Raquel del Rosario desvela el «secreto de su matrimonio» con Pedro Castro

La cantante dedicó unas palabras muy especiales a su marido por su 45 cumpleaños


Redacción / La Voz

Raquel del Rosario ha dedicado unas tiernas palabras a su marido, el gallego Pedro Castro, con motivo de su 45 cumpleaños. «Miente fatal y cantar no es uno de sus dones. Siempre compra y envuelve los regalos el último día y el factor sorpresa no es su fuerte», comienza la cantante de El Sueño de Morfeo que desde hace años reside en California, para describir a su marido. «Lo que más pereza le da en el mundo es deshacer la maleta, es capaz de comerse algo que lleva semanas caducado antes de tirarlo, prefiere no tomar café a hacerlo en un Starbucks y definitivamente no puede hacer dos cosas a la vez», añade. 

«A veces, su teléfono se convierte en una especie de consultorio, ya que mucha gente recurre a él cuando necesita consejo. Tiene el maravilloso don de saber escuchar y lograr abrir el corazón de las personas en cuestión de minutos, y yo, ya he aceptado el hecho de que todo el mundo se enamore de él», prosigue. 

En un largo post de Instagram, Raquel del Rosario no deja de enumerar las cualidades del fotógrafo. «La vida le ha puesto en situaciones realmente difíciles en las que ha sido un ejemplo de paciencia (infiniiiita) y entereza. Y ha demostrado ser el mejor padre que sus 4 hijos podrían soñar». Y desvela el secreto de su matrimonio: «Puedo contar con los dedos de la manos las veces que hemos discutido en todos estos años juntos, porque él no entiende de conflicto, drama o victimismo, el es fácil, sereno y en su corazón no alberga el más mínimo rencor». 

View this post on Instagram

Miente fatal y cantar no es uno de sus dones. Siempre compra y envuelve los regalos el último día y el factor sorpresa no es su fuerte. Lo que más pereza le da en el mundo es deshacer la maleta, es capaz de comerse algo que lleva semanas caducado antes de tirarlo, prefiere no tomar café a hacerlo en un Starbucks y definitivamente no puede hacer dos cosas a la vez. A veces, su teléfono se convierte en una especie de consultorio, ya que mucha gente recurre a él cuando necesita consejo. Tiene el maravilloso don de saber escuchar y lograr abrir el corazón de las personas en cuestión de minutos, y yo, ya he aceptado el hecho de que todo el mundo se enamore de él. La vida le ha puesto en situaciones realmente difíciles en las que ha sido un ejemplo de paciencia (infiniiiita) y entereza. Y ha demostrado ser el mejor padre que sus 4 hijos podrían soñar. Puedo contar con los dedos de la manos las veces que hemos discutido en todos estos años juntos, porque él no entiende de conflicto, drama o victimismo, el es fácil, sereno y en su corazón no alberga el más mínimo rencor. Convivir con una persona como yo NO es sencillo, él acepta mis rarezas y respeta mis decisiones aunque vea las cosas de forma totalmente opuestas. Me quiere libre, me quiere “Yo”, y ese es uno de los principales motivos por los que esto funciona. Le encanta contarme con el entusiasmo de un niño todo lo que lee en esos libros tan densos que amontona por toda la casa y nadie interpreta los sueños mejor que él. Solo me ha pedido una vez que le haga una foto, y es esta. Creo que ese día estaba luchando contra algún maldito miedo de esos que no nos dejan avanzar. También es bueno con eso. Un año más, celebró que existes y doy gracias por el regalo que es tenerte de compañero de viaje. Feliz cumpleaños mi amor. Lo mejor está por llegar. Te quiero ❤️ @pedrocastro1

A post shared by Raquel Del Rosario (@raqueldelrosario) on

Además reconoce que «convivir con una persona como yo no es sencillo, él acepta mis rarezas y respeta mis decisiones aunque vea las cosas de forma totalmente opuestas». Y asegura que: «Me quiere libre, me quiere “Yo”, y ese es uno de los principales motivos por los que esto funciona». 

«Le encanta contarme con el entusiasmo de un niño todo lo que lee en esos libros tan densos que amontona por toda la casa y nadie interpreta los sueños mejor que él. Solo me ha pedido una vez que le haga una foto, y es esta. Creo que ese día estaba luchando contra algún maldito miedo de esos que no nos dejan avanzar. También es bueno con eso», confiesa. Y termina su especial dedicatoria así: «Un año más, celebró que existes y doy gracias por el regalo que es tenerte de compañero de viaje. Feliz cumpleaños mi amor. Lo mejor está por llegar. Te quiero». 

Por su parte, Pedro Castro colgó una imagen de él al lado de una tarta de cumpleaños junto a la que explicaba que «en el 2012 tuve un sueño muy poderoso en el que me pidieron que ya no buscara una vida de interés propio y que, en cambio, comenzara una vida de servicio a los demás. Desperté con sensación de vacío. Fue un sentimiento realmente aterrador».

Desvela una larga lucha en los últimos ocho años en los que «he estado perdido y confundido a diario. Tuve que enfrentar mis mayores temores y me pusieron en situaciones en las que tenía que ser la peor versión de mí mismo. Ha habido meses en los que he luchado para llegar a fin de mes hasta el punto de temer no poder poner comida sobre la mesa para mis hijos o tener que cortar la electricidad. Sin embargo, algo en mí sabía que regresar a mi antiguo y cómodo ser no era una opción. En mí algo crecía y me mostraba que confiaba en el camino. Mis amigos y mi familia han sido rocas sólidas para encontrar comodidad y seguridad en estos tiempos difíciles. Han estado allí para mí tanto económica como emocionalmente cuando más lo necesitaba. He aprendido a ser agradecido con los demás y humilde conmigo mismo. He aprendido a no tener miedo de pedir ayuda cuando la necesito y a recibirla cuando me la piden. He aprendido a ser vulnerable. Estar solo con mi yo más oscuro y hacerme amigo de esa parte de mí misma que siempre he negado. Sí, tengo oscuridad y luz dentro de mí», explicaba con unas enigmáticas palabras, en las que da a entender la difícil situación que ha vivido en los últimos años. 

View this post on Instagram

In 2012 I had a very powerful dream in which I was asked to not longer pursue a life of self interest and to instead begin a life of service to others. I woke up with sense of emptiness. It was a really scary feeling. In the last 8 years I have been lost and confused on a daily basis. I have had to face my biggest fears and I have been put in situations in which I had to be the worst version of myself. There has been months in which I have struggled to make ends meet to the point of fearing being able to put food on the table for my children or have the electricity cut-off. Yet something in me knew that returning to my old comfortable self was not an option. In me something was growing and it was showing me to trust the way. My friends and family have been solid rocks in which to find comfort and security through this difficult times. They have been there for me both economically and emotionally when I most needed it. I have learned to be grateful to others and humble towards myself. I have learned to not be afraid of asking for help when needed it and take it when extended to me. I have learned to be vulnerable. To be alone with my darkest self and befriend that part of myself that I have always been in denial of. Yes, I hold darkness and light within me. Today I turned 45 and I find myself away from those I love the most but I’m more connected to them than I have ever been. They understand my process and they encourage me to follow thru with it. I’m here in Davos at the World Economic Forum making a film for the United Nations to join businesses together to help create a better world. In my dream I was asked to use my skills to reach more people in more impactful ways. So I’m here doing what I know how to do best which is to listen to people. I’m driven by the same purpose that most people I have converse with are. To make changes in our lives so our children and grandchildren can have a healthy planet in which they can thrive in their lifetime. I’m learning that we all make a difference even though it may seem insignificant to us and that big changes begin with small choices one person at a time. 🙏🏻❤️🙏🏻

A post shared by Pedro Castro (@pedrocastro1) on

«Hoy cumplo 45 años y me encuentro lejos de los que más amo pero estoy más conectado con ellos que nunca. Entienden mi proceso y me animan a seguirlo. Estoy aquí en Davos, en el Foro Económico Mundial, haciendo una película para las Naciones Unidas para ayudar a crear un mundo mejor. En mi sueño, me pidieron que usara mis habilidades para llegar a más personas de maneras más impactantes. Así que estoy haciendo lo que mejor sé hacer, que es escuchar a la gente. Me impulsa el mismo propósito con el que la mayoría de las personas con las que converso. Hacer cambios en nuestras vidas para que nuestros hijos y nietos puedan tener un planeta saludable en el que puedan prosperar en su vida. Estoy aprendiendo que todos podemos marcar la diferencia, aunque nos parezca insignificante, y que los grandes cambios comienza con pequeñas elecciones de una persona».

Raquel del Rosario desvela el trastorno que tiene su hijo Leo

M. Pérez

La cantante de El Sueño de Morfeo, que tiene dos hijos con el fotógrafo gallego Pedro Castro, muestra las dificultades y alegrías a las que se enfrenta como madre. Claves para detectar el autismo

«Desde los dos años supe que Leo era diferente, le encantaba tumbarse bocarriba largos ratos ensimismado, parecía estár viendo una película en el techo, a veces sonreía y parecía interactuar con algo». Así comienza el post del blog Planeta Particular, en el que Raquel del Rosario revela el trastorno que tiene su hijo mayor, Leo, de cinco años. La cantante de El sueño de Morfeo, que estuvo casada durante unos años con el piloto asturiano Fernando Alonso, lleva varios años ya alejada de los escenarios y viviendo en Los Ángeles, donde trabaja su marido, el fotógrafo gallego Pedro Castro. Junto a él tiene dos hijos, Leo, nacido en el 2014, y Mael, del 2016. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Raquel del Rosario desvela el «secreto de su matrimonio» con Pedro Castro