La falta de uso, principal razón para cancelar las suscripciones a plataformas

Los usuarios invierten la quinta parte de su tiempo de televisión en el «streaming», según un informe realizado por Nielsen en Norteamérica


redacción / la voz

Netflix, HBO y Amazon Prime ocupan cada vez más el ocio de los espectadores. Y la oferta tiende a multiplicarse con nuevos operadores, como Disney+, que están a punto de entrar en juego en mercados como el español. Los consumidores norteamericanos ya invierten la quinta parte de su tiempo de televisión en ver contenidos de las plataformas, según revela una edición especial del informe Total Audience Report, elaborado por la consultora Nielsen, que está dedicada al impacto de las llamadas «guerras del streaming» en Estados Unidos.

Las plataformas de televisión en Internet pelean por ir más allá del ordenador y de dispositivos móviles como las tabletas y los smartphones. Su objetivo final es conquistar el televisor. Según sostiene este informe, Netflix es el servicio por suscripción con una mayor penetración en los nuevos hábitos de consumo audiovisual, con un 31 % del contenido consumido por los espectadores estadounidenses en la pantalla más grande del hogar. El segundo, con un 21 %, es el servicio gratuito de YouTube, seguido por Hulu (12 %) y Amazon Prime (8 %). El restante 28 % corresponde al resto de los operadores de este mercado en constante cambio.

De todas las personas encuestadas por Nielsen para este estudio, un 90 % aseguraron estar suscritas a al menos un servicio de streaming, mientras que un 60 % aseguraron estar abonados a más de uno de estos servicios de pago. Si se analiza un parámetro de edad específico de jóvenes de entre 18 y 34 años, el porcentaje de los que tienen acceso a más de una plataforma sube al 78 % y la mitad de ellos cuentan con al menos tres.

Si algo tienen en común estos nuevos servicios audiovisuales es la ausencia de datos concretos de usuarios y de cancelaciones. Frente al crecimiento de las alternativas y de la demanda del público, la sobreoferta también empieza a materializarse. Tal como recoge la revista Fast Company, de todas las razones que dan los usuarios para cancelar una suscripción a una plataforma en línea hay una recurrente en la que coinciden el 42 % de los casos: no usar el servicio lo suficiente para que el coste merezca la pena. Otras de las razones que llevan a abandonar una plataforma son el cambio a otra suscripción gratuita (22 %), haber acabado ya el contenido en el que el usuario estaba interesado (20 %), el traslado a otro operador de pago (19 %) e insatisfacción con la calidad del servicio (17 %), entre otras.

Para explicar el éxito de estas nuevas formas de distribución audiovisual hay que tener en cuenta el acceso a sus catálogos por tarifas más o menos asequibles y la flexibilidad para cancelar en cualquier momento. Aumentar las opciones a la hora de ver contenidos es la razón principal por la que los usuarios admiten abonarse a estos servicios de pago (47 %), mientras que otros (37 %) afirman hacerlo para ver programas que solían seguir en televisión y que ya no pueden encontrar.

Entre las razones más valoradas a la hora de decidirse por una u otra firma de streaming, la principal de ellas es el coste, considerado extremadamente importante por el 84 % de los abonados encuestados por Nielsen. Muy relevante también es la facilidad de uso, valorada por el 81 % de los encuestados. El 79 % destacan la variedad y disponibilidad del contenido y el 77 %, la calidad de reproducción. Lo menos valorado (solo en el 37 % de los casos) es el contenido en directo.

Peacock y Quibi se suman este año al mundo de las plataformas de «streaming»

B. pallas
Jeffrey Katzenberg y Meg Whitman, en la presentación de Quibi en la feria CES de Las Vegas.
Jeffrey Katzenberg y Meg Whitman, en la presentación de Quibi en la feria CES de Las Vegas.

El servicio Disney+ llegará a España el 31 de marzo con su catálogo familiar

La guerra del streaming que estalló en el 2019 sigue librándose este año con la llegada de nuevas plataformas que hacen cada vez mayor la burbuja del entretenimiento y sus nuevas formas de distribución. Ayer, NBCUniversal anunció que el próximo 15 de julio llegará a Estados Unidos Peacock, el nuevo servicio de streaming para competir con Netflix, HBO, Disney+ y Apple TV+. Y el 6 de abril saldrá al mercado Quibi, nuevo operador que ofrecerá vídeos cortos solo para ver en el teléfono móvil.

Un estudio de la consultoría tecnológica GP Bullhound predijo a finales del pasado año que en el 2020 Netflix verá crecer a una de sus rivales y acortar distancias en el mercado. «El consumo de contenido bajo demanda disponible en plataformas se consolidará y, aunque Netflix seguirá siendo la principal, surgirá un competidor premium capaz de hacerle frente», subrayaba el informe, que constataba esta época como el «furor del streaming».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La falta de uso, principal razón para cancelar las suscripciones a plataformas