La astronauta que batió un récord supraestratosférico

Christina Koch permanció casi un año a bordo de la Estación Espacial Internacional y consiguió el vuelo espacial más largo de una mujer en la historia

POOL

colpisa

Se llama Christina Koch y ha permanecido casi un año a bordo de la Estación Espacial Internacional (EEI), concretamente 328 días. Abandonó la Tierra el 14 de marzo del año pasado y ayer regresaba al planeta estableciendo un nuevo récord: el del vuelo espacial más largo en la historia de una mujer. «Estoy conmovida y feliz», dijo, sonriente, tras ser extraída de la cápsula Soyuz, que aterrizó en las estepas de Kazajistán, en Asia Central, tras un vuelo de tres horas y media.

La marca anterior la ostentaba Peggy Whitson, toda una veterana del espacio, pero ya el 28 de diciembre, la astronauta estadounidense, de 41 años, superó los 288 días seguidos que había permanecido su compatriota en la estación espacial. No ha sido, sin embargo, el único hecho histórico que ha protagonizado la ingeniera, ya que en octubre de 2019 fue una de las dos mujeres que formaron parte de la primera caminata espacial 100% femenina, junto a Jessica Meir, una bióloga marina.

Un hito que estuvo precedido por un primer intento bochornoso unos días antes, cuando Anne McClain y la propia Koch planificaron un paseo espacial que no se pudo llevar a cabo porque en la estación solo había un traje adaptado a la fisonomía femenina para salir al exterior.

Dos días antes de su regreso a la Tierra, Koch contó a la NBC que lo que más iba a extrañar de su periplo por la órbita terrestre es la «microgravedad». «Es muy divertido estar en un lugar donde puedes saltar del suelo al techo cuando quieres», explicó esbozando una sonrisa. Pese a batir el récord, la astronauta asegura que Whitson, de 59 años y con tres misiones espaciales a sus espaldas en las que ha acumulado 655 días en el espacio, sigue siendo su «heroína» y «mentora». Su deseo es «inspirar a la futura generación de exploradores» tal y como Whitson hizo con ella.

La astronauta ha participado en diversas investigaciones a bordo de la EEI, entre las que se encuentra un estudio de la fuerza vertebral en el espacio, que busca definir el impacto que tienen los vuelos espaciales en la degradación muscular y ósea de la espina dorsal y el riesgo de ruptura de los huesos en relación a este asunto. Sin embargo, de todos los experimentos de los que Koch ha sido parte, la NASA destaca el que desarrolló sobre los cristales en microgravedad, que consiste en la cristalización de la membrana de una proteína ligada al crecimiento de tumores y la supervivencia al cáncer. Con los resultados en la mano, la agencia espacial estadounidense espera contribuir al desarrollo de tratamientos contra el cáncer.

Koch sigue la estela de mujeres como Valentina Tereshkova. La cosmonauta soviética fue la primera en viajar al espacio. Lo hizo en 1963 y su misión sigue siendo la única realizada por una mujer en solitario. El récord absoluto de 437 días está en poder de Valeri Poliakov. Entre los astronautas de la NASA, el récord es de Scott Kelly, con 340 días seguidos en la EEI, antes de regresar a la Tierra en 2016.

Dos astronautas hacen historia en la NASA ¿solas?

Xavier Fonseca

Las redes sociales arden por la cobertura de las dos mujeres que protagonizaron la primera caminata espacial conjunta de la historia

La historia de la ciencia tiene luces y sombras. Algunos muros se han derrumbado con mayor facilidad que otros. Por ejemplo, el conocimiento científico trasciende hoy a cualquier rivalidad política entre las diferentes naciones del planeta. Existen numerosas instituciones en las cuales colaboran con total naturalidad países enfrentados, como las dos Coreas, o Rusia y Estados Unidos. 

Sin embargo, romper la barrera de género ha costado mucho más. El relato de la mujer en la ciencia describe todo tipo obstáculos e injusticias. Los casos se cuentan por miles. A finales del siglo XIX un grupo de científicas que trabajaban en el observatorio de Harvard descubrieron de que están hechas las estrellas. Poco se sabe de aquella hazaña. Una de ellas era Cecilia Payne. Seguro que su nombre no le suena pero para muchos es la autora de la tesis más importante de la astrofísica. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La astronauta que batió un récord supraestratosférico