Salma Hayek y Charlize Theron podrían testificar contra Weinstein

Nora Quintanilla NUEVA YORK / EFE

SOCIEDAD

BRENDAN MCDERMID | Reuters

El juez amenazó con enviar a prisión al productor de Hollywood si seguía usando su móvil ante el tribunal

08 ene 2020 . Actualizado a las 14:29 h.

El productor de cine Harvey Weinstein comenzó la segunda jornada del juicio por abusos sexuales en Nueva York con una bronca del juez, que amenazó con enviarlo a prisión por usar el teléfono móvil, y siendo esquivado por buena parte de los candidatos a jurado, muchos de los cuales dijeron no poder ser imparciales. La sesión comenzó con una fuerte reprimenda del magistrado James Burke a los abogados de Weinstein por permitirle «enviar mensajes» en la sala y después le hizo a él directamente una pregunta retórica: «¿Realmente quiere usted acabar en prisión de por vida por mensajear y violar una orden judicial?».

Weinstein, de 67 años, está siendo juzgado por cinco delitos sexuales que le podrían llevar a una cadena perpetua en la Gran Manzana y el pasado lunes fue imputado por cuatro nuevos cargos similares en Los Ángeles, lo que ha generado preocupación en su equipo defensor. «Para un fiscal, esto es la mañana de Navidad: que el día de la selección del jurado (Weinstein) aparezca calumniado en todas partes», dijo su abogado Arthur Aidala, quien pidió infructuosamente retrasar el juicio y temió no conseguir un «jurado imparcial y justo» por los «prejuicios» hacia su cliente.

La abogada Gloria Allred, que representa a una denunciante, Mimi Haleyi, y a la única testigo identificada, Annabella Sciorra, opinó que esos argumentos podrían servirles de base para un recurso si consideran que no se obtuvo un «jurado imparcial». En cuanto a la imputación del productor en la víspera, que los defensores han tachado de «falsa coincidencia», Allred ironizó: «Desde el punto de vista del señor Weinstein, ¿alguna vez es un buen momento?».