Harry y Meghan ya no serán altezas reales y pagarán la reforma de su mansión

Los duques pierden este tratamiento y devolverán los casi tres millones de euros públicos que se gastaron en la renovación de Frogmore Cottage, que seguirá siendo su residencia en el Reino Unido


El príncipe Harry y Meghan Markle ya no serán altezas reales. Ni tampoco recibirán fondos públicos para los deberes derivados de la corona. La noticia fue adelantada por la BBC, que cita al Palacio de Buckingham. Los términos del acuerdo se  aplicarán en primavera. Además, los duques de Sussex aseguran que tienen la intención de reembolsar los casi tres millones de euros que se utilizaron para reformar la masión de Frogmore Cottage, la vivienda que les cedió Isabel II y que, según señala la cadena pública, seguirá siendo su hogar en el Reino Unido. «Según lo acordado en este nuevo pacto, comprenden que es necesario que renuncien a sus deberes reales, incluidos los nombramientos militares oficiales. Ya no recibirán fondos públicos por sus funciones reales», ha explicado la casa real británica en un comunicado.

El texto explicita que la pareja seguirá manteniendo sus patronatos y asociaciones «con la bendición de la reina», pero ya no podrán representar formalmente a la monarca. En cualquier caso, el documento señala también que «los duques de Sussex han dejado claro que todo lo que harán seguirán respetando los valores de su majestad».

Junto con el  comunicado del Palacio de Buckingham se ha difundido otro texto personal de Isabel II en el que la reina expresa su «satisfacción» por haber logrado «una vía constructiva» para resolver la situación después de que la pareja expresara su intención de independizarse de la Casa Real. «Enrique, Meghan y Archie siempre serán miembros queridos de mi familia», ha subrayado. «Apoyo su deseo de una vida más independiente», ha remachado la reina, que les agradece en la misiva el trabajo desarrollado y destaca lo «particularmente orgullosa» que se siente de «cómo Meghan se ha convertido tan rápidamente en una más de la familia».

Después de que los duques hicieran pública su decisión de dar un paso atrás y desligarse de la corona y de sus obligaciones, Isabel II montó una especie de gabinete de crisis con su hijo Carlos y sus dos nietos para comenzar a discutir las condiciones de esta retirada. Y ahora se dan a conocer los detalles del acuerdo del Megxit. 

Precisamente la prensa sensacionalista británica especula sobre el hogar que Meghan y Harry elegirán para instalarse en Canadá, ya que la reina dijo en un comunicado que respetaba la decisión de ambos y que se abría una época de transición en la que la pareja viviría entre ambos países. Al parecer estarían considerando comprar una gran mansión de 7.000 metros cuadrados en el oeste de Vancouver que ofrece unas impresionantes vistas. The Sun publica en exclusiva, la esposa del príncipe Harry ya le habría echado el ojo a la propiedad, que cuenta con seis habitaciones y cinco baños en cuatro pisos con ventanas panorámicas. 

«El vecindario es conocido como un paraíso para la gente rica y tiene una atmósfera muy relajada. Estoy seguro de que serían muy felices allí, y serían recibidos con los brazos abiertos», señala un agente inmobiliario, según cita la publicación. Otra fuente comenta: «La casa es una verdadera joya en Kitsilano, uno de los barrios más deseables de Vancouver. El área es particularmente buscada por jóvenes triunfadores súper ricos y conscientes de la imagen». 

Meghan Markle le echa el ojo a una mansión de Canadá valorada en 24 millones de euros

La Voz

La propiedad de lujo estaría situada un exclusivo barrio del oeste de Vancouver

Meghan y Harry estarían considerando comprar una lujosa mansión de 7.000 metros cuadrados ubicada en un exclusivo barrio del oeste de Vancouver que ofrece unas impresionantes vistas al oceáno. Según publica «The Sun» en exclusiva, la mujer del príncipe Harry ya le habría echado el ojo a la propiedad, que cuenta con seis habitaciones y cinco baños en cuatro pisos con ventanas panorámicas

«El vecindario es conocido como un paraíso para la gente rica y tiene una atmósfera muy relajada. Estoy seguro de que serían muy felices allí, y serían recibidos con los brazos abiertos», señala un agente inmobiliario, según cita la publicación. Otra fuente comenta: «La casa es una verdadera joya en Kitsilano, uno de los barrios más deseables de Vancouver. El área es particularmente buscada por jóvenes triunfadores súper ricos y conscientes de la imagen». 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Harry y Meghan ya no serán altezas reales y pagarán la reforma de su mansión