en sus viviendas, las calles siguen desiertas y los locales comerciales cerrados, con la excepción de supermercados y pequeñas tiendas de alimentación. En este sentido, todas aquellas personas que regresen a la ciudad tras las prolongadas vacaciones deberán pasar obligatoriamente una cuarentena de 14 días en casa para ayudar a prevenir contagios del nuevo coronavirus, según informaron anoche medios locales.

 Las autoridades tratan de que la vuelta al trabajo se realice «de manera ordenada» con un doble objetivo: evitar que se disparen los casos y que no se frene la actividad económica, según la directriz marcada por el propio presidente chino, Xi Jinping. No obstante, muchas empresas han pedido a sus empleados que trabajen desde sus domicilios.

Por otra parte, Estados Unidos ya ha ordenado la evacuación de los más de 400 pasajeros estadounidenses del crucero del Diamond Princess, que ahora mismo se encuentra bajo cuarentena en el puerto japonés de Yokohama, para que continúen otros 14 días en aislamiento en su país, mientras el número de positivos a bordo ha alcanzado los 218 casos. 

Hasta ahora los pacientes se confirmaban por medio de unos test realizados con unos equipos que escasean en la provincia y ahora los médicos tendrían más atribuciones para poder confirmar un caso.

Con los nuevos criterios, bastará con diagnosticar a los pacientes con tomografías informatizadas para confirmar las infecciones, lo que permitirá aislar más rápidamente a las personas afectadas, recoge Efe. 

Hasta la fecha, todos los decesos menos dos -en Filipinas y Hong Kong- se han producido en la China continental y, aunque una treintena de países cuentan con casos diagnosticados de neumonía de Wuhan o COVID-19, China acapara en torno al 99 % de los infectados.

Los síntomas del nuevo coronavirus son, según recoge Efe,  en muchos casos parecidos a los de un resfriado, pero pueden estar acompañados de fiebre y fatiga, tos seca y disnea (dificultad para respirar).

La OMS asegura que el coronavirus es «el enemigo público número uno de toda la humanidad»

LA VOZ

Lo ha bautizado como Covid-19 y ha asegurado que la primera posible vacuna tardará todavía dieciocho meses en estar lista. Los fallecidos aumentan hasta los 1.113

1.113 fallecidos. Es el último balance de muertos por el nuevo coronavirus. Los casos por infección han aumentado hasta alcanzar los 44.653. Los datos de fallecidos por el brote del nuevo coronavirus superan a los registrados a causa del brote de SARS o síndrome respiratorio agudo que se detectó por primera vez en 2002. En 2003, más de 600 personas habían muerto en China a causa de este virus, mientras que la cifra a nivel global alcanzó los 765 fallecidos.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de China ha explicado que el 83 por ciento de los brotes en grupo de la infección del nuevo coronavirus ocurren entre miembros de una misma familia. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

El coronavirus deja su primera víctima mortal en Europa