Los familiares de los españoles repatriados por el coronavirus: «Piden jamón, queso y chocolate»

La veintena de personas que permanecen en cuarentena en el hospital madrileño Gómez Ulla están contentos y «muy bien de moral»

Puerta de acceso al recinto del Hospital Gómez Ulla de Madrid
Puerta de acceso al recinto del Hospital Gómez Ulla de Madrid

«Comen muy bien y nos permiten llevar comida siempre que esté todo envasado», cuentan a los medios de comunicación desde el interior de un coche a punto de acceder al hospital madrileño Gómez Ulla el hermano y la madre de uno de los españoles repatriados de China que aguardan aislados a que pasen los 14 días de cuarentena para descartar su contagio por el coronavirus. La veintena de españoles que permanecen en cuarentena están contentos y «muy bien de moral», hasta el punto de que algunos han pedido a sus familiares que les lleven jamón, queso y chocolate.

Todo el grupo tiene «la moral muy bien», relatan sus allegados, que detallan que todos los pacientes se están ayudando, tienen juegos y televisión, y algunos emplean parte de su tiempo en hacer deporte. Pese a que las medidas de protección son muy estrictas -solo una visita diaria durante veinte minutos sin contacto físico y los mismos allegados-, el citado familiar ha confirmado que les permiten llevarles comida siempre que esté envasada. «Las medidas de profilaxis son excelentes. Solo esperamos que ninguno enferme y que en 14 días puedan salir», ha añadido la madre de uno de ellos.

Tras visitar a Manuel Vela, entrenador de fútbol en Wuhan y otro de los repatriados desde la ciudad china, foco del coronavirus, su mujer, Mónica, y su prima Marta han asegurado a los numerosos periodistas concentrados frente a la entrada del Gómez Ulla que se han emocionado mucho. «Ha sido reconfortante», ha dicho Mónica, que ha llevado a su marido una bufanda del Betis. «Prácticamente nos ha echado porque quería ver el partido», ha bromeado antes de asegurar que Manuel volverá a China porque tiene un compromiso con el equipo de fútbol.

«Tiene que volver pero antes va a ir a Sevilla a comer chicharrones y gambas al ajillo», ha apostillado entre risas la prima de Manuel. Ambas, que regresarán a Sevilla «porque la vida sigue» y ya han visto que «está bien», han explicado que el trato con el personal médico ha sido estupendo.

Descartado el coronavirus en el niño de ocho años ingresado en Barcelona

La Voz

El resultado de las pruebas realizadas al menor, procedente de Wuhan, han dado negativo

La Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPB) ha descartado el coronavirus en el niño de ocho años procedente de Wuhan ingresado en Barcelona tras dar negativo el resultado de las pruebas realizadas, según confirmó la Consellería de Salud.

El pequeño, procedente de Wuhan (China) y con algunos síntomas que hicieron pensar que podría tener la enfermedad, está ingresado en el Hospital Sant Joan de Déu, centro de referencia pediátrico en casos de enfermedades contagiosas, tras haber sido atendido en principio en el Hospital Clínic.

Las pruebas que han descartado que el niño tenga el virus se han efectuado en el laboratorio de apoyo de vigilancia epidemiológica.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los familiares de los españoles repatriados por el coronavirus: «Piden jamón, queso y chocolate»