El coronavirus de origen chino podría mutar y propagarse

Sanidad insta a los aeropuertos a prevenir la posible entrada en España del brote de neumonía, que ha dejado ya 17 muertos en todo el mundo. China cierra todos los transportes en la ciudad donde se originó

;
Ya son nueve los muertos por el coronavirus en China Estados Unidos confirma el primer caso en su territorio.

Se contagia entre humanos, principalmente por las vías respiratorias; está presente ya en al menos 13 provincias chinas, pero también en Tailandia, en Japón, en Corea del Sur, en Taiwán y en Estados Unidos; y ha dejado ya 17 víctimas mortales. Más de 400 personas permanecen infectadas por el coronavirus de Wuhan, un brote de neumonía que, según las autoridades chinas, podría mutar y propagarse. El Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) del Ministerio de Sanidad español considera que el riesgo de introducción del virus en nuestro país es, «en estos momentos», «muy bajo», al igual que el impacto que supondría para la salud pública la detección un caso importado. Sin embargo, el Gobierno extrema precauciones: Sanidad ha pedido ya a las autoridades aeroportuarias que estén preparadas para, en caso de ser necesario, activar el procedimiento de actuación establecido en los puntos de entrada.

El número de muertos ha sido actualizado este miércoles por las autoridades de la provincia china de Hubei, origen de la neumonía vírica, desde donde alertan de que, «aunque todavía falta por entender por completo la vía de transmisión del virus», «existe la posibilidad de que mute» y, por tanto, riesgo de una mayor propagación, recoge la agencia Efe. A la citada Comisión Nacional de Sanidad le preocupa el masivo movimiento de viajeros que suponen las vacaciones del Año Nuevo chino, que arrancan este viernes, por lo que ha insistido en el control de temperaturas a los viajeros en puertos, aeropuertos y estaciones de autobús y tren, en el seguimiento a quienes padecen los síntomas (fiebre, fatiga, tos seca, disnea) y en la designación de hospitales específicos para el tratamiento de los pacientes, que deberán ser aislados.

Las autoridades chinas decidieron además este miércoles cerrar todos los transportes -transporte público urbano, el metro, el ferry y los transportes de pasajeros de larga distancia- en Wuhan, ciudad de 11 millones de habitantes donde se originó el brote, e impedir cualquier salida de la ciudad «sin razones especiales». Así pues, el aeropuerto y la estación de tren quedarán «temporalmente cerrados», se explica en una escueta circular publicada por el nuevo centro de control y prevención de la neumonía,  y se prohíbe que ningún ciudadano salga de la localidad hasta nuevo aviso. 

Tranquilidad en España

En España, el Ejecutivo prepara un protocolo de actuación ante la aparición de posibles casos sospechosos. No obstante, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha transmitido este miércoles un mensaje de tranquilidad: «Estamos preparados para actuar ante cualquier eventualidad». Recuerda que España no dispone de aeropuertos con vuelos con conexión directa a Wuhan y que esta ciudad no es un destino turístico frecuente. 

En el resto de Europa, se puede volar a la localidad china desde Francia, el Reino Unido e Italia. Así, las autoridades sanitarias de los estados miembros de la Unión Europea están llevando a cabo actuaciones de comunicación a profesionales sanitarios, a las autoridades de puertos y aeropuertos y al público en general. Siguiendo las recomendaciones de la OMS, ningún país está aplicando por ahora medidas de restricción de los viajes o el comercio con China.

La OMS pospone su decisión

La Organización Mundial de la Salud decidió este miércoles prolongar un día más la reunión de su Comité de Emergencia para decidir si declara o no la emergencia internacional ante el brote del nuevo coronavirus. El Comité de Emergencia, formado por expertos médicos de diversos países (entre ellos epidemiólogos chinos), se reunió durante horas en la sede de la OMS en Ginebra y, al no conseguir consensuar la medida, decidió volver a encontrarse para seguir debatiendo la posible alerta, anunció su presidente, el francés Didier Houssin.

Houssin reconoció en rueda de prensa que hubo «división» al 50 % en el comité a la hora de declarar o no la alerta internacional, mientras que el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, argumentó que la cautela responde a que se «toman muy seriamente» el brote y necesitan más información de las autoridades sanitarias chinas, informa Efe. Añadió que un equipo de la OMS continúa trabajando en el foco de la epidemia para seguir investigando.

El origen

Aunque, de momento, no se ha dado con el origen exacto del coronavirus, todas las hipótesis apuntan a un mercado de marisco y pescado de la ciudad de Wuhan, desde donde mutó y se hizo transmisible de persona a persona. Según informa Europa Prees, científicos chinos estiman que la fuente fueron los animales salvajes que se venden en dicho mercado.

El nuevo virus pertenece a la misma familia que el que causó el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS), una enfermedad que entre el 2002 y el 2003 mató a 800 personas en todo el mundo en una pandemia que también comenzó en China. Se cree que este había sido transmitido por la civeta, un tipo de animal salvaje que se considera un manjar en algunas partes de China.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El coronavirus de origen chino podría mutar y propagarse