Jesús tiene ELA y quiere una ley que permita morir con dignidad

Sus hijas le ayudaron a hacer un vídeo en el que reivindica la regulación de la eutanasia


A Coruña / la voz

A Jesús Vázquez Conde le diagnosticaron esclerosis lateral amiotrófica (ELA) hace dos años. Ayer, en una abarrotada Casa Museo Casares Quiroga, en A Coruña, participó en una mesa redonda sobre la muerte digna y el suicidio asistido, junto a Ascensión Cambrón, presidenta de la entidad Dereito a Morrer Dignamente Galicia, y el portavoz de En Marea, Luís Villares.

Vázquez recordó lo que en su día fue un «diagnóstico devastador», porque le dieron entre «tres ou cinco anos» de vida. Lo mismo le dijeron en Agaela, la asociación gallega que agrupa a los enfermos de ELA, que encontró con la ayuda de sus hijas. Explicó que allí le detallaron los tratamientos existentes, «para a agonía», y recordó también que allí habló «por primeira vez como enfermo, non como persoa activista», sobre la eutanasia.

Empezó a pensar sobre ella, sobre un tema que «non se pode tomar con lixeireza». Por eso es muy crítico con Pablo Casado (PP), al que reprochó tomarse «case a coña» la cuestión en una notoria rueda de prensa, y también rechaza la «indefinición constante de Ciudadanos» y la posición de Vox.

Su rechazo a esas posturas y a las «barbaridades» que se dicen en la Red sobre la situación en Holanda, donde el suicidio asistido está regulado, lo llevaron a hacer un vídeo, con ayuda de su hija pequeña, en el que recuerda los casos de María José Carrasco y Fernando Cuesta, y en el que reclama «unha lei para min é para todos» que despenalice la eutanasia. «Non quero unha lei para a agonía, quero unha lei por se chega un momento no que decido, coa miña familia e meus amigos, que quero facelo», añadió.

Espera que el acuerdo en Madrid y la formación de Gobierno desbloquee esa normativa. «Teño a esperanza de que o garantan nesta lexislatura, por min e por todas as persoas que o precisan», insistió.

Lo mismo piensa Ascensión Cambrón, aunque insistió en que es necesario estar vigilantes para evitar posibles carencias en la normativa. Cambrón también recordó el caso del gallego Ramón Sampedro como una clave para cambiar la percepción pública sobre la eutanasia.

Como hizo Luís Villares, que subrayó que el debate «non é sobre a morte, é sobre a vida, sobre o final dunha vida digna». El portavoz de En Marea anunció que su partido abrirá un debate en Galicia acerca de la necesidad de regular la eutanasia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Jesús tiene ELA y quiere una ley que permita morir con dignidad