Tercer capítulo de «Néboa»: Mónica sospecha que Cascudo vio al Urco

TVE emite esta noche un episodio en el que Antón quiere saber con quién mantenía su hija una relación y Rosa desconfía cada vez más de su marido


redacción / la voz

Faltan tres víctimas para que se cumpla en la isla de Néboa la leyenda que remite a cadenas de crímenes ocurridas en el pasado durante la celebración del entroido. La tensión será máxima en el tercer capítulo del thriller de Televisión Española y Voz Audiovisual, que se emite esta noche en La 1 a partir de las 22.40 horas.

La teniente Mónica Ortiz, que ha llegado desde la capital para investigar el primero de los asesinatos, es consciente de que el Urco volverá a matar y está decidida a hacer todo lo posible para evitarlo.

Mónica, interpretada por la actriz Emma Suárez, mantiene la sospecha de que Mario Castro, más conocido como Cascudo (el actor David Seijo), pudo ver al Urco la noche del asesinato de Ana, pero que mantiene silencio por alguna razón desconocida por ahora. La agente pretende hacerlo hablar para que revele la identidad del asesino. Pero Cascudo mantiene su negativa a colaborar: él tiene otros planes.

Después de que tenga lugar el entierro de la joven adolescente que apareció asesinada en el Buraco do Demo y con la máscara del Urco cubriendo su rostro, Antón (Antonio Durán, Morris) pide ayuda a Roque (Denís Gómez): está decidido a averiguar quién es el hombre que mantenía una relación con su hija, algo que no le resultará fácil.

Al mismo tiempo, Rosa (María Vázquez) sigue espiando a su marido y la desconfianza sobre lo que este pudo haber hecho en la noche del asesinato no hace más que aumentar. Después de descubrir la lancha que oculta en un almacén del puerto, la madre de la víctima decide contarle a Carmela (interpretada por Isabel Naveira) que Antón les ha mentido, y se ofrece a llevar a la sargento de Néboa hasta el lugar del escondite. Es posible que este descubrimiento pueda afectar a la investigación del caso.

Gonzalo López-Gallego: «En "Néboa" he descubierto a unos actores gallegos maravillosos»

b. pallas

El director asegura que el entroido es el punto de partida que determina un tono de «sobriedad y oscuridad» en la serie de TVE. Este miércoles La 1 emite su tercer episodio

Gonzalo López-Gallego, realizador de películas como El rey de la montaña, dirigió en Hollywood el thriller de ciencia-ficción Apollo 18 y la cinta de terror Open Grave. Ahora regresa a España con Néboa, que dirige junto a Jorge Saavedra y Manu Gómez y de la que asegura sentirse «muy orgulloso». Para él, cada capítulo es como un largometraje.

-¿Cómo llegó usted hasta la isla de «Néboa»?

-Cuando me llegó el primer guion y el mapa de tramas empecé a imaginármelo, un proceso de ir leyendo e investigando y dejándote llevar por la serie. Es vital hacer siempre el primer viaje de localizaciones para empaparte del entorno, ver las casas y conocer a la gente, ese retrato que vas a hacer, y poco a poco se va colocando en su sitio la forma personal en que lo vas a retratar. Ese es mi proceso, a mí me gusta mucho empaparme lo máximo posible. Tengo que querer primero a cada personaje, sea bueno o malo, y tengo que hacerme biografías de quiénes son, de cómo fue su infancia, qué relaciones han tenido, profundizar en sus perfiles para que luego en el rodaje los pequeños detalles crezcan y acaben de cerrar el guion. Ese es el proceso previo y luego toda la maquinaria va encajando.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Tercer capítulo de «Néboa»: Mónica sospecha que Cascudo vio al Urco