El infierno de Fran Álvarez antes de morir

C. Aldegunde REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

El exmarido de Belén Esteban llevaría muerto más de un día cuando se encontró su cadáver. Se enamoró de una compañera del centro de desintoxicación, incumpliendo las normas para completar tratamiento

12 feb 2020 . Actualizado a las 15:42 h.

Los restos mortales de Fran Álvarez reposan desde ayer lunes en el cementerio de la Almudena, tras la dolorosa despedida de sus familiares y amigos. Su padre Amaro y una de sus hermanas acudieron al sepelio, mientras que otra de sus hermanas se quedó con su madre en casa, sin fuerzas para acudir ni al tanatorio ni al funeral. Según adelantaban ayer en Sálvame, citando amigos cercanos a la familia, «la muerte de Fran seguramente se habría producido la madrugada del viernes al sábado»

El exmarido de Belén Esteban, con la que no tenía ninguna relación aunque sí que tenían amigos en común, no pasaba por un buen momento en la actualidad. Hacía un tiempo había ingresado en un centro de desintoxicación con la esperanza de ser capaz de superar su adicciones, pero lo había dejado. Actualmente tenía una relación con una mujer, con la que según algunos vecinos, habría tenido una fuerte discusión el viernes. El sábado, tal y como relató el reportero Kike Calleja en Sálvame, su novia habría acudido a su casa, pero nadie le abrió. Todo apunta, tras las primeras conclusiones de la autopsia, que en ese momento Fran Álvarez ya estaría sin vida. 

Los resultado toxicológicos tardarán más de un mes en conocerse, pero la familia ya sabe que Fran Álvarez murió de una «parada cardiorrespiratoria», aunque no se sabe la causa. «Según les han comentado los servicios de emergencias y lo que han visto en la autopsia, Fran no sufrió», añadía.