Así se levanta un hospital contra el coronavirus en una semana

Millones de personas siguen en directo los trabajos desde sus casas. Los centros comenzarán a recibir pacientes mañana y el 6 de febrero


A velocidad de vértigo, China está levantando casi de la nada dos hospitales para tratar exclusivamente pacientes contagiados por el coronavirus. Ambos centros, situados en Wuhan -epicentro del brote-, comenzarán a recibir pacientes en breve. Si todo va según lo previsto, mañana abrirá sus puertas el primero de ellos, siete días después de iniciarse los trabajos.

Los trabajadores, camiones y excavadoras se mueven a contrarreloj día y noche para cumplir con la fecha límite en las zonas de construcción. El Hospital Huoshenshan, que cubre un área de 34.000 metros cuadrados y proporcionará mil camas, recibirá los primeros pacientes este lunes después de que quede listo para su uso esta noche. Con un área de 75.000 metros cuadrados, el Hospital Leishenshan, con capacidad para 1.500 camas, abrirá sus puertas a los enfermos el 6 de febrero.

Desde sus casas, millones de ciudadanos chinos, pero también de otras partes del mundo, siguen las obras en directo. Ambos edificios se levantan a partir de módulos prefabricados y su coste ascenderá hasta los 39 millones de euros. Durante la epidemia del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS), en el año 2003, China fabricó una clínica en tiempo récor (una semana) en las afueras de Pekín.

También se puede apreciar la rapidez de los trabajos en varios timelapses colgados en Internet:

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Así se levanta un hospital contra el coronavirus en una semana