Aterrizaje blanco en Lavacolla: «Cuando ves las primeras 3 o 4 luces ya sabes que vas a poder aterrizar»

C. Castro

SOCIEDAD

Cedido

Un piloto grabó estas espectaculares imágenes cuando se aproximaba al aeropuerto Rosalía de Castro

10 ene 2020 . Actualizado a las 10:15 h.

«Abróchense los cinturones, nos acercamos a Santiago de Compostela». Una frase parecida pudo sonar este miércoles a bordo del avión que iba a tomar tierra en Lavacolla pasada la una y cuarto de la tarde.

Enfrente el panorama era completamente blanco y anticipaba un aterrizaje cuando menos, más tenso de lo normal. Una densa niebla cubría la capital de Galicia y en concreto la pista de aterrizaje. «Entra dentro de lo normal, no pasa todos los días pero estamos preparados para eso. Hay más tensión, eso sí». El que habla es Enrique, quien iba a los mandos de ese avión y quien grabó estas imágenes tan espectaculares. «Dejamos la cámara ahí puesta y nos olvidamos. Pero es cierto que las vistas desde la cabina, las que no ve normalmente la gente, son espectaculares. Después ves los 12 minutos condensados en 27 segundos y es increíble».

La niebla este miércoles complicó la maniobra a bordo del Boeing 737. «Normalmente ves la pista antes. En este caso, no fue hasta los 150-100 pies (entre 30 y 45 metros de altura)». Así planteado, parece muy poca altura. «No te creas, no es mucha pero el límite para poder tomar tierra está en 50 pies. Si en ese momento no vemos la pista, hay que abortar el aterrizaje».